Dentro de universo islámico una de las aristas más fascinantes, sin dudas ,se encuentra en el conocimiento irfaní o gnóstico .Una larga tradición al respecto se recoge desde los profetas e imaculados hasta grandes sabios iniciados en estas experiencias , donde uno de los puntos fundamentales es el estado de autoconocimiento  como  antesala para el avance en este sendero.El siguiente artículo nos resume este intresante tema tanto filosófico como espiritual.
Desde el punto de vista islámico se recomienda no apegarse con mucha intensidad a la vida de orden material, sin vivirla en plenitud y hacer por nuestro paso en la tierra todo aquello que sea necesario para beneficiarnos y beneficiar sobre todo a los demás dando un lugar especial al orden espiritual y obviamente ahí radica la importancia manifiesta de estas reflexiones, porque no nos olvidemos que el ser humano se lleva de esta vida nada más que sus obras.
Âsiah era la esposa del Faraón, quien era arrogante, malvado, malicioso, además que tenía malas creencias y cometía actos reprobables. El Sagrado Corán describe a Faraón como injusto, orgulloso, criminal, derramador de sangre y tirano. Âsiah se sentaba en el trono al lado del Faraón como la reina del gran país donde todo estaba a su alcance. Âsiah era un gobernante como lo era su esposo. Ella tenía gran autoridad y podía tomar lo que quisiera del reino y de la riqueza del país.
Nuevamente se inició la guerra mediática en contra del gobierno sirio; la manipulación mediática, así como el falso periodismo nuevamente está distorsionando la realidad en el caso de Guta Oriental, pues debemos aclarar que sus acusaciones responsabilizando a Rusia y al Gobierno sirio de las condiciones humanitarias de la zona y los ataques como hemos visto los que se basan en reportes del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una ONG abiertamente opositora a Bashar al Assad, cuya sede se encuentra en Londres, y a los Cascos Blancos, que han sido acusados de fabricar pruebas.
La motivación y el consejo dado por el Islam con respecto a la ciencia y a los sabios, fue el mayor medio de conocimiento con que los musulmanes se acercaron a la cultura y a las ciencias humanas. El Sagrado Corán exhorta a la gente sistemáticamente a pensar y meditar en la creación y a reflexionar sobre los secretos de las señales de Dios e indica frecuentemente la superioridad de los sabios y sus grados, incluso llegó a considerar a los “sabios” sucesores de Dios y de sus ángeles, esto mismo como dice Al-Ghazali (Algazel), es suficiente en el mérito y la posición de la ciencia.
De acuerdo a la visión islámica, en la sociedad también existen le­yes específicas que constituyen los moldes sobre la base de los que to­man lugar los cambios sociales. El surgimiento y decadencia de los pueblos, su fortaleza y debilidad, la llegada al poder de un grupo parti­cular, la sensatez o insensatez de una sociedad, están todos sujetos a las leyes que gobiernan una sociedad y su relación con otras sociedades. De esta manera, los sucesos históricos no son accidentales ni carecen de base. No están sometidos a un destino caprichoso. Todas las cosas en la sociedad como en la naturaleza están sometidas a una ley.
Los acontecimientos que desde hace algo más de una década vienen agitando el mundo árabe e islámico han convertido a éste en motivo de curiosidad periodística e intelectual. La reafirmación de valores religiosos con fines políticos ha motivado que muchas miradas busquen una nueva consideración del proceso de cambio social que allí se está dando. Para explicar este proceso, Occidente suele recurrir a categorías y conceptos sociales que no tienen nada que ver con la realidad de ese mundo, precisamente porque en él las creencias religiosas, que se están reafirmando  sólidamente, se presentan como la única seña de identidad frente a la dominación occidental que hasta hace poco ha sufrido.
En toda sociedad muchas veces se perpetran asesinatos. Frente a estos casos una religión completa y abarcadora como lo es el Islam, debe presentar un plan y programa justo y lógico para poder prevenir e impedir la repetición y perpetración de tales crímenes. Asimismo debe poder controlar las venganzas fuera de lugar y, en algunos casos, los abusos, con el fin de que los asesinos no se vuelvan más osados y no se derrame injustamente la sangre de los seres humanos.
La creencia en la existencia de Dios Creador del mundo, como hemos visto, constituye la base de la religión y es la diferencia fundamental entre la cosmo­visión religiosa y la materialista. Por eso, la primera cuestión con que se enfrenta el buscador de la verdad y a la que debe encontrar una respuesta correcta, es si existe Dios o no. Para encontrar dicha respuesta debe, como hemos explicado en la lección anterior, utilizar la razón hasta alcanzar un resultado definitivo, sea éste positivo o negativo.
Entender el significado espiritual de la ÿihad y su amplia aplicación a cada aspecto de la vida humana de acuerdo a lo que se entiende en el Islam, es necesario recordar que la base misma del Islam sobre la idea de establecer un equilibrio dentro del ser del hombre así como en la sociedad humana donde funciona y lleva a cabo los objetivos de su vida terrenal. Este equilibrio, que es el reflejo terrenal de de la Justicia Divina y la condición necesaria para la paz en el dominio humano, es la base sobre la cual el alma toma su lucha hacia esa paz que, en términos de uso cristiano, se denomina “entendimiento de paz”.

Pagination