Me imagino que ustedes deben tener un concepto un tanto confuso tanto del Islam, como de los musulmanes y del pueblo iraní; del mismo modo que nosotros tenemos un concepto bastante confuso del pueblo de América Latina y eso es debido a que, desgraciadamente, los medios de comunicación, muchos de ellos, se ha encargado de tergiversar la imagen tanto del Islam como de Irán, a nivel mundial, sin la posibilidad de poder responder a dicha campaña publicitaria y, desgraciadamente, cuando se nos da la posibilidad de poder responder, somos censurados.
Hussain, acompañado de 72 fieles, junto a sus respectivas familias dan comienzo a su marcha hacia la ciudad de Kufa, para asumir el califato y encabezar así la oposición al segundo Califa Omeya Yazid, que representaba la imagen viva del gobernante injusto y alejado de la línea de moral islámica. A pesar de los llamados de sus seguidores a no acudir con sus familias a Kufa, Hussain convencido de la justeza de sus planteamientos y conducta responde antes de partir a su destino “... La muerte es ciertamente para la humanidad, al igual que la traza del collar en el cuello de las mujeres jóvenes. Soy un enamorado de mis ancestros como el entusiasmo de Jacob a José... Todos, quienes vayan a dar tributo de su sangre para nuestro bien y estén preparados para encontrarse con Alá, deben partir con nosotros...”.En la noche anterior a la batalla, Hussain reunió a sus hombres para recordarles que como hombres libres, eran también libres de abandonar el campamento, protegidos por las sombras de la noche o de otro modo afrontarían una muerte segura junto a él. Ninguno de los hombres de Hussain lo abandonó. Hussain comandó las fuerzas de su menguado pero valeroso ejército en una lucha desigual. Hussain y 72 de sus seguidores murieron con él en Kerbala en un sacrificio que lo signa como el mártir por excelencia del mundo chií...
Después de los ataques perpetrados a la petrolera Aramco el pasado 14 de septiembre , en respuesta y en legítima defensa de los más de 4 años de agresión e invasión saudí y aliados hacia la República de Yemen, los medios de comunicación corporativos mediante los mainstream , solamente reflejaron los informes en torno al aumento del precio del petróleo, dejando de lado el genocidio, y la hambruna contra el pueblo yemeni.
Que algunos muftis wahabis de Arabia emitan fatuas por las que se llama a las fuerzas de ocupación saudíes en Bahrein a no tener consideración alguna con la población local, incluso llegando al asesinato o a la destrucción de sus mezquitas y otros centros religiosos, por el simple motivo de seguir una corriente islámica diferente a la de ellos; o que fatuas de este tipo también sean emitidas para que esas fuerzas sudíes repriman, con la misma argumentación, igualmente a la propia población árabe que se manifiesta desde hace meses en varias ciudades del reino wahabi, exigiendo de igual modo unos mínimos derechos de ciudadanía, es algo que no nos sorprende porque desgraciadamente parece ir ligado a la animalidad intrínseca a ese modo de entender la vida y el propio Islam, y por que no, a la complicidad histórica del wahabismo con los intereses coloniales de Occidente, al menos desde la creación del reino saudí.
Después de que Baha’ullah proclamó ser “quien Dios lo manifestó”, envió cartas y tabas a los reyes, líderes religiosos y políticos del mundo proclamando varios tipos de autorías divinas para sí mismo. La más relevante de estas proclamaciones fue ser “la Divinidad y señorío” de la creación. “Dios de los dioses”, el “Creador del mundo”, quien es “No ha engendrado, ni ha sido engendrado”, “Dios único encarcelado”, “Obedecido verdadero” y “Señor que ve todo y nadie puede verlo”, entre otros fueron los apodos que él le dio a sí mismo.
Desde el inicio del desarrollo de la civilización humana, cuando se fundaron los gobiernos, se han adoptado varios modelos para administrar la sociedad bajo su autoridad. Un tipo de gobierno es la democracia, cuyos orígenes se remontan a la antigua Grecia y su concepto de demos (?????) y que con el paso del tiempo ha experimentado muchos cambios; hoy en día ha llegado a ser, aparentemente, la forma de gobierno en la mayoría de los países occidentales, bajo el nombre de “gobierno del pueblo para el pueblo”.Estas formas de gobierno laico han arremetido contra gobiernos islámicos como el que desarrolla la República Islámica de Irán demonizándolo de antidemocrático por su posición religiosa.Este artículo hace referencia a la relación Islam-democrácia desde la óptica religiosa. 
Esta tradición recoge una gran filosofía, que para muchos en Occidente todavía es desconocida y de ahí la mala interpretación; pues la tradición del sacrificio es un símbolo de lucha contra los deseos materiales, el peregrino con entusiasmo y sin rencor regala a su amigo, de la misma manera Dios ha pedido que de las partes del sacrificio den a los necesitados.
¿Cuál es la “riqueza millonaria” del líder iraní que Estados Unidos sancionó?; pues hay que manifestar que el despacho del líder es un edificio sencillo, con un mobiliario muy simple que incluye una mesita y una alfombra; sin embargo se debe subrayar que es millonario para los funcionarios norteamericanos, que desconocen las dimensiones de la cosmovisión islámica, porque fue desde allí que se ha desafiado a Washington, enseñando que el pueblo iraní es una nación libre y soberana con una ligazón divina hacia Dios.
El Sagrado Corán guía a la Ummah a que se agrupe bajo el concepto del Tauhid o unicidad divina, que se aferre a Allah y se mantenga unida. “Y ciertamente que ésta es vuestra comunidad, la cual es una sola y que Yo soy vuestro Señor. ¡Temedme, pues!” De esta manera, el Corán le expone a la Ummah los elementos para su unidad, que son:...
Es difícil que pueda hallarse alguna atracción y repulsión equivalentes a la de ‘Alí (P) en cualquier lugar y época. Tuvo compañeros y seguidores de enorme envergadura, verdaderas personalidades históricas, dispuestos siempre al sacrificio, esforzados, ardiendo de amor por él como llamas de una hoguera, plenos de luz espiritual. Consideraban que dar sus vidas por su causa era su mayor objetivo y gloria, desatendiendo todo por su apego a él. Años, siglos han pasado desde la muerte de ‘Alí, pero todavía esta atracción irradia su luz y la gente es deslumbrada cuando se vuelve hacia ella.