Después de que Baha’ullah proclamó ser “quien Dios lo manifestó”, envió cartas y tabas a los reyes, líderes religiosos y políticos del mundo proclamando varios tipos de autorías divinas para sí mismo. La más relevante de estas proclamaciones fue ser “la Divinidad y señorío” de la creación. “Dios de los dioses”, el “Creador del mundo”, quien es “No ha engendrado, ni ha sido engendrado”, “Dios único encarcelado”, “Obedecido verdadero” y “Señor que ve todo y nadie puede verlo”, entre otros fueron los apodos que él le dio a sí mismo.
Desde el inicio del desarrollo de la civilización humana, cuando se fundaron los gobiernos, se han adoptado varios modelos para administrar la sociedad bajo su autoridad. Un tipo de gobierno es la democracia, cuyos orígenes se remontan a la antigua Grecia y su concepto de demos (?????) y que con el paso del tiempo ha experimentado muchos cambios; hoy en día ha llegado a ser, aparentemente, la forma de gobierno en la mayoría de los países occidentales, bajo el nombre de “gobierno del pueblo para el pueblo”.Estas formas de gobierno laico han arremetido contra gobiernos islámicos como el que desarrolla la República Islámica de Irán demonizándolo de antidemocrático por su posición religiosa.Este artículo hace referencia a la relación Islam-democrácia desde la óptica religiosa. 
Esta tradición recoge una gran filosofía, que para muchos en Occidente todavía es desconocida y de ahí la mala interpretación; pues la tradición del sacrificio es un símbolo de lucha contra los deseos materiales, el peregrino con entusiasmo y sin rencor regala a su amigo, de la misma manera Dios ha pedido que de las partes del sacrificio den a los necesitados.
¿Cuál es la “riqueza millonaria” del líder iraní que Estados Unidos sancionó?; pues hay que manifestar que el despacho del líder es un edificio sencillo, con un mobiliario muy simple que incluye una mesita y una alfombra; sin embargo se debe subrayar que es millonario para los funcionarios norteamericanos, que desconocen las dimensiones de la cosmovisión islámica, porque fue desde allí que se ha desafiado a Washington, enseñando que el pueblo iraní es una nación libre y soberana con una ligazón divina hacia Dios.
El Sagrado Corán guía a la Ummah a que se agrupe bajo el concepto del Tauhid o unicidad divina, que se aferre a Allah y se mantenga unida. “Y ciertamente que ésta es vuestra comunidad, la cual es una sola y que Yo soy vuestro Señor. ¡Temedme, pues!” De esta manera, el Corán le expone a la Ummah los elementos para su unidad, que son:...
Es difícil que pueda hallarse alguna atracción y repulsión equivalentes a la de ‘Alí (P) en cualquier lugar y época. Tuvo compañeros y seguidores de enorme envergadura, verdaderas personalidades históricas, dispuestos siempre al sacrificio, esforzados, ardiendo de amor por él como llamas de una hoguera, plenos de luz espiritual. Consideraban que dar sus vidas por su causa era su mayor objetivo y gloria, desatendiendo todo por su apego a él. Años, siglos han pasado desde la muerte de ‘Alí, pero todavía esta atracción irradia su luz y la gente es deslumbrada cuando se vuelve hacia ella.
El desarrollo histórico de las escuelas de pensamiento, especialmente con una visión económica en Occidente, está entre tres dimensiones :La religiosa( judeocristiana),la capitalista y la comunista.Este artículo forma parte del ciclo de conferecias que el filósofo iraní Rahompur Azqadi realizó en Latinoamérica.
¿Hasta cuándo los musulmanes tendrán que continuar aguantando este odio de desprecio e intolerancia?, ¿Hasta cuándo se continuarán defendiendo las leyes de la América, y la Europa cristiana, contra los musulmanes percibidos como invasores?; ¿Hasta cuándo se debe tolerar que el terrorismo blanco no es una amenaza?
Latinoamérica está viviendo su hora, dicen, al formarse el CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, dejando afuera por primera vez en la historia a Estados Unidos y Canadá), los treinta y tres presidentes de Estado reunidos en Caracas, el 2 y 3 de diciembre del presente año (2011).
Al finalizar la llamada Guerra Fría y posiblemente con el propósito de buscar un nuevo enemigo que le permitiera al imperio continuar sus guerras para la dominación mundial, sus ideólogos elaboraron la teoría del “choque de civilizaciones”, que en la práctica se ha traducido en una guerra contra el mundo árabe-islámico.