RECORDANDO A MARWA El-SHERBINI:

“LA MÁRTIR DEL VELO”

Marwa El-Sherbini de 31 años de edad farmacéutica residente en Alemania, fue asesinada durante la celebración de un juicio por injurias en Dresde. Se encontraba en un tribunal de esta ciudad, acompañada por miembros de su familia, para asistir a un juicio contra su asesino, que pocos meses antes la había insultado gravemente llamándola, entre otras cosas, "terrorista" por llevar la vestimenta islámica (hiyab).Según la fiscalía alemana, el acusado profesaba un profundo odio hacia los extranjeros, especialmente hacia los musulmanes.

Fue asesinada el 1 de julio de 2009, durante la celebración de un juicio por difamación contra el ciudadano alemán de 28 años Axel W. Antes de que el juez dictase la sentencia, Axel W. le dijo a Marwa: “No mereces vivir.” Inmediatamente después de pronunciarse el veredicto, atacó a la mujer con un cuchillo ante la mirada atónita de los presentes. Marwa El-Sherbini recibió 18 puñaladas, muriendo casi en el acto. Su marido Elwi Okaz resultó herido de gravedad cuando trató de defenderla.

La Corte de Justicia de Dresde, donde se produjo el crimen

Marwa El-Sherbini nació el 7 de octubre de 1977 en el seno de una familia de clase media de Alejandría. Sus padres Ali El-Sherbini y Laila Shams son químicos de profesión. En 1995 finalizó sus estudios de secundaria en el English Girls College (EGC) de Alejandría.

Entre 1992 y 1999 fue miembro de la selección egipcia de balonmano. En el año 2000 obtuvo la Licenciatura en Farmacia.

En el año 2005 se trasladó a Alemania junto a su marido Elwi Okaz, biólogo genetista y profesor en la Universidad egipcia de Minufiya. Primero residieron en Bremen, y desde 2008 lo hacían en Dresde, donde Elwi realizaba su doctorado en el Instituto Max Planck de Biología Celular, Molecular y Genética.

Tenían un hijo llamado Mustafa, nacido en el 2006. En el momento de su asesinato Marwa estaba embarazada de tres meses.

En agosto del 2008 se encontraba en un parque con su hijo, cuando un joven alemán la empezó a insultar diciéndole cosas como “islamista”, “terrorista” o “perra”.

Ella puso la correspondiente denuncia, y el fiscal del caso pidió la pena más alta para el acusado Axel W., de 28 años, por un delito de injurias con el agravante de xenofobia.

Funeral de Marwa El-Sherbini en Alejandría

Antes de ser repatriado el cadáver, alrededor de 2.000 musulmanes residentes en Alemania le rindieron un último homenaje en la mezquita berlinesa de Dar al Salam.

Su cuerpo fue envuelto en una tela negra grabada con versos coránicos. Cuando el ataúd fue sacado a hombros de la mezquita, los asistentes gritaron “¡Allahu Akbar!” (Dios es grande) hasta que fue depositado en un coche para llevarlo al aeropuerto.

El funeral se realizó el 6 de julio en Alejandría, y a él acudieron miles de personas, incluyendo autoridades egipcias y diplomáticos alemanes. La embajada alemana en Egipto condenó lo ocurrido y subrayó que no se trataba de un acto de persecución contra los musulmanes.

Muchos musulmanes están indignados ante el creciente racismo en Alemania y en Europa en general. Sulaiman Wilms, jefe de comunicación de la Unión Musulmana Europea, afirmó que este suceso era un ejemplo, al menos parcialmente representativo, de la situación a la que se enfrentan los musulmanes residentes en Europa. Laila Shams, la madre de Marwa, ha contado a la prensa cómo su hija tenía muchas dificultades para encontrar trabajo debido a su religión.

Se abre el juicio por la “mártir del velo” en Alemania

El hombre acusado de matar en un tribunal a Marwa al-Sherbini, , fue a juicio en Alemania el lunes 26 de octubre en un caso que inflama los ánimos en todo el mundo musulmán.

Una foto en conmemoración de la mujer egipcia asesinada Marwa al- Sherbini es vista adelante de los tribunales regionales en Dresde

Los fiscales dijeron que el acusado, identificado conforme con la práctica jurídica alemana solamente como Alex W., apuñaló a Marwa al-Sherbini al menos 16 veces en tres minutos el 1 de julio.

En el primer día del juicio al acusado Alex Wiens, un alemán nacido en Rusia, en la ciudad oriental de Dresden, en medio de estrictas medidas de seguridad, el marido de la víctima Elwy Okaz dio el testimonio desgarrador en la misma corte donde fue asesinada su esposa.

Unos 200 agentes de policía estaban a mano luego de haber sido reportadas amenazas de muerte en Internet contra los acusados, que aparecieron ante el tribunal detrás de un vidrio antibalas.

Okaz, dijo que Wiens hundió un cuchillo de cocina de 18 centímetros (siete pulgadas) en repetidas ocasiones sobre Marwa al-Sherbini, 31 años, que en ese momento tenía tres meses de embarazo de su segundo hijo. Cuando Okaz trató de acudir en ayuda de su esposa, él también fue apuñalado varias veces. ¡Okaz también fue herido a la vez en la pierna por un guardia que al parecer lo tomó por el atacante!

El viudo Elwy Okaz recibió un disparo en la pierna durante el ataque

Sherbini acababa de testificar contra Wiens en un juicio por difamación por llamarla “terrorista”, “islamista” y “perra” en una disputa en un patio de juegos. Ella murió desangrada en el lugar delante de su hijo Mustafa, de tres años y medio.

Describiendo los acontecimientos del 1 de julio, Okaz dijo que ni él ni su esposa habían sentido que estaban en peligro.” El perpetrador atacó de repente a mi esposa - la golpeó varias veces y cuando traté de ayudar, me golpeó también. Fue entonces que me di cuenta que tenía un cuchillo y que la había apuñalado.” Okaz, de 32 años -genetista de edad, dijo a la corte baja. “Entonces él comenzó apuñalarme a mí también.”

El fiscal Frank Heinrich dijo que el ataque fue conducido por el racismo.”Él apuñaló por el odio puro hacia los no europeos y los musulmanes. Quería aniquilarlos,”  dijo a la corte, donde muchos, incluyendo Okaz, llevaban pin con la imagen de la cara radiante de Sherbini.

Wiens, de 28 años, siguió el testimonio con su cabeza entre las manos y cubierta por una capucha, con sus ojos ocultos detrás de una gafas de sol, a pesar de los 50 euros (75 dólares) de multa (!) impuestos por el juez que presidía la corte, Birgit Wiegand, cuando se negó a quitárselos. Él además se negó a dirigirse al tribunal.

Alex Wiens entró con una capucha y gafas de sol, que el juez le pidió que eliminara

El ataque y la lenta reacción de los medios de comunicación y de la clase política alemana, provocó acusaciones por el manejo negligente de los crímenes de odio contra los musulmanes. El gobierno egipcio demandó en todo momento la pena máxima por Alex W., que es la vida en la cárcel bajo la legislación alemana - la pena que los fiscales están buscando.

El 11 de noviembre pasado el acusado fue condenado a cadena perpetua.

http://www.women.org.ir/
Traducido al español para U.M.M.A por Fátima Elía

REFLEXIÓN

Nuevamente la islamofobia cobra una víctima, efectivamente Marwa Al-Sherbini, una mujer como cualquiera de nosotras ha encontrado la muerte en un tribunal, que irónicamente iba a reivindicarle sus derechos como persona y como mujer, a manos no solo del autor material Axel W sino además a manos de la justicia alemana que asistió en forma pasiva a semejante horror y que dado los hechos obviamente tácitamente permitió.

El hecho tuvo muy poca difusión y fue tratado con mucha liviandad por las autoridades alemanas, lo cual es una forma más de tratar de restar importancia a la vida de un ser humano y primar el odio racista y religioso contra quien profesa la religión musulmana.

Cómo se explica que se permita ingresar a un tribunal a un agresor sin tomar recaudos, cómo llega este a dar dieciocho puñaladas a una persona sin que nadie lo detenga y por último cómo pueden los policías federales que luego ingresaron al recinto confundir la identidad del atacante y herir al esposo de la víctima y no al verdadero agresor.

Sólo hay una palabra que rotula esta situación “complicidad”, recordemos que hablamos de Alemania uno de los países en donde surge el neo nazismo, movimiento basado en la fobia étnica.

Hacemos un llamado a todas aquellas personas que bregan por la paz y la defensa de los verdaderos derechos humanos cualquiera sea su etnia y religión a hacer unánime este repudio y a unir nuestras fuerzas para que este caso no sea uno más sino el último. Pero realizarlo en forma positiva y efectiva recurriendo a los canales jurídicos necesarios, llegar a una corte suprema internacional para que realmente se termine con la impunidad de los islamofóbicos y sus actos aberrantes y de lesa humanidad. Pero también desde lo social hay un largo y arduo trabajo por realizar, educando desde las escuelas para la diversidad religiosa y la tolerancia hacia el prójimo, desde los medios de comunicación que son los canales casi absolutos de la fomentación de la intolerancia de todo tipo y grandes creadores y participantes de la islamofobia dando por ejemplo información sectarista y conducente. Parafraseando a Mariano Moreno (es uno de los héroes argentinos, abogado, periodista y político tuvo un papel muy importante en la revolución de mayo la cual se originó para independizarse el pueblo argentino de los españoles) que dijo:”La ignorancia hizo y hará tiranos y esclavos,”  nosotros decimos la ignorancia sobre el Islam y la mujer hará víctimas y victimarios.”

 

Extraído de la revista Kauzar N. 56 y 57

 

Todos derechos reservados.

Se permite copiar citando la referencia.

www.islamoriente.com

Fundación Cultural Oriente

Article_image
Article_rate