Hacia un verdadero significado de la infancia

Sdenka Saavedra Alfaro

Periodista y escritora 

Asociación de la Comunidad Islámica Ahlul Bait Bolivia

srsaavedra@yahoo.es

Niñez, término que de acuerdo a la R.A.E (Real Academia de la Lengua Española) es un periodo de la vida humana comprendido entre el nacimiento y la adolescencia, donde el desarrollo cognitivo y afectivo, por ende la psicología motriz del niño están abiertos al conocimiento, donde se afianza el carácter, el comportamiento; en esta etapa el niño descubre, transforma y a partir de aquí se edificará su futura personalidad.

Si analizamos un poco esta definición sostendríamos que todo lo que le sucederá al niño sea bueno o malo en este periodo de vida marcará y dejará huella a lo largo de su existencia. Y si investigamos otro poco nos encontramos con una realidad tormentosa al menos en gran parte de occidente, pues según el I.N.E (Instituto Nacional de Estadística) de Bolivia cada día existe un importante aumento en las denuncias de violencia familiar contra menores; la violencia física y psicológica generan una falta de contención que los empuja a las calles a trabajar desde muy temprana edad, a esto se suma la injerencia en consumo de alcohol, drogadicción, tabaquismo, la desnutrición; etc.…

Y si no son maltratados vemos que el mismo ambiente que a ellos los rodea como por ejemplo: la Televisión que según muchos teóricos en la comunicación de masas entre ellos Marshall Mac Luhan[1], que la cataloga como un medio de comunicación poderoso que tiene muchos efectos negativos en la actualidad con  respecto a los niños, ya que muchos de los valores que se resaltan en los programas, que ponen en la televisión, están relacionados con la competitividad, la violencia y el consumo y que sus anuncios publicitarios están enfocados a estimular el consumo de bebidas alcohólicas, cigarrillos y un sinfín de productos que dañan el cuerpo y el espíritu; es decir que en la Televisión se ha constituido en un mero aparato de ocio y no en una herramienta educativa que pueda brindar un aprendizaje saludable para los niños con programas culturales, de educación alternativa, un ejemplo son los títeres, programas para niños donde ellos a través de socio dramas recrean la realidad y la conocen, juegan aprendiendo, como lo sostiene el Dr. Luis Ramiro Beltrán. [2]

Otros aspectos que hay que tomar en cuenta son también, el mal ejemplo de los padres, que no educan a sus hijos,  los malos amigos, etc.…los arrastran a despertar de esa inocencia cristalina y pura de la infancia. ¿Qué hacer al respecto?, ¿Cómo parar esta hecatombe?, los niños son el presente y futuro del mañana, ellos guiarán el mundo.

Desde otra perspectiva, como un horizonte alternativo se perfila un Estado Islámico, más concretamente la ciudad de Qom, como el paraíso terrenal, sin contaminación, ni vicios,  lugar donde existe mucha fe en el aire, donde se siente en el aroma inocencia y en el cual se puede observar el rescate de valores morales, éticos. ¡No todo está perdido¡ aquí los niños viven a plenitud su infancia, pueden jugar y crecer aún con una mentalidad sana, decente sin malicia, los medios de comunicación como  la Televisión imparten programas totalmente educativos, así como también sus spots publicitarios en todos los medios de comunicación, ya que son herramientas educativas para los niños.

Por otro lado, existe un buen ejemplo de los padres por generaciones porque el Sagrado Corán así lo dice, y a todo esto inmediatamente respondo que  es el Islam, este sistema de vida que da luz a la existencia, que ampara, que le da una prioridad absoluta a la educación de los niños.¨ Los niños son como una rama verde y tierna; pueden fácilmente ser doblados en cualquier dirección. Si no se les concede la educación religiosa adecuada en esta etapa, solamente AIlah puede entonces salvarlos de las influencias engañosas ¨.Según dicho del Profeta (B.P.D).

El islam insiste en el fortalecimiento, formación, crecimiento e independencia de la inteligencia, porque se ve que la causa principal de las desgracias que se suscitan en la niñez a consecuencia de muchos factores y uno de ellos es el económico, la falta de una buena educación, una moral fuerte y un gran vacío espiritual.

Al respecto el Maestro Mutahhari manifiesta que la Educación significa Formación, puesto que podemos educar a alguien para que sea valiente o no, también podemos enseñar a alguien a que sea honrado o trabajador o al contrario, que hagamos de nuestro hijo(a) una persona deshonesta o mentirosa. El fortalecimiento del espíritu y de la voluntad sirve para que, en cualquier circunstancia, la fuerza mental pueda pensar, la voluntad moral pueda decidir y luchar contra las malas costumbres. El Islam insiste en el fortalecimiento y pureza del espíritu. En que es preciso formar y preparar la voluntad del niño con la purificación y el fortalecimiento interior para que con su voluntad moral, cuando crezca, pueda poseer la fuerza y seguridad necesaria. También la devoción, como elemento para la educación y el aprendizaje de una moral superior, son recomendados, para la integridad de la voluntad del hombre.

El Islam hace hincapié en la educación de los hijos como una premisa fundamental, y  desde el punto de vista del Corán los dichos de Ahlul Bait y desde la historia se dilucida que el padre y la madre tienen influencia sobre el destino de los hijos. La influencia de los padres en la felicidad o infelicidad de sus hijos es tal que se ha transmitido del Profeta (B.P.D).¨El vientre de la madre es el terreno en el cual se forma la felicidad o infelicidad del niño¨.

Es por esa razón que aquí vemos niños  con una mentalidad totalmente sana, sin malicia, con una inocencia que es también brindada por los medios de comunicación como es la Televisión, donde existen programas educativos, sin persuasión a la violencia, al consumismo o a la competitividad, desde mi propia visión  compruebo que la inexistencia de alcohol, bares, lenocinios[3], discotecas u otros lugares donde en la otra parte del mundo [4]con mucha normalidad asiste para según ellos relajarse de todo el trabajo o estudio y para divertirse dando rienda suelta al libertinaje, y este tipo de ejemplo es transmitido de padre a hijo, de amigo a amiga, etc.…Hacen una sociedad íntegra libre de toda corrupción, libre de toda malicia. Los niños en la República Islámica de  Irán y me refiero a los de Qom especialmente,  viven una niñez a flor de piel, con muchos valores transmitidos por sus padres, por la escuela, los medios y sobre todo por el Islam. El Imam Alí (P), subraya la importancia de la educación en estos términos: ¨El tesoro más preciado es el saber y la sabiduría; el peor de los males es la ignorancia¨.

Lo más destacable dentro de la educación de los niños en el Islam está en el conocimiento y enseñanza de las virtudes, la moral, y todo aspecto positivo que se le debe dar a los hijos, como es la honestidad, la abnegación, el egoísmo, la paciencia, la comprensión, la hospitalidad, evitar el sarcasmo, la ira, las discusiones, las conjeturas y hacer hincapié en el perdón, el respeto a los padres, las buenas palabras; etc.…

Por otra parte, un aspecto importante es que en el Islam se destacan  3 etapas en la vida del ser humano, y cada parte hace notar la importancia del apego a lo espiritual, es que todo lo que proceda de las normas prácticas de esta hermosa forma de vida pone orden a nuestras vidas, como lo menciona Sayyed Said A. Razavi[5], la primera etapa es hasta los 7 años, es esencial edificar el comportamiento y el buen carácter, haciéndole conocer al niño la espiritualidad a través de la religiosidad, esto está resumido en  el siguiente hadiz (tradición) :

"Abdullah ibn Fadl narra del Imam Muhammad al -Baquer (P.) o del Imam Yafar as-Sadiq (P.):

"Cuando el niño alcanza los 3 años, enséñale siete veces a recitar: la ilaha illal Lah (No hay más divinidad que Allah). Entonces déjalo en eso hasta que tenga 3 años, 7 meses y 20 días; entonces enséñale a decir: Muhammadun Rasulul Lah (Muhammad es el Mensajero de Allah). Entonces déjalo en esto hasta que complete los 4 años y luego enséñale siete veces a decir: sallal Lahu 'ala Muhammadin ua ali Muhammad (Bendiciones a Muhammad y a la familia de Muhammad). Entonces déjalo en eso hasta que alcance la edad de 5 años.

"Pregúntale después cuál es su mano derecha y cuál su izquierda. Cuando lo sepa, hazle volverse hacia la quiblah y dile que haga sayydah (prosternación). Así debe continuar hasta que el niño tenga 6 años. En ese momento se le debería decir que orase y se le debería enseñar el ruku' (inclinarse) y la sayydah.

Cuando cumpla los 7 años, se le debería pedir que lavase sus manos y su cara y que rezase, continuando así hasta que alcance la edad de 9 años, cuando se le debería enseñar hacer wudu (ablución ritual antes de la oración) y el salat (oración). Cuando aprenda apropiadamente hacer el wudu y el salat, Allah perdonará las faltas de sus padres".

La segunda etapa es el de la educación formal, la piedra angular del futuro,  se le debería dar al niño la enseñanza religiosa necesaria para que no sea engañado por nadie, ni en la creencia, ni en la acción. Los niños son como hojas tiernas que fácilmente pueden ser doblados por cualquier dirección.

La tercera etapa es el periodo de ganar el sustento propio y en el que también los hijos deberían casarse, para evitar tener sexo con varias personas a la vez, y así comenzar con una vida promiscua. Ya que el deseo sexual en el Islam debe ser complacido únicamente en el matrimonio.

(Ver la continuación en archivo pdf)

Todos derechos reservados.

Se permite copiar citando la referencia.

www.islamoriente.com

Fundación Cultural Oriente

 

[1] Mac Luhan Marshall (1911-1980) “El medio es el mensaje”.

[2]  Dr. Beltrán Luis Ramiro Boliviano, doctor en Comunicación Social, consejero regional para América Latina de la Universidad John Hopkins. 
 

[3] Casas de prostitución, sinónimo: burdeles.

[4] Referencia a una mayoría de  los países de la civilización occidental.

[5] Sayyed Said A. Razavi. ¨La vida familiar en el Islam¨, edit. Al Hoda, 1989.

Article_image
Article_rate
Average: 3 (1 vote)