Los principios teóricos de la Revolución Islámica, historia, desarrollo y futuro de la Revolución Islámica

Conferencia del Profesor Rahimpur Azqadi

(Venezuela – 2011)

 

Traducción: Sheij Suhail Assad

Desgrabación: Fabiana Ríos

Corrección: Sheij Abdulkarim Paz

Presentador:

En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso, la paz de Dios sea con todos sus profetas; especialmente Adán, Noé, Moisés, Abraham, Jesús y Muhammad.

Muy buenas tardes, bienvenidos, es un placer estar nuevamente junto al Dr. Hassan Rahimpur, que es un pensador contemporáneo iraní de bastante relevancia en la República Islámica de Irán. Acaba de llegar desde Irán ayer, hoy es la tercera conferencia que tenemos en Caracas, en una gira a algunos países de América Latina. Durante la mañana hemos estado tocando algunos temas referentes a la filosofía política del Islam y en esta oportunidad trataremos de tocar temas referentes al pensamiento ideológico de la revolución islámica y los principios teóricos de dicha revolución; cuando hablamos de revolución, estamos hablando de la Revolución Islámica de la República Islámica de Irán, así que los invito a escuchar las palabras del Dr. Rahimpur.

- Salam aleykum, la paz sea con ustedes

Les agradezco la presencia de ustedes en esta conferencia. Voy a hablar acerca de los principios teóricos de la Revolución Islámica. Mi tema lo voy a dividir en dos secciones, la segunda sección que va a tratar sobre la historia, desarrollo y el futuro de la Revolución, lo voy a dejar para la segunda parte que es la sección de preguntas y respuestas.

En la primer parte voy a dedicar mi tiempo a uno de los principios teóricos fundamentales de dicha revolución que tiene una dimensión antropológica, estará más dedicada al tema de los derechos, así que esperemos que esa primera sección sea una introducción para la segunda parte de mi conferencia.

La no discriminación y la igualdad

Obviamente que cuando hablamos de los principios teóricos de la Revolución Islámica en Irán, no podemos distinguirlos de los principios teóricos del Islam. En realidad, existe una gran relación entre estos dos campos, la teoría o los principios teóricos de la revolución islámica y la teoría del Islam en cuanto revolución. Nosotros creemos que dichos principios son comunes a todas escuelas de pensamiento islámicas. En el Islam tenemos una división, el Islam sunnita y el Islam shiíta, o los musulmanes sunnitas y los musulmanes shiítas, similar a la división que existe en el cristianismo entre católicos ortodoxos y protestantes; con la diferencia que con respecto a los principios teóricos de esta dimensión, entre el sunnismo y el shiísmo casi no existen diferencias, los dos tienen una misma visión teórica, a no ser en ciertos casos que ya son detalles específicos y no son principios  fundamentales.

Uno de los principios teóricos fundamentales de nuestra revolución, y por ende del Islam, es que nosotros creemos fervientemente que no debe existir ningún tipo de lucha en contra de ninguna religión, de ningún grupo social, de ninguna clase, de ninguna raza, de ninguna etnia, de ninguna cultura, de ninguna lengua; es necesario que entendamos que estamos en contra, con un principio teórico de nuestra revolución, de cualquier tipo de discriminación y cualquier tipo de deshonra y cualquier falta de respeto hacia el ser humano.

El Corán dice que ningún pueblo debe burlarse de ningún pueblo, es decir, nadie tiene derecho a poder burlar a otro pueblo por el simple hecho de ser diferente. La diferencia religiosa entre las personas no puede ser un impedimento para faltar el respeto… no puede ser una puerta para faltar el respeto al otro. El profeta Muhammad, que construyó el primer gobierno islámico en Medina, en la actual Arabia Saudita, cuando instituyó dicha entidad, estableció que tanto los judíos como los cristianos deben ser respetados. Sus derechos, los derechos de los judíos y los cristianos, son iguales a los derechos de los musulmanes bajo el gobierno islámico. Dice el profeta que en realidad no podemos ni amenazarlos ni imponerles algún tipo de carga por el hecho que sean diferentes en religión, sino que tenemos que respetarlos al igual que respetamos nuestros mismos derechos.

El Corán dice que la fe no viene con la espada ni se consigue con la espada. La fe es el resultado de la moral y el diálogo. Nosotros con los judíos y los cristianos somos una misma familia y adoramos a un solo Dios, creemos en una misma resurrección. Hasta en la guerra que tuvieron los musulmanes con el Imperio Romano, que en realidad no fue contra los cristianos, sino que fue contra el imperio en sí. Hasta en ese encuentro, en ese enfrentamiento, en esa guerra, el profeta estableció que dicha lucha, a pesar que es una guerra, tiene que ser moral, tiene que respetarse la moral, por eso prohibió terminantemente al ejército islámico quemar casas,  destruir casas, arrancar árboles, matar a niños, matar a inocentes, matar a mujeres, matar ancianos, matar enfermos, y fueron todas reglas claras para que se desarrolle una guerra simplemente con el enemigo y se respete la moral y los principios éticos. Hasta muchas de las guerras que le fueron impuestas al profeta Muhammad y a su ejército, él siempre decía que nosotros nunca debemos empezar una guerra, nosotros simplemente tenemos que dialogar; si ellos comienzan, nosotros nos defendemos, pero siempre somos nosotros los primeros que entregarermos muertos. Una vez, un musulmán le comentó al profeta que: “Yo me encontré con un cristiano y tuve que hacer una transacción comercial y lo engañé”, y él se enorgullecía de eso. El profeta le dijo: “Lo que hiciste es un gran error y tú no eres un musulmán, los derechos de los cristianos son nuestros derechos y deben ser respetados”.

En esa época existían dos grandes imperios que gobernaban el mundo, uno el Imperio Persa, en Oriente, y uno el Imperio Romano, en Occidente. El profeta se enfrentó con los dos imperios a causa de la defensa de los derechos de los débiles, de Occidente y de Oriente. Cuando uno de los comandantes del ejército musulmán se encontró con uno de los comandantes del ejército persa, en ese debate, el comandante persa le preguntó que ustedes qué es lo que desean, la respuesta de dicho comandante fue. “Nosotros no deseamos que ninguna raza esté por encima de ninguna raza, no deseamos que ninguna clase económica esté por encima de ninguna clase económica; no deseamos que ningún color, ningún pueblo ni ninguna lengua se siente superior a otro color, otra lengua u otra raza;  es lo único que deseamos.” Le dijo: “Nosotros queremos transportar al hombre de una servidumbre al hombre, a una servidumbre a Dios, o sea, de ser siervo del hombre a ser siervo de Dios.”

El Corán dice que aquél que mata a una sola persona es como si hubiese matado a toda la humanidad; y el alma de un ser humano es equivalente a siete mil millones de seres humanos que existen hoy en el mundo, y alguien que salve a una persona es como si fuera que salvó a todo el universo, ya sea una salvación espiritual o una salvación material.

Hasta en el comienzo del Islam, luego de la muerte del profeta, cuando un grupo quiso continuar con una serie de discriminaciones, ya sean étnicas o de otro tipo, el Imam Ali, que fue el sucesor del profeta Muhammad, discutió dicha cuestión y se quejó y la criticó. Muchos decían que como el profeta había sido árabe, el árabe es superior al no árabe, hasta los cristianos árabes creían que tenían que estar por encima de los cristianos no árabes. Algunos musulmanes que no eran árabes, vinieron y se quejaron ante el Imam Ali diciendo qué tipo de Islam es ése. ¿Acaso el profeta no dijo que todos los musulmanes, que todos los individuos del Islam son iguales frente el derecho en cuanto al tesoro nacional, al tesoro público? En respuesta Ali dijo: “¿Cómo  hablas así si el mismo profeta, cuando había venido un esclavo negro, de África, lo casó con una de las mujeres más ricas de esa ciudad?” Dijo Ali “¿Acaso no fue el profeta el que casó a la hija de un gran rico con Suhail, un griego que era un cristiano que se había transformado al Islam y no era árabe? ¿Acaso no trató igual a Salman, el persa que había sido esclavizado en Medina y servía en el palmar de un judío cuando fue comprado por el profeta y liberado, acaso no trató igual a Bilal, que era ex esclavo negro de Etiopía?” entonces ésa es la enseñanza del Islam. “¿Acaso no escuchaste que el profeta siempre trataba al pobre como al rico, cuando se encontraba con el pobre lo trataba igual que cuando se encontraba con el rico? No hacía diferencia ni distinción entre ellos, ¿acaso no recuerdas cuando en una reunión había una persona muy pobre y una persona muy rica con una vestimenta muy lujosa? Cuando se encontró con el pobre, el rico se hizo a un lado y apartó su ropa para que no la toque el pobre, el profeta lo miró con fastidio y le dijo “¿Acaso tienes miedo que su pobreza te contagie?”

El racismo europeo

Este tipo de pensamiento discriminatorio, racista, no es un pensamiento que pertenece únicamente a la Arabia pre-islámica y a los árabes antes del Islam, es algo que todavía, hoy en día, gobierna nuestros países. La modernidad del Occidente contemporáneo fue construida sobre la base de la discriminación de millones de personas, discriminación de los indígenas en América Latina, discriminación de muchos negros en África, y ante esa discriminación fue construida, entonces creemos que muchos hombres fueron sacrificados en pro de esa modernidad contemporánea de Occidente. Ustedes saben muy bien que lo que hoy conocemos como el desarrollo científico de Occidente fue creado a través de grandes diferencias raciales y sociales. Fue creado a través de la distinción de las clases sociales y  generó grandes diferencias entre los hombres. Ustedes saben que hoy en día hay muchos teóricos capitalistas que dicen que si ustedes les dan mucha comida a los pobres, los pobres crecen, se desarrollan y eso no es bueno, como una teoría establecida a nivel académico para cierto grupo, una especie de darwinismo social. Hay que eliminar a los pobres, no ayudarlos. Ustedes saben que han escrito muchos libros que hoy en día son enseñados en las universidades de Occidente, en donde dicen que cualquier tipo de intromisión en la justicia y la moral en la economía es un perjuicio para nosotros porque eso les da poder a los pobres para sentirse fortalecidos y eso no les conviene. Del mismo modo, en muchas ciencias de humanidades, y especialmente en la sociología en Europa, han creado escuelas y corrientes de pensamiento humanistas, en donde establecen que, en realidad, la raza blanca europea es una raza superior y que toda otra raza como la de los latinos o de los africanos o de los asiáticos, es inferior. Es una teoría que establecieron como escuelas de pensamiento sociológico en las humanidades europeas. Hay un científico famoso europeo, que decía en su teoría, que ha sido comprobado científicamente en la biología que una parte del cerebro del hombre europeo y occidental no está en el cerebro de los latinos y dijo que por eso, el europeo es superior a todas las demás razas. El Imam Jomeini dijo: “Eso que usted dice es su cola, no es una parte del cerebro”

Ustedes saben que cuando ocuparon América Latina, los españoles, los portugueses, los ingleses vinieron con una teoría de que el pueblo originario de América Latina no tiene derecho a vivir, debe ser sacrificado, hay que exterminarlo. Y con esa misma política nos tratan los norteamericanos, los ingleses y los sionistas a nosotros en Medio Oriente. Ustedes saben que hoy en día existen escuelas de pensamiento, especialmente sociológicas en Europa, en donde creen en una especie de determinismo del privilegio, en donde dicen que geográficamente hablando, socialmente hablando, Norteamérica y Europa Occidental tienen que ser el centro del universo y en base a eso poder establecer una línea de pensamiento. África, hoy en día, alberga a la mayoría de los hambrientos del mundo, los pobres y los desposeídos del mundo, bajo sus pies existen las minas de oro y diamante más grandes del mundo y eso está siendo explotado por un grupo de gente en Occidente, por europeos y americanos.

A partir del siglo XVI y parte del siglo XVII, ese hombre y esa civilización moderna europea ha invadido continentes como el continente Americano, el continente de Asia y el continente de África y con esas grandes invasiones creó exterminios humanos. Ellos mismos, hoy en día, con otro estilo ocupan desde Líbano, Palestina, Afganistán, Irak, hasta lo que están viendo hoy en día como el caso de Libia.

Esta gente, lo que primero que hace es teorizar, crear teorías acerca de la discriminación, acerca de las razas, acerca de los seres humanos, de los distintos géneros de hombres y después de crear esas teorías, comienzan con las invasiones y los ataques, basados en una serie de eslóganes que tienen conceptos como la democracia, la libertad, como los derechos humanos. Esa gente lo que hace en realidad, es establecer un salvajismo pero con eslóganes bellos. Nosotros, ayer, estábamos diciendo que cuando yo era pequeño me acuerdo que veíamos los films, las películas de Hollywood, en donde siempre ponían al pobre indígena luchando con el americano y lo ponían de una forma en que uno terminaba diciendo: “Bueno qué indio malo, por qué le hace eso al pobre americano, al pobre europeo”. Esa es la visión que ellos están inculcando en nuestra gente desde hace mucho tiempo. Del mismo modo, los medios de comunicación y los films de Holywood están creando esa misma imagen con los musulmanes, dicen todos esos musulmanes ignorantes, salvajes, sucios, terroristas, por qué hacen sufrir a ese pobre europeo, ese pobre sionista, ese pobre americano. Del mismo modo en el siglo XIX, comenzó un movimiento de escuelas de lingüística, en donde toda la publicidad estaba dirigida al hecho que las únicas lenguas válidas para el mundo, son las lenguas europeas, todas las demás son lenguas que están demás, en realidad y no son de relevancia específica. Ellos respetan a otros pueblos, a otras razas y otras etnias únicamente en la medida que ellos, esos pueblos, puedan servirles, puedan estar bajo su yugo. Antes del triunfo de la Revolución Islámica, el embajador de Inglaterra en Irán y el embajador francés que se llamaba Comte de Gobineau, teorizaban este tipo de cuestiones y las enseñaban de una forma académica. Este mismo embajador de Francia escribió libros en donde decía que la raza blanca europea ha dado conciencia al universo, ha dado conocimiento, y son los únicos que deben existir, todos los demás no son más que servidores de estar razas, tienen que trabajar para esta raza. Dice ese mismo tipo de pensamiento, esa misma forma de pensar es la que creó posteriormente el nazismo alemán, es la que creó el fascismo italiano, el sionismo israelí y el imperialismo inglés norteamericano.

En una conferencia hablé con uno de ellos y le dije: “Ustedes tienen que hacer un buen análisis de la historia europea. Ustedes saben que cuando en Europa existía una sola biblioteca con 800 libros, y esos libros ni siquiera eran libros científicos o académicos, eran libros que contenían súplicas o rezos o letanías de la Iglesia Católica, cuando Europa tenía 800 libros, nosotros teníamos en el mundo islámicos bibliotecas con un millón de libros”.“Ustedes no conocían ni siquiera el baño, cuando nosotros ya teníamos en el mundo islámico, baños. Cuando ustedes se enfermaban y por una pequeña infección cortaban una mano entera, nosotros ya teníamos hospitales especializados en el mundo islámico donde muchos de ellos se curaban con nosotros; entonces, esas son cosas que tienen que comprenderse. Si, tal como decía usted, hay una parte de más en el cerebro europeo, en dónde está esta parte que no podía comprender este tipo de cuestiones.”

Entonces, si un millón de iraquíes muere bajo el bombardeo norteamericano, no es muy importante. Si seis millones de palestinos tienen que vivir refugiados fuera de su tierra, eso no importa. Si 700 mil libaneses mueren o son bombardeados sus hogares, no es tan importante, del mismo modo que esos que hoy hablan de libertad, les dieron las bombas químicas, el armamento químico a Saddam Hussein para que extermine a los kurdos, eso tampoco es importante. Todo ese tipo de exterminio y de matanza de seres humanos no importa; pero si por casualidad una bomba explota en una calle de Israel o de cualquiera de sus lugares, sí, eso es importante porque mató a seres humanos, mató a gente. Lo que quiero decir, la sangre del hombre, para ellos,  no es importante, hay que ver qué tipo de hombre es el que muere. Para ellos hay hombres de primera calidad y de tercera calidad, ni siquiera somos considerados de segunda calidad.

En todo el mundo siempre que se tortura a una persona, los grandes torturadores enseñan cómo torturar a los hombres en las escuelas de Norteamérica, Inglaterra, Francia e Israel. Las grandes escuelas de tortura están, hoy en día, en esos países. Los mismos que nos enseñan hoy acerca de los derechos humanos, tienen especialidad en torturar. Nosotros, antes del triunfo de la Revolución Islamica, en la época en que detenían a gente solo por su deseo de libertad, los torturaban, por ejemplo, quemando sus partes pudendas, infligiendo todo tipo de tormentos a los hombres y de cómo matarlos con una forma más dolorosa y eso eran escuelas norteamericanas, escuelas francesas, inglesas, israelíes, entonces, ellos mismos son los que crean ese tipo de cuestiones. Del mismo modo, la experiencia que ustedes tienen como latinos en América Latina, las peores dictaduras que sufrió y vivió América Latina fueron apoyadas por estos imperialistas, tanto el caso de Pinochet en Chile, el caso de Batista en Cuba o de Somoza en Nicaragua. Ustedes saben, estos mismos grandes maestros de los derechos humanos tienen en su mano la gran mayoría de los medios de comunicación y a través de ellos pasan mintiéndole a la humanidad. Ellos son los que se encargan constantemente de tergiversar la información en sus medios. Nosotros tenemos la obligación de desmentirlos y de saber discernir entre lo verdadero y lo falso.

La Revolución Islámica como principio fundamental cree en la igualdad, la igualdad entre las razas y las etnias, la igualdad entre las clases y la igualdad de los seres humanos. En la filosofía política del Islam tenemos algunos textos que hablan de cuáles son las responsabilidades fundamentales del gobierno en el Islam, que ahora les voy a leer.

El gobierno en el Islam, -no quiero que ustedes piensen que cuando hablo del gobierno en el Islam estoy hablando de los gobiernos islámicos actuales contemporáneos, porque muchos de ellos en realidad son dictaduras, muchos de ellos son producto del mismo imperio occidental y son títeres de ellos-, así que estoy hablando del concepto de gobierno en el Islam. En el último discurso, en la última disertación que hizo el profeta Muhammad, antes de morir, aconsejó a los gobiernos que se preocupen por no empobrecer a las personas, a los pueblos, porque cuando entra la pobreza a la vida de un hombre, sale la fe y la espiritualidad; por lo tanto siempre aconsejaba no trabajar en pro del empobrecimiento de los pueblos, y en caso que haya pobres, siempre aconsejaba tener un trato especial con lo pobres, el poder respetarlos de una manera más efectiva. El profeta siempre hacía hincapié en que tiene que haber una fuerte relación entre espiritualidad y justicia, decía “si quieres ser espiritual, debes ser justo, te tienes que preocupar de la justicia, porque del mismo modo en que no hay un divorcio entre fe y justicia, del mismo modo no hay un divorcio entre espiritualidad y justicia.” El Islam cree que un compromiso espiritual y religioso tiene que ir de la mano con un compromiso de justicia, porque si uno no está comprometido con un proyecto de justicia, entonces estamos dando lugar a que los dueños de los grandes capitales pisoteen los derechos de los más débiles y eso no es espiritualidad. De esa manera y con esa forma de vida simple, murió nuestro profeta. Del mismo modo los sucesores del profeta, el Imam Ali, que fue el primer sucesor del profeta y el más importante líder del Islam después del profeta, vivía de una forma muy, muy simple, una persona que vivía de tal modo, que cuando murió, su bolsillo estaba vacío, siendo que era uno de los hombres que poseía un gobierno que iba desde Asia Central hasta el norte de África. Podemos decir con la terminología moderna, era un imperio, casi una gran potencia que abarcaba gran parte del mundo. El gobernante de dicho gobierno muere con los bolsillos vacíos. Entonces ésas son las enseñanzas del Islam.

Del mismo modo, el Corán nos enseña que el profeta Moisés tampoco se dedicó únicamente a la espiritualidad, sin justicia y sin enfrentar la opresión. Moisés, al mismo tiempo que era un enviado, un profeta de Dios, se enfrentó con los grandes opresores, en contra del Faraón. Esas son enseñanzas que el Corán nos transmite de todos los profetas, del mismo modo Jesús. El profeta Muhammad decía acerca de Jesús que tenía un dicho que decía: “Si mi hermano Jesús decía que si un camello puede entrar por el agujero de una aguja, un rico entrará al paraíso”, y el profeta Muhammad dijo: “Mis palabras son las palabras de Jesús”...(ver la continuación en archivo pdf)

Todos derechos reservados.

Se permite copiar citando la referencia.

www.islamoriente.com

Fundación Cultural Oriente

Article_image
Article_rate
No votes yet