Resumen crítico y sociológico sobre el Éxodo
Sheij Munir Valencia Potes
 
El Éxodo
Conforme al Antiguo Testamento existe el Pentateuco que es una palabra griega que significa cinco volúmenes. Se da este nombre a los cinco libros que escribió Moisés; y son, el Génesis, el Éxodo, el Levítico, los Números  y el Deuteronomio. El Pentateuco que llama también en el Nuevo Testamento libro de Moisés, o de la Ley. El Éxodo es el segundo libro de la Biblia y de la Torá (el Pentateuco, la Ley), del Tanaj (la Biblia hebrea), y del Antiguo Testamento cristiano. Según muchos criterios, puede agrupárselo también en la colección llamada libros históricos.
¿Qué significa el Éxodo?
Éxodo es una palabra griega que significa salida, nombre que se  dio a este libro por contener la historia de la  salida  de los hijos de Israel de Egipto. Moisés la comienza desde la muerte de José, y la acabada en la elección  del Tabernáculo, al pie del monte Sinaí. La palabra EXODO significa traducido del hebreo "SALIDA". Fue escrito por Moisés (Moshé) que significa "Sacado o Rescatado del Agua". Éste libro posee 40 capítulos y fue escrito en 1485 a.c.
El éxodo es la historia de: Israel oprimido en Egipto, el nacimiento y juventud de Moisés cuando huye de Egipto, la misión Divina de Moisés y de Aarón ,el  regresa Moisés a Egipto  donde Faraón rechaza la orden de Dios, la genealogía de Moisés y Aarón, Moisés enviado con Divino poder, las plagas a Egipto,  la institución de la Pascua, la  salida de Egipto ,la  persecución  a los fugitivos por parte del faraón y su ejército , el  paso por el Mar Rojo y los episodios del pueblo en el desierto( El Maná y las Codornices…)
RESUMEN HISTÓRICO DE LA VIDA DEL PROFETA MOISÉS SEGÚN EL ANTIGUO TESTAMENTO
 Ahora bien, antes de hablar de libro, hablemos del autor. Moisés era un hombre hebreo, descendiente de la familia de Leví hijo de Israel (Jacob). Sin embargo fue criado por los egipcios, ya que él fue abandonado por sus padre en río,   rescatado por la hija de Faraón de Egipto en ese tiempo y fue criado por ellos (de allí surge su nombre EX 2; 1 – 10). Moisés era un hombre de muy mal carácter, airoso y violento, y reaccionaba de la mejor o peor manera ante un problema, como se ve en Éxodo 2; 11 – 12 y Éxodo 2;16 – 17; Como acabas de leer, Moisés en un día mató un egipcio y al siguiente peleó con unos pastores. En ambas ocasiones lo hizo por defender a otros de algo injusto, pero hace ver esto   la personalidad irascible de Moisés, nada lo pensaba, sólo respondía peleando, luchando o matando. Y aunque tenía él la razón, lo que no debía era tomar la justicia en sus manos, ya que todo juicio o justicia es de Dios y su hijo (Deut 1; 17 / Sal 19; 9b / Juan 5; 22). Por todos éstos conflictos tuvo Moisés que huir de Egipto y dejar todos los privilegios que tenía como criado de la hija de Faraón.
La religión no llena sino el Amor. Y fue tanto lo que influyó el Poder del Amor de Dios en Moisés, que él fue el hombre más manso de la Tierra en ese momento (Números 12; 3).   Una de las lecciones de Moisés es que Dios prepara, luego utiliza, su programa es para toda la vida. (Sal 138; 8  / Filipenses 1; 6). Dios hace sus mejores obras a través de gente espiritualmente débil ó que al parecer nunca se entregarán a Dios (Jer 32; 27), pero viene él y todo se transforma. Sólo niégate a ti mismo ante Dios y él tomará todo el control (Hebreos 11; 24-25).
El Objetivo de Dios con Moisés fue el sacar al pueblo de Israel de la esclavitud en Egipto, y el de traer la Ley de Dios a los Hombres.
Al principio dijimos que EXODO significa "Salida", y de eso se trata todo este libro, de los viajes del Pueblo de Israel para llegar a la tierra que Dios les prometió (Ex 3; 8)/(Ex 6;5-8). Primeramente llamó Dios a Moisés como Líder de Israel y Mediador o Mensajero (Ex 3;4-10)/(Ex 3;16-18). Sin embargo Moisés estuvo temeroso, pero Dios trató con él y lo ayudó, también a su hermano Aarón (Ex 3; 12/Ex 4;12/Ex 4;17). ¿Qué señales usó Dios por medio de Moisés para liberar a Israel? Dios envió 10 Plagas a Egipto; Sin embargo Dios es justo, y envió un aviso al Faraón de lo que había de venir (Ex 7; 1-2/Ex 7; 6-7/Ex 7;8-13). Al igual que en éste pasaje y en todos los que relatan las 10 plagas, verás que Dios endurecía el corazón del Faraón para que no dejara ir al pueblo.
Lo que quiso conseguir Dios endureciendo el corazón de Faraón, no fue para que ellos sufrieran, sino para que con esas 10 plagas a todo Egipto les quedara suficientemente claro que no hay hechiceros que iguale su poder, que no hay dioses que hagan lo que él hace; y Egipto ya traía una costumbre muy arraigada. Por lo tanto Dios debió ser duro con ellos para quebrantarles esa creencia y que volvieran su corazón a él. Todo esto lo hizo también Dios por amor al pueblo de Israel, y además que Dios se propuso a si mismo defenderlos en todo (Gen 12; 3). Recuerda que Abraham es abuelo de Jacob hijo de Isaac. De Jacob nació Israel (Gen 35; 9-12) al cual dio la promesa también de defender al pueblo. Recuerda también Israel es el pueblo escogido por Dios, por medio del cual él dio a conocer a los hombres su Ley, Ordenanzas y Ceremonias, Poder, Sabiduría, Amor. Todo esto escrito a través de todo el Antiguo Testamento por el pueblo de Israel; por lo tanto Dios se vio obligado a dar evidencias y señales al mundo de que el Dios poderoso es el Dios de Israel (1Sam 17; 46). Dios sabía que estas historias iban a ser contadas hasta el día de hoy
DIOS SALVADOR
 Dios salvó aproximadamente 600.000 hombres sin contar niños; sacándolos de Rameses – Egipto luego de 430 años con una gran cantidad de ganado para el camino (Ex 12; 37-41). Y es que fue tanto el poder y temor que Dios  impartió a Egipto para quebrantar de ellos la idolatría y que liberaran a Israel, que mira lo que dice la escritura (Ex 12; 31-36). Estudiemos verso por verso.
Vr 31. Salid (YATSÁ [heb.]) significa echar, imponer arrojar, desaparecer, propagar, quitar, soltar. En pocas palabras, en ese momento el pueblo de Israel era una pesadilla para el faraón y todo Egipto. Además el Faraón reconoció que Jehová debía ser servido.
Vr 32. El Faraón reconoció que debía hacer todo cuanto Dios le dijo que hiciera a través de Moisés y Aarón (Ex 9; 24-26) y es que sabía que de lo contrario su pueblo seguiría siendo azotado por el poder de Dios, y entendió que (Prov. 1; 7). Imagina que de tal manera temió el Faraón, que pidió que lo bendijeran con el fin de revertir la maldición que cayó sobre Egipto. El Faraón acepto y pidió la bendición de Dios. Por lo tanto dejó el faraón que Israel tomara toda oveja y vacas que quisieran.
Alhajas (KELE [heb.]) Significa cualquier aparato, utensilio, vestido, cosa, enseres, instrumento o joya. Imagina después que terminaron todas las plagas y lecciones que Dios envió a los egipcios, 600.000 hombres más los niños, tomaron todo lo que quisieron de los egipcios.
Despojar (NATSÁL [heb.]) Significa Recobrar, Redimir, Salvar, Defender, Librar. Estudiando el significado de la palabra; El pueblo de Israel estaba recobrando y salvando sus Alhajas; mas no estaban de algún modo aprovechándose de la situación y arrebatando lo que no les pertenecía. Dios fue justo y permitió sacar de Egipto todo lo que les fue quitado en 430 años de opresión. En pocas palabras, fue un botín lo que se ganó Israel.
DIOS PROTECTOR Y GUERRERO  
 El pueblo partió de Rameses – Egipto a Sucot – Egipto, recorriendo aproximadamente 45 Km y Dios siempre les acompaño (Ex 13; 21 – 22)
Nube (ANÁN [Heb]) significa nublado, niebla. Cuando el pueblo iba en su viaje podemos imaginar que en el día, el cielo estaba siempre nublado y había neblina alrededor del pueblo, y de noche una Columna (AMMÚD [Heb]) significa "Columna que reposa derecha", Una columna de fuego que les alumbraba el camino. La columna de nube y fuego era un ejemplo de teofanía, aparición de Dios en forma física. De esta manera; Dios alumbró el camino de Israel, los protegió de sus enemigos, les proporcionó seguridad, controló sus movimientos y simbolizó el cielo ardiente que Israel debía tener por su Dios.
Dios desvió el camino de Israel de Sucot (SUKKÓT [Heb]) significa "Enramada" , aproximadamente 10 Km más allá, hacia la ciudad de Ethan (ETAM[heb]) Significa "Lugar en el Desierto" , para protegerlos de una guerra que en ese momento se libraba cerca de allí (Ex 13;17 – 20). Luego de allí, caminaron unos 40 km. a una ciudad que estaba a la orilla de Mar Rojo, la ciudad de Pihahiroth(PIJAKJERÓT[Heb]) Significa "Boca del Desfiladero" (Ex 14;1-4). Nuevamente Dios endureció el corazón del Faraón para que persiguieran a Israel.
¿Fue justo todo lo que pasó en al Mar Rojo? El Faraón aprendió y reconoció declarando que Jehová es Dios (Ex 12; 31), pero el pueblo de Egipto no declaró lo mismo; Ellos simplemente hicieron lo que el Faraón dijo (Ex 12; 33), y   ellos sólo buscaban deshacerse de Israel, no verlos más y seguir con una vida idólatra; Pero Dios tenía otros planes. Ahora iba a ser distinto porque Dios hablaba en Plural (Ex 14; 4. 14-18)......" y Sabrán los Egipcios que Yo Soy JEHOVÁ, y al final de todo así fue (Ex 14; 25). Por algo dijo David (Salmos 96; 3-5).
Dios debía por amor a la humanidad dejar establecido en todo el Antiguo Testamento que él es Dios porque si no todos los Dioses de Antiguo Egipto o cualquier otros aún hoy en día fuesen adorados en vano, es algo así como cuando un Padre corrige desde temprana edad a su hijo, para que al crecer sea un buen hombre; Y es que al momento del desastre del Mar Rojo, quizá Dios no pensaba en los Egipcios que en ese momento morían, sino en ti y en mí que muchos siglos después a través de estos hechos y experiencias personales con Dios, reconocemos que él es Jehová; Acuérdate que Isaías 55;8-9.
¿Todo fue cuestión de suerte y casualidad que pudieran cruzar, y no hubo una ayuda sobrenatural de Dios? Todo lo que descubrieron los científicos es verdad u aún es así. Ahora bien, todo lo que la ciencia descubrió sobre el suceso del Mar rojo, todo eso Dios lo sabía porque él lo creó, por eso envió al pueblo a ese sitio exacto donde el Mar era más bajo (Ex 14; 2) y la presencia de Dios los guió al lugar. Sin embargo hubo algo que la ciencia no pudo explicar, y era el viento que debió hacer para dividir el agua de esa manera, ellos dijeron que debió ser un viento el cual hasta el día de hoy no se ha visto. Pero, si sólo se detuvieran un momento a leer la Biblia encontrarían la respuesta frente a ellos...."E hizo Jehová que el Mar se retirase por recio viento oriental"... Recio (AZ [Heb]) Significa "Áspero, Fuerte, Esforzado, Fiero, Impetuoso". Dios nos ilustra que vino un viento fiero del Oeste, es decir de la derecha (Soplando de derecha a izquierda). Por algo dice la escritura..."Donde termina el Hombre, empieza Dios".... De esta manera les fue al pueblo de Israel cruzar el Mar.
Ve  23-28  El Resto fue historia y destrucción total...” No quedó de ellos ni uno"...Muchos miles de egipcios murieron ese día por culpa de su rebelión a Dios.
DIOS PADRE
 El Señor siempre cuidó de su pueblo, dándoles de comer (Ex 16;12) a pesar de la increíble falta de FÉ del pueblo (Ex 16;3); Les dio de Beber (Ex 17;6). Tanta era la terquedad del pueblo, que Moisés clamó a Dios diciendo... ¿Qué hare con éste pueblo? (Ex 17; 4). Imagino a Moisés con el corazón y las manos levantas pidiendo ayuda.
DIOS ABOGADO Y JUEZ JUSTO 
 Este aspecto es muy importante ya que Dios poco a poco reveló su naturaleza y carácter a medida que daba Leyes y Normas a su pueblo. Todos son importantes, pero las que más se destacan son:
Los Mandamientos (Ex 20; 1-17): Fueron preceptos cortos dados por Dios, pero de manera específica y rígida (Ex 20; 1-17), y muchos de ellos fueron más adelante ampliados o perfeccionados por Jesús (Mat 5; 21-22) (Mat 5; 27-30) (Mat 22; 36-40).
EL ÉXODO CONFORME AL SAGRADO CORÁN
 En el Sura (capitulo) 7, aleya 103 y 104 dice lo siguiente:
« ¡…enviamos a Moisés con Nuestros signos a Faraón y a sus dignatarios, pero fueron injustos con ellos. ¡ y mira como terminaron los corruptores!. Moisés dijo: «Faraón, he sido enviado por el Señor del universo. No debo decir nada contra Dios, sino la verdad. Os he traído una prueba clara de vuestro Señor. Deja marchar conmigo a los hijos de Israel». Dijo: “si has traído un signo, muéstralo, si es verdad lo que dices”. Tiró su vara y se convirtió en autentica serpiente. Sacó su mano y he aquí que apareció blanca a los ojos de los presentes…».
El Islam ve una gran relación entre África,  árabes, hebreos y los Israelíes, ya que el éxodo empezó en Egipto, y la historia geográfica no puede negar que Egipto es África. La historia también señala que la palabra hebreo viene del latín hebræus, éste del hebreo ‘ibrī, y éste quizá del acadio ẖapiru[m], "paria") fueron un antiguo pueblo semita del Próximo Oriente y fuero originarios de Mesopotamia. Eran nómadas, Vivian en tiendas, llevando manadas de cabras y ovejas, utilizando asnos, mulas y camellos como portadores. Una crisis económica pudo impulsar a Terah, padre de Abraham, a dejar la ciudad para ir a la de Harran, en el Alto Éufrates. De allí, algunos de ellos emigran hacia Canaán, prometido por Dios, según la Biblia, a los descendientes del patriarca Abraham (c. 1750 a. C.). Varias tablillas descubiertas en Mari certifican frecuentes migraciones por estas regiones.
Abraham y los suyos se asientan en Canaán: en Siquem (actual Nablús), Beer Sheva o Hebrón. Poco a poco, se mezclan con los pobladores locales, y se convierten en agricultores sedentarios hacia el siglo XII.
El profeta Abraham según la Biblia nació en Ur,  era una antigua ciudad del sur de Mesopotamia. Originalmente, estaba localizada cerca de Eridu y de la desembocadura del río Éufrates en el Golfo Pérsico. Hoy en día, sus ruinas se encuentran a 24 km al suroeste de Nasiriya, en el actual Iraq. Esto confirma que Abraham era y sigue siendo iraquí hoy en día se le llamaría árabe. No podemos evitar decir que el pueblo Israelí, es descendencia árabe y no judía como nos hacen creer, ya que  las bendiciones de Dios vienen por el Profeta Abraham a sus 2 hijos Ismael e Isaac y no por Moisés. El profeta Moisés fue producto de la súplica que hizo Abraham para Isaac, pero no podemos olvidar también la promesa que hizo el profeta Abraham para su hijo Ismael madre de Agar descendencia Egipcia. Dice Génesis capítulo 16, versículo 3 hasta el 12: “tomó Sarai a su esclava agar, egipcia, al cabo de diez años que moraba en tierra de Canaán: y diósela por mujer a su esposa. El cual recibió por tal cohabito con ella. Pero Agar, sintiéndose embarazada, comenzó a despreciar a su señora... mas habiéndola hallado un ángel del señor en un lugar solitario, junto a una fuente de agua, que está en el camino del sur en el desierto, le dijo Agar, esclava de Sarai, ¿de dónde vienes tú?, ¿y a dónde vas? Vengo huyendo, respondió ella, de la presencia de Sarai, mi Ama. Replicole el ángel del señor: vuélvete a tu ama, y ponte humildemente a tus órdenes. Y añadió: yo multiplicare en tanto grado tu descendencia, que por su multitud no podrá contarse: y prosiguió diciendo: he aquí que tú has concebido, y parirás un hijo: y le has de poner por nombre Ismael, por cuanto el señor te ha oído en tu aflicción. Este será un hombre fiero, se levantara el contra todos, y todos contra él: y fijara sus tiendas o su morada frente por frente a las de todos sus hermanos”. Algunas tradiciones Islámicas narran que cuando Abraham viajó a Egipto como pasajero a causa de que el hambre en el país era  grandísima, al final de la historia que narra el capítulo 12 del Génesis versículo 10 a la 20, se cree que el Faraón o el Rey le obsequio como esposa a su hija Agar, para que lo acompañara a Abraham en toda su vida, esto demuestra que para mucho de los musulmanes Agar no era esclava sino la hija de un Rey digna de casarse con el Profeta Padre del Monoteísmo.
Es de sorprendernos que hoy en día la imagen de Agar sea vanagloriada en toda África por su emigración que hizo hasta llegar a tener su gran hijo que Dios le dio el gran premio que acabamos de leer. Lo más triste es también la imagen de la bendita Agar (Hayar) es el símbolo actual del desterrado y del trashumante. Los rostros de las miles de personas de todo el mundo que son forzadas a dejar sus hogares en Sri Lanka, Darfur, Sierra Leona, Chiapas, Buner y muchos más lugares en el mundo, nos recuerdan su dolorosa travesía por el desierto, llevando en brazos al pequeño Ismail .
Su sometimiento total ante Allah fue recompensado con el Pozo del Zamzam, ¿Cuál sería hoy en día ese Pozos de alivio y de descanso?, ¿Acaso el peregrinaje de los indigentes trashumantes de hoy puede alcanzar un triunfo semejante?  
El lugar del Zamzam devino en la primera casa de adoración de la humanidad. En el espacio de recibimiento de millones de seres humanos, como está señalado en el bendito Corán:
Y, he ahí, que hicimos del Templo un centro al que la gente pudiera acudir una y otra vez, y un lugar de refugio: tomad, pues como lugar de oración el lugar en el que Abraham se situaba.
Y encomendamos esto a Abraham e Ismail: "Purificad Mi Templo para los que han de dar vueltas en torno a él, los que permanecerán en retiro junto a él y los que se inclinarán y se postrarán [en oración]".
Es posible visualizar este Templo, este Zamzam contemporáneo en el horizonte del tiempo hospitalario, que abre el espacio a la comunidad trashumante y hospitalaria.
Besando y honrando los pasos de Agar, podemos dejar de abonar la figura del migrante como alguien ajeno, extraño, como un “tercero”. Seguir hablando en estos términos refleja que no se ha actualizado la lectura de la realidad social, la que nos grita a la cara, que todos formamos parte activa o pasiva del horizonte actual de movilidad y migración masiva en sus diferentes espectros, ya sea como trashumancia, diáspora, exilio o nomadismo.
Es evidente también, que la cara principal de este contexto móvil no es la del festín del avance tecnológico y sus viajes turísticos reales o virtuales, centro del discurso de la globalización; sino, la verdadera tragedia que representa para toda la humanidad la experiencia de millones de personas que transcurre entre la pobreza material y los desplazamientos forzosos.
Es en este horizonte donde colocamos, en sintonía con muchas voces, la urgencia y pertinencia del reconocimiento social de lo que ya es una realidad: la emergencia actual de la comunidad trashumante, en la que todos estamos incluidos. En una frase: Todos somos migrantes. Esta afirmación no es un “slogan” político o sólo de buena voluntad. La comunidad trashumante es la realidad emergente del siglo actual, cuyos orígenes hunden sus raíces, en el desmantelamiento del trabajo “fijo”, en la imposición de modelos económicos excluyentes; en las hambrunas; en las guerras por conflictos políticos, religiosos y raciales; las catástrofes ambientales, así como en las persecuciones, invasiones y despojos territoriales por ambiciones públicas o privadas.
Comunidad no como núcleo cerrado y ajeno al conjunto social. Por el contrario: la pensamos como la Unidad de la humanidad entera. Como el reconocimiento al fin de que nunca hemos estado separados por regiones, razas o lenguas. Que nuestra humanidad trasciende cualquier ilusión de separación y nos devela nuestra divina unidad.
Comunidad trashumante, en la que incluso los que transitamos supuestamente, con más recursos (ejecutivos, turistas, académicos, funcionarios), no estamos libres de ser despojados de ellos, incluidos nuestros papeles de identificación, por lo que fácilmente podemos descender al nivel de “ilegales” y “sin papeles”.
El reconocimiento de nuestro cambio de condición social de predominantemente “establecidos” a trashumantes implica, en efecto, “reconocer” a alguien ‘nuevo’ en nosotros mismos, y más aún, identificarlo, esto es, pensar en dos cosas contradictorias en una misma definición: por una parte admitir que lo que estaba ahí, el ser que recordamos ya no está, y lo que está es un ser que no conocemos. Esto implica tener que pensar un misterio casi tan turbador como el de la muerte”, como señala Proust.
A pesar de esta turbación, reconocernos como parte de la comunidad trashumante, nos descoloca de nuestra pasividad e impotencia y nos posiciona, siguiendo a Ricoeur, como “centros de decisión y seres capaces de “reconocimiento de responsabilidad”. Nos permite “aprender a ‘contarnos’, y a narrarnos; tal podría ser la ganancia de esta apropiación crítica. Aprender a contarse es también aprender a contarse de otra manera”, nos impulsa a la acción, a la creación, a la construcción. La comunidad trashumante nos dota de una identidad narrativa potencialmente compartida por todos, en un contexto social donde prima el silencio, la búsqueda de sentido y la fragmentación de la identidad personal y comunitaria.
Este reconocimiento implica como primer paso, una transformación profunda en nuestra conceptualización tradicional del tiempo y del espacio, esto es, un cambio en la percepción de nuestra geografía cualitativa, ya que la condición de tránsito, de movilidad continua, de imposibilidad o dificultad de residencia y fijación, vulnera en primer lugar, nuestras coordenadas básicas del sentido. En el extremo del destierro, un exiliado o un refugiado las experimenta como destiempo y desespacio, como señala José Solanes, en su texto Los nombres del exilio.
La pérdida de la brújula y el desgarro del horizonte cotidiano se convierten así en las condiciones de emergencia de una experiencia migratoria que en la mayoría de los casos se vive en su connotación negativa, con sufrimiento corporal, separación de los seres queridos, pérdidas materiales, y escasamente, como gozo, como experiencia ambulatoria y lúdica.
La comunidad trashumante se revela así como un fenómeno que comparte la actual revolución móvil, pero que los trasciende en un punto fundamental: su potencial incluyente, en ella estamos todos, como hospes y como hostis, como anfitriones y como invitados. En sus orígenes, el término latino hostis y el griego xénos indican amistad, más tarde servirán para designar al extraño, al “amenazante”, al “hostil”.
Aquí, intentamos acercarnos a esa comunidad que siempre ha estado ahí, pero que hoy se manifiesta con más fuerza que nunca, que integra a legiones de personas en el mundo y su espacio es siempre un lugar otro. Camina en los pasos de millones de tránsfugas y dislocados que se filtran en las fronteras porosas y recorren los desiertos mares, esos espacios huecos “trans”, translocales, transmodernos, tránsito puro, flujo incesante de hordas ancestrales y transactuales, eternas; a contracorriente de los muros que pretenden detener su paso.
La comunidad trashumante nos incluye a todos en varios niveles y dimensiones. No es una comunidad más entre otras, mucho menos está constituida por esos supuestos “marginales”, esos “diferentes”, incluso criminales. En la comunidad hospitalaria estamos todos. En ella confluyen las mismas y ancestrales tensiones y luchas, algunos se movilizan más que otros, muchos son expulsados y otros vagan entrópicamente por los espacios laberínticos de las metrópolis, preguntándose ¿Cuándo llegaré?, ¿A dónde llegaré?
Búsqueda eterna por un espacio hospitalario: “la hospitalidad –hecho concreto esencial del recogimiento humano y de la separación” (Lévinas: 2006, 190). El surgimiento de la comunidad trashumante como fenómeno contemporáneo vuelve indispensable una ética, una cultura de la hospitalidad que la acompañe, una lucha profunda con nosotros mismos para desterrar el miedo, la ira, para abrir nuestras puertas. “El recogimiento es una casa abierta al Otro”.
Ética hospitalaria que obliga y doblega la tradición del rechazo y que erige una política, una justicia para millones de “sin papeles” y de “sin domicilio”, donde emerge otro derecho internacional, otra política de fronteras, una política de lo humanitario, para acceder a las “ciudades hospitalarias”. Cada ciudad un hogar. Gran salto cualitativo, verdadero primer “paso en la luna” para toda la humanidad.
Ciudades hospitalarias a contrapelo de la ciudad cerrada (gated communities), necio anhelo de inmunidad, frente a la oleada comunitaria, “regresión patológica de la ciudad, según la cual la cosmopolis, la ciudad abierta de ayer, cede su lugar a la claustropolis”. (Virilio, 2006: 73). “Cosmopolitas del mundo, un esfuerzo más” (Derridá), para acoger, para recibir al neo-errante, al “socioasteroide” (Virilio, idem), para dar derechos a los “sin derechos”.
Obligada antropología de la tensión entre rechazo y hospitalidad como núcleos opuestos de la comunidad: “Sarah, Sarah, ¿Con qué comienza el mundo? ¿Con la palabra? ¿Con la mirada?” (Jabés). Mirada de amor o de odio, palabra de acogida o de rechazo. Ágape y Philia, caminos de paz y reconocimiento. Actualización del don y de la retribución (Mauss: 1991).
Camino que comienza en el reconocimiento de nuestra condición de invitados en esa que llamamos “nuestra casa”, en la que somos al mismo tiempo, invitado y anfitrión: “implacable ley de la hospitalidad: el anfitrión que recibe (...) es un huésped recibido en su propia casa (...) la morada se abre a sí misma, a su ‘esencia sin esencia, como tierra de asilo”, como locación de paso’.” Es así que “la hospitalidad precede a la propiedad, es por mucho, ‘la esencia de lo que es, o más bien de lo que se abre así más allá del ser’.” (Derrida, 61-66).
Honremos los pasos de Agar, su bendita travesía, a través de la hospitalidad incondicional. Seamos todos para todos el Pozo del Zamzam. Alhamduliláh, invocando de nuevo al Bendito Corán:
Y, he ahí, que Abraham imploró: "¡Oh Sustentador mío! Haz de esta una tierra segura y provee de frutos a aquellos de sus habitantes que crean en Dios y en el Último Día."
"¡Oh Sustentador nuestro! ¡Haz que estemos sometidos a Ti, haz de nuestra descendencia una comunidad sometida a Ti, muéstranos nuestros ritos de adoración y acepta nuestro arrepentimiento: pues, ciertamente, sólo Tú eres el Aceptador de Arrepentimiento, el Dispensador de Gracia!
CRITICA SOCIOLÓGICA DEL ÉXODO A LAS COMUNIDADES MONOTEÍSTAS
Aceptar la emigración es un precepto divino.
Dice Dios altísimo en el Sagrado Corán: «¡Siervos creyentes! ¡Mi tierra es vasta! ¡Servidme, pues a mí solo! (29:56)
«…la tierra de dios es vasta. Los pacientes recibirán una recompensa ilimitada». (39:10).
«¡se le preguntara al ser humano ¿Por qué fuiste oprimido, es que la tierra no era lo bastante vasta para que emigraras? Y se le castigara por no haber emigrado».
Vimos como el profeta nos enseñó a emigrar, partió de la Meca a su nueva Medina y exhortó a los musulmanes recorrer el mundo que Dios altísimo ha creado. Siempre dice: “¡recorre el mundo ya que lo creé bastante basto!”. Es más en la Sura 21 aleya 105 reconoce que en los salmos escrito esta: “¡la tierra la heredara mi siervos justos!”.
Lamentablemente la colonización llegó y nos segó dicho sueño e implantó una ley de explotación de las riquezas de los países colonizados y la destrucción de sus economías, sin el mínimo interés de desarrollarlos económica ni culturalmente. El Profeta nos enseñó a conquistar y no a colonizar. La conquista Islámica está escrita en la historia que se hizo una de las más esplendidas y avanzadas civilizaciones de aquella época con una comparación justa y ecuánime entre Al Andaluz y el resto de la Europa  de entonces se tiene en cuanta el enorme avance que los musulmanes introdujeron a estas tierras europeas y a todos los países conquistadas son un buen testigo del avance cultural islámicos, el Islam rechazó insistentemente hacer el Yihad, con el fin de ganar botines, considerándolo como un gran pecado.
Hermano en el Islam este sermón es para que reflexionemos y reflexionen todas las escuelas de pensamiento Monoteísta que la colonización rompió y rompe hasta hoy en un precepto natural e innato que es la emigración – Dios Altísimo nos castiga si vivimos en opresión y no emigramos.
Lo triste de todo esto es que el capitalismo con sus trampas nos hizo olvidar el propósito de la creación que era, el que todo ser humano pudiera recorrer la tierra libremente, sin ninguna barrera que le interpusiera. Emigrar es una necesidad del ser humano.
Mi pregunta ya no es para los colonizadores capitalistas sino los hermanos Monoteístas y en especial el Islam. ¿Porque en países Islámicos siguen con la táctica colonialista de ponerle limite a la tierra que Dios dice que es bastante basta? ¿Por qué han llegado países Islámicos en poner tantos obstáculos para ampliar nuestros conocimientos Islámicos y negarnos una visa o ponerla tan costosa que los únicos que puedan heredar y recorrer la tierra hoy en día serían los injustos? ¿Porque sufrimos tanto para pedir una visa y poder visitar una casa de Dios construida por Abraham, su hijo Ismael y su madre Agar? ¿por qué damos pies que las cosas se le faciliten al opresor colonialista y se le dificulta al siervo sometida a la ley Divina?. ¿ es injusto e inhumano que los países Islámicos adopten tácticas colonialistas es triste ver en muchos países africanos e Islámicos, que si una vaca se le pasa un metro de la jurisdicción de otro país fronterizo a comer hierba no tengan derecho de reclamarlo.
Es triste ver en países Islámicos asiáticos que estigmatizan a los emigrantes y lo ven con ojos de odios.
¿Dónde está el verdadero compromiso Islámico? Debemos romper las barreras del colonialismo, unido con el capitalismo, ya que nos ha hecho demasiado daño.
Dice el Sagrado Corán: “¡he de borrar las malas obras de quienes emigraron y fueron expulsados de sus hogares, de quienes padecieron por causa mía, de quienes combatieron y fueron muertos…!”. (Sura 3:194).
“¡quien emigre por Dios, encontrara en la tierra mucho refugio y espacio, la recompensa de aquel a quien sorprenda la muerte, después de dejar su casa para emigrar a Dios y a su Enviado, incumbe a Dios. Dios es indulgente, Misericordioso!”.
“¡Los creyentes que emigraron y combatieron con su hacienda y sus personas por la causa de Dios y los que les dieron refugio y auxilio, esos son amigos unos de otros. Los creyentes que no emigraron no serán nada amigos hasta tanto que emigren. Si os piden que los auxiliéis el nombre de la religión, debéis auxiliarle, a menos que se trate de ir contra un pueblo con el que os una un pacto. Dios ve bien lo que haces!”. (Sura 8:72). Esta aleya la deberían tener como emblema o eslogan todos los países que tiene a Dios como su creador.
No podemos seguir el ejemplo de nuestros enemigo infieles, abramos la bandera del Islam que es lo mas hermoso.
Aceptar cualquier emigrante, refugiarlo y auxiliarlo y que sean amigos unos a otros, nos haría que toda la humanidad fuéramos hermanos.
“¡los emigrantes serán los que triunfen!” (9:20).
El emigrante tiene premio en las dos vidas, dice Dios Altísimo: “¡a quienes han emigrado por Dios, después de haber sido tratado injustamente, hemos de procurarles una buena situación en la vida de acá. Pero la recompensa de la otra será mayor si supieran!”. (16:41)
“¡a quienes, habiendo emigrado por Dios, sean muertos o mueran. Dios les proveerá de bellos sustento. Dios es el mejor de los proveedores!”. (22:58).
Dios les dice una recomendación a los países pudie
Article_image
Article_rate