El perfil de Fátima Az-Zahrâ (P) en palabras de Imam Jomeini (ra)
 
De quien quieras que escuches los bellos calificativos de Az-Zahra (P),  sus virtudes y sus perfecciones vivificadoras, te atraerán. El reflejo de su belleza es atrayente a través de cualquier espejo que lo mires pero aún más atrayente si lo es a través del espejo del pensamiento transparente de uno de sus descendientes, un gran hombre, que se impregnó tanto de las perfecciones de Fátima que por sí mismo se había convertido en un espejo que reflejaba la belleza divina de Az-Zahra y sus inmaculados hijos (P); nos referimos al gran líder de la Revolución Islámica de Irán, el Imam Jomeini (ra). Seguidamente exponemos extractos de sus dichos respecto a la Señora de las Mujeres del Universo (P):
 
La incapacidad de los pensamientos de percibir la jerarquía y majestuosidad de Az-Zahrâ (P):
1)… Una mujer respecto a quien muchos han hablado, pero que aún nadie ha podido llegar a describir como corresponde, ya que los dichos que nos han llegado de la Familia del Mensaje fueron en la medida del entendimiento de los oyentes. No es posible contener un mar dentro de una vasija. Asimismo, todo lo que dijeron los demás fue en la medida de su propia percepción y no según la jerarquía de Az-Zahrâ (P). Entonces lo mejor sería que no hablemos de ello… (Del mensaje del Imam Jomeini en ocasión del Día de la Mujer, 15/2/1359, Sahifeie Nur, T. 12, p. 72).
2)… Ella comenzó su marcha espiritual con el poder divino, con la asistencia del mundo de lo oculto y la educación del Enviado de Dios (BP) y atravesó todas las etapas del viaje espiritual hasta que llegó a un punto que nadie puede alcanzar… (Del mensaje del Imam Jomeini en ocasión del Día de la Mujer, 26/21358, Sahifeie Nur, T. 6, p. 185).
3)… Me siento incapaz de hablar respecto a la Gran Veraz (Fátima Az-Zahrâ –P-). (Del discurso del Imam en su encuentro con un grupo de hermanas, 11/12/64, Sahifeie Nur, T. 19, p. 278).
El mundo se jacta de Fátima Az-Zahrâ: 1)… Mañana es el día del nacimiento de Fatima Az-Zahrâ (P), de quien el mundo se siente orgulloso. (Del mensaje del Imam Jomeini en ocasión del Día de la Mujer, 26/21358, Sahifeie Nur, T. 6, p. 187). 2)… Una mujer de quien se jacta la Familia de la Revelación y que, cual un sol, resplandece por sobre la cumbre del Islam. (Del mensaje del Imam Jomeini en ocasión del Día de la Mujer, 15/2/59, Sahifeie Nur, T. 12, p. 72). El día de su nacimiento, el día de la Mujer: 1) Si es que debe haber un día de la Mujer, qué día más merecedor y apto que el día del bendito nacimiento de Fátima Az-Zahrâ. (Del mensaje del Imam Jomeini en ocasión del Día de la Mujer, 15/2/59, Sahifeie Nur, T. 12, p. 72). 2) Felicidades a la gran nación de Irán, en especial a las honorables mujeres, por el bendito día de la Mujer, el noble día de esa existencia resplandeciente que es el cimiento de las virtudes humanas y los elevados valores correspondientes al Vicario de Dios en el mundo. Y más bendito y valioso aún es que se haya elegido el día 20 de Yumada Az-Zani (como día de la Mujer), el honorable día del nacimiento de una mujer que es uno de los milagros de la historia y de quien se jacta el mundo de la existencia. (Del mensaje del Imam Jomeini en ocasión del Día de la Mujer, 25/1/61, Sahifeie Nur, T. 16, p.125). 3)… Es un gran honor para la mujer el hecho que se haya elegido el día del  acimiento de la Gran Veraz como Día de la Mujer. Es honor y responsabilidad… Vosotras tenéis que enorgulleceros por este día y debéis aceptar la responsabilidad. Si aceptasteis que dicho día es el día de la Mujer, eso trae aparejado mucha responsabilidad… De entre ello, la lucha, ya que durante su corta vida Fátima (P) tuvo muchas luchas, tuvo controversias con el gobierno de su tiempo y censuró al gobierno de su época. Vosotras debéis imitarla como señal de que aceptasteis que es el día de la Mujer. Si es que aceptasteis debéis imitarla a ella en su ascetismo, devoción, pureza y en todas las virtudes que ella poseía, de lo contrario, sabed que no habréis ingresado en este día. Quienquiera que no acepte, no habrá entrado en la nobleza y grandeza de este día de la Mujer. _ :(Del discurso del Imam Jomeini en su encuentro con un grupo de hermanas, 11/12/64, Sahifeie Nur, T. 19, p. 278).
 
Fátima, el ejemplo y modelo de los mundos:
1)… Es un día grandioso. Ha llegado al mundo una mujer que equipara a todos los hombres. Ha venido al mundo una mujer que es ejemplo de ser humano perfecto. Ha venido al mundo una mujer en quien se cristaliza toda la identidad humana. (Del discurso del Imam Jomeini en su encuentro con un grupo de hermanas, 27/2/59, Sahifeie Nur, T. 12, p. 72).
2) Nosotros debemos imitar a esta Familia. Nuestras mujeres a sus mujeres y nuestros hombres a sus hombres. Todos nosotros a todos ellos. Ellos dedicaron su vida para respaldar a los oprimidos y revivir la tradición divina. Nosotros debemos imitarlos y disponer nuestras vidas para ellos. Quien conoce la historia del Islam sabe que cada uno de los miembros de esta Familia, se levantó, al igual que un hombre divino y espiritual, en contra de quienes quisieron destruir a los débiles. (De las palabras del Imam Jomeini al personal de la Fuerza Aérea, 22/1/58. Sahifeie Nur, T. 5, p. 283).
3) El discurso de Fatima Az-Zahra (P) ante el gobierno, la paciencia de Amir Al-Mu’minin durante un período de más de veinte años, y al mismo tiempo, asistir al gobierno de turno, su sacrificio en el camino del Islam, y asimismo el sacrificio de sus dos hijos: el gran servicio al Islam del Imam Hasan Al-Muytaba cuyos servicios desprestigiaron al gobierno opresor omeya… Y el enorme servicio de su honorable hermano, el Señor de los Mártires, son cosas que todos vosotros conocéis y conocemos. A pesar de que su número, los medios y los armamentos de lucha eran pocos, aun así, su espíritu divino, y su espíritu de fe, revivieron el Islam por sobre todos los opresores de su época, y para mí y para vosotros, queridos hermanos, se convirtieron en modelo para que no temamos por la escasez de número y de armamentos bélicos y resistamos ante todos los poderes que hoy se levantaron en guerra en contra nuestro. Así como nos lo enseñaron nuestros Awliâ’, debemos, a veces por medio de la difusión del Islam, y otras por medio de las armas, pararnos frente a los arrogantes y ponerlos en su lugar.
 
Las virtudes infinitas de Fátima:
1) Una mujer cuyas virtudes estaban en el mismo nivel de las virtudes infinitas del Noble Profeta (BP) y su Familia Inmaculada (P). (Del mensaje del Imam Jomeini en ocasión del Día de la Mujer, 15/2/59, Sahifeie Nur, T. 12, p. 72).
2) Una mujer en la cual se reúnen todas las cualidades del Profeta BP). Una mujer que si hubiese sido hombre habría sido profeta. Una mujer que si hubiese sido hombre hubiese sido digna de haber ocupado el lugar del Gran Profeta (BP).
 
La más elevada virtud de Fatima Az-Zahra (P):
1)… Respecto a la Gran Veraz me considero impotente de decir algo. Me conformaré con citar una narración del Imam As-Sadiq (P) que se narró en Al-Kafi a través de una transmisión confiable: “Tras su padre, Fátima permaneció en este mundo 75 días y la tristeza y la congoja dominaron sobre ella. El Fiel Gabriel venía hacia ella, le daba sus condolencias y le comunicaba algunos asuntos que acontecerían en el futuro”. Según lo aparente de esta narración en esos 75 días las visitas de Gabriel eran frecuentes. No creo que se haya transmitido algo así respecto a nadie más, aparte de los grandes profetas del más alto nivel ¡que el Fiel Gabriel haya visitado a alguien de esa manera durante un período de 75 días! Gabriel le mencionaba lo que ocurriría en el futuro y lo que sucedería a la descendencia de Fátima, y Amir Al-Mu’minin escribía todo ello. Así como Amir Al-Mu’minin fue el escriba de la Revelación que descendía al Enviado de Dios –y que por supuesto, con la partida del Enviado de Dios de este mundo, dicha revelación en el sentido de descenso de leyes de la Shari’ah, había concluido- también él fue el escriba de lo que Gabriel reveló a la Gran Veraz durante esos 75 días. El asunto del descenso de Gabriel no es un tema simple. No hay que imaginarse que es posible que Gabriel descienda ante cualquiera. Es necesario que exista una correspondencia perfecta entre el espíritu de aquel ante quien ingresa Gabriel y la jerarquía de Gabriel, quien es el más majestuoso Espíritu. Ya sea que nosotros, al igual que los gnósticos consideremos que el asunto del descenso de Gabriel se da por medio del mismo espíritu del Walí o del Profeta, que hace descender a Gabriel hasta el nivel bajo; o, que nos limitemos, al igual que los meros literalistas, a decir que Dios Altísimo lo comisionó que fuese y comunicase esos asuntos… como sea que haya sucedido, hasta que no exista una correspondencia entre el espíritu de la persona ante quien llega Gabriel y el mismo Gabriel – que es el más magnífico Espíritu- este significado no es posible. Esta correspondencia únicamente ocurrió entre Gabriel y los profetas de más alto nivel (como Muhammad, Jesús, Moisés, Abraham y sus semejantes). Esta correspondencia no fue general ni tampoco he visto que se haya transmitido algo así en cuanto a los Imanes Inmaculados (P). Según lo que yo vi en los hadices fue solo a Fatima que Gabriel visitó durante 75 días y le hablaba del futuro.
Quizás una de las cuestiones que le anunció fueron los sucesos que acontecerían en tiempos del Imam de la Época y (tal vez) lo sucedido en Irán al respecto (como la Revolución de Irán, que preparó el terreno para su aparición). De todos modos, yo considero esta virtud de Fátima Az-Zahra (P) la más exaltada del resto de sus virtudes ya que excepto para los grandes profetas y los próximos a Dios de su mismo nivel  esto no ocurrió para nadie más. Esto se cuenta entre las particularidades de la Gran Veraz. (Mensaje del Imam Jomeini en ocasión del Día de la Mujer, 11/12/62, Sahifeie Nur, T. 19, p.278).
Fátima, la fusión de las manifestaciones de belleza y magnificencia: 1)… Todas las dimensiones que se puede imaginar para una mujer y un ser humano, se cristalizan en Fátima Az-Zahra (P). No era una mujer común, era una mujer espiritual, una mujer angelical, un ser humano en todo su sentido. La fórmula completa de ser humano. Toda la realidad de la mujer, toda la realidad del ser humano… (Mensaje del Imam Jomeini en ocasión del Día de la Mujer, 26/2/58, Sahifeie Nur, T. 6, p.185).
La Sahîfah Fatimîiah, el orgullo de los Shi‘as: Estamos orgullosos de que las súplicas vivificadoras, que son llamadas el Corán ascendiente, sean de nuestros Imames Inmaculados, al igual que las oraciones íntimas de Sha‘banîiah, las súplicas de ‘Arafah de Husain ibn ‘Alî, Sahîfat-us Sayyadîah (también llamada “los Salmos de Âli Muhammad”), y Sahîfah Fâtimah (el cual es un libro inspirado por Dios a Fátima Az-Zahrâ). (Del Testamento Político-religioso del Imam Jomeini, Sahifeie Nur, T. 21, p. 171).
El tasbîh de Hadrat Az-Zahrâ es de entre los mejores ta‘qibât (actos meritorios que siguen a la oración): Entre los acreditados ta‘qibât están los tasbihât (o glorificaciones a Dios) de la Gran Veraz y Pura (Fátima Az-Zahrâ) que el Enviado de Dios (BP) enseñó a dicha respetable Dama, y es el mejor acto meritorio para realizar después de las oraciones. Encontramos en los hadices que si hubiese habido algo mejor que ello seguramente el Enviado de Dios (BP) se lo hubiese concedido a Fatima (P).
(Adâb As-Salat, Imam Jomeini, p. 377).
La casa de Fátima, la escuela de los Elegidos de entre los hijos de Adán: Una mujer que en una pequeña habitación y casa humilde educó a unos hombres cuya luz brilló desde lo vasto de la tierra hasta el otro lado del firmamento y desde el mundo angelical hasta aquel lado del más elevado Reino celestial. Las bendiciones y la paz de Dios sean sobre esta humilde habitación que es la atracción de la Luz de la Grandeza Divina y escuela de los Elegidos de entre los hijos de Adán. (Mensaje del Imam Jomeini en ocasión del Día de la Mujer, 25/1/26, Sahifeie Nur, T. 16, p.125).
 
El techo de la casa de Fátima es el Trono del Dios del Universo:
Finalizamos con un dicho del Imam Al-Baqir (P): “… He oído de Abu Ya‘far (el Imam Al-Baqir –P-) decir: “La casa de Ali y Fátima es la casa del Enviado de Dios (BP), y el techo de su casa, el Trono del Señor del Universo. En el fondo de su casa hay un vínculo del cual se han corrido todos los velos hasta el Trono Divino y los ángeles cada mañana y tarde, cada hora y cada instante, descienden sobre ellos portando el Mensaje Divino, y la cadena de grupos de ángeles que descienden no se corta. Un grupo baja mientras otro sube… Y ciertamente que Dios dilató la vista de Muhammad, Ali, Fátima, Hasan y Husein para que pudiesen observar el Trono, y así, excepto el Trono no veían ningún techo para sus casas. Sus casas tienen como techo el Trono del Misericordioso, y las ascensiones de los Ángeles y Espíritus se encuentran en sus casas con la anuencia de su Señor siendo portadores de todo asunto: «Por cierto que lo revelamos en la noche del destino. ¿Y qué te hará entender lo que es la noche del destino? La noche del destino es mejor que mil meses. En ella descienden los ángeles con el Espíritu, con la anuencia de su Señor, portando todo asunto …»”. (Tafsir Al-Burhan, T. 4, p. 478).
Extraído de la Revista Kauzar
 
Todos derechos reservados.
Se permite copiar citando la referencia.
Fundación Cultural Oriente
Article_image
Article_rate