El “hiyab” (velo islámico) no es “radicalismo” ni “sumisión”
 Luchando por la igualdad en este mundo de exclusión social
Sdenka Saavedra Alfaro[1]
 
Superando muchos estereotipos y axiomas que aún continúan vigentes en el imaginario colectivo de las personas de Occidente con respecto al papel y el rol que desempeña la mujer musulmana en la actualidad en la sociedad, sobretodo su participación en los aspectos políticos, sociales, culturales, educativos y demás representaciones que ésta desarrolla y representa; se hace necesario dar a conocer a través de este pequeño escrito sobre la importancia de la imagen, la actuación y participación que tiene la mujer musulmana en materia de liderazgo, desmitificando así las falacias que gracias a la desinformación errónea trasmitida por los mass media; es decir la guerra mediática que gira en torno a ella, se sigue tergiversando y distorsionando el gran rol que ésta desempeña.
Atravesando las barreras de la discriminación, la islamofobia, el machismo; etc… vemos que la presencia y la participación de la mujer musulmana en materia de liderazgo cada vez es más notable y creciente; pues ejemplos sobran para darlos a conocer, ya que nuestro gran objetivo es el de continuar desmitificando la mala información que sigue ligando el sometimiento por ejemplo con respecto a la utilización del “Hiyab”[2] el velo islámico principalmente, prenda de vestir que marca la diferencia del islam con respecto a la mujer en este caso.
Ya lo habíamos señalado pero por su loable importancia lo volvemos a enunciar, la utilización de esta prenda de vestir que destaca en la mujer musulmana; es decir del “Hiyab”o velo islámico, continúa relacionado con la subordinación, o el sometimiento de la mujer musulmana hacia el sexo opuesto, o ser el sexo débil; pues al parecer todavía en Occidente sigue habitando en las mentes el axioma “Hiyab-Sumisión-Incapacidad”[3], y así persisten muchos prejuicios negativos en contra su utilización, la obsesión llega cuando por desconocimiento o por ignorancia, esos prejuicios se convierten en muros infranqueables construidos sobre el miedo y desde el momento en el que por ver a una mujer con un hiyab, se asocia inmediatamente no a una mujer de un credo diferente, sino a alguien de acuerdo al feminismo recalcitrante por ejemplo occidental “Sometida”, “Esclava”, “Sumisa”; etc…y gracias a la desinformación errónea por los medios de comunicación y su expansión sobre grupos radicales como el mal llamado Estado Islámico (Daesh), Isis, Al Qaeda o Boko Haram[4], tildar a la mujer musulmana de “Peligrosa”,“Radical”, “Terrorista”; etc…
Sin embargo existen líderes en la actualidad que visten con orgullo esta prenda porque son mujeres musulmanas, las que se encuentran ocupando lugares y posiciones por ejemplo en el ambiente político, social o cultural de sus países que desmienten toda la gran falacia y los estereotipos que existen con respecto a ellas y en lugar de enarbolar todo ese sometimiento y sumisión estereotipado ligado al hiyab, lo que hacen es mostrar el significado manifiesto que tiene esta prenda, como símbolo de lucha, de resistencia, de coraje y valor ante las sociedades en este caso occidentales que las menosprecia y discrimina; pero ellas continúan luchando por la igualdad ante la exclusión social.
Tal es el caso de Fátima Hamed Hossain[5], la primera diputada autonómica de Ceuta[6]en tomar posesión cubierta con hiyab, la primera musulmana que lidera un grupo parlamentario en Ceuta.
 “En apenas medio año Fátima Hamed Hossain ha conseguido lo que muy pocos logran. Tres escaños en la Asamblea de la ciudad autónoma de Ceuta. Se ha convertido además en la primera mujer musulmana que se presenta como cabeza de lista a unas elecciones. Su Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) ha calado hondo en la sociedad ceutí”[7].
Fátima Hossain se encuentra luchando día a día a favor de la igualdad, en contra la discriminación, la islamofobia[8] y el racismo vigentes en la actualidad contra la mujer y sobretodo la mujer musulmana, ejemplo de líder ante las sociedades occidentales, que utilizan el hiyab con mucho orgullo y respeto.
Otra líder musulmana que lucha también por la igualdad de oportunidades y ante la discriminación hacia la mujer es Aina Gamzatova, directora de la mayor empresa mediática islámica del país, presidenta de varias organizaciones benéficas y esposa del muftí de la república rusa de Daguestán.
Aina Gamzatova[9], es la primera aspirante presidencial musulmana de Rusia, que se enfrentará a Putin en las próximas elecciones presidenciales en este país a llevarse a cabo el próximo 18 de marzo de esta gestión.
“[Mi candidatura] no debe verse en un contexto clerical o en un intento de los musulmanes de crear un competidor para Vladimir Putin... Es un deseo de anunciar públicamente y apoyar a nivel federal una postura dura contra el wahabismo”.
Esas fueron sus palabras al presentar su postulación como candidata presidencial[10], claramente se ve su objetivo y su lucha en contra la islamofobia y a favor de la igualdad; y en ese mismo sentido algunos ven su campaña, independientemente de sus resultados, como una forma de aumentar la imagen de las mujeres musulmanas en Rusia y atraer la atención a las necesidades de Daguestán empobrecido, superpoblado y multiétnico.
"Incluso si pierde, la gente sabrá que una niña con hiyab [un pañuelo usado por muchas mujeres musulmanas que sienten que es parte de su religión] no es solo una madre o una mujer, sino que también es educada, sabia y respetada mujer ", escribió en Instagram el ex campeón olímpico de boxeo y el viceministro de deportes de Daguestán, Gaidarbek Gaidarbekov[11].
Otro ejemplo de liderazgo islámico femenino, es Masoumeh Ebtekar[12], vicepresidenta iraní, actual vicepresidente de Asuntos de la Mujer y la Familia de Irán, que fue responsable de la cartera de Medio Ambiente. Ebtekar fue la primera mujer en servir como Vicepresidente de Irán cuando los reformistas llegaron al poder que junto con Zahra Shojaei , participó en el primer gabinete desde la Revolución Islámica para incluir a las mujeres[13], ella ha sido descrita como izquierdista en la alianza de Mohammad Khatami.  
Masoumeh Ebtekar dirigió el Departamento de Medio Ambiente durante ocho años, introduciendo importantes cambios estructurales, organizativos y direccionales que permitieron una reingeniería del organismo gubernamental; durante su mandato, se mejoró la conciencia ambiental y el apoyo al activismo de la sociedad civil en esta área. Y actualmente como vicepresidenta para Asuntos de la Mujer y de la Familia, hace pie a la lucha a favor de la mujer musulmana, su participación, su papel y su rol contundente en todas las esferas del ámbito político y estratégico de un país.
Al igual que Ebtekar, también se encuentran Laaya Joneidi vicepresidenta del Gobierno para Asuntos Jurídicos, Shahindokht Molaverdi asistenta del presidente para Derechos Civiles[14], Marzieh Shah-Daei, viceministra del Petróleo[15]; actuales líderes musulmanas iraníes quienes a la vez luchan en contra la discriminación y la islamofobia, sobre todo hacia la mujer; en ese sentido son ejemplos contundentes de mujeres que desmitifican totalmente los estereotipos falsos y erráticos sobre la ligazón que se tiene sobre “Hiyab” y “Sumisión”; más al contrario es sinónimo y símbolo de “Lucha”, “Resistencia”, “Valor”, “Coraje”, “Inteligencia”, “Respeto”, “Recato” y “Pudor”; palabras que deben quedar muy claro en la mentes de las personas de Occidente.
Estos son tan solo unos ejemplos de liderazgo islámico femenino, que los hemos dado a conocer  para que quede claro el verdadero rol que está cumpliendo la mujer musulmana en la actualidad, como profesional, como líder, como madre, como esposa, como hija; pues debemos aclarar también que ésta es pilar fundamental de la familia, como educadora y ejemplo de los hijos, y en ese sentido ella tiene además de derechos, obligaciones que cumplir; pues ella es modelo de mujer no sólo en el vestir con pudor y recato, sino también en la calidad de sabiduría que debe adquirir para poder transmitirla a sus hijos, quienes son el futuro del mañana. Ella es fuente de conocimiento y sabiduría manifiesta, tanto interna como externa.
Las personas que hacen críticas condenatorias sobre la utilización del hiyab, deberían realizar una investigación profunda sobre su importancia y su razón de su existencia; pues aclarar que es el mismo que utilizó la Virgen María (P)[16] y es similar a aquella con la que se visten muchas monjas cristianas el día de hoy, tomando el modelo de María (P), en la Biblia también se alude el uso del velo y la vestimenta a muchas mujeres como lo dijimos, Raquel (P), Ruth (P), Elizabeth (P), etc.…; es decir que su origen se encuentra mucho tiempo atrás de la llegada del islam al mundo.
De ahí la necesidad también urgente de la creación de campañas informativas en los diferentes Medios de Comunicación, así como en las redes sociales, como también la realización de charlas, seminarios, coloquios, simposios en los diferentes establecimientos de Educación como en escuelas, colegios, Institutos, Universidades y Centros de Educación Superior, para defender y dejar en claro que el “Hiyab”, no es “Radicalismo”, ni mucho menos “Sumisión”, en todos los países de Occidente, hoy más que nunca emerge la lucha y la revolución hacia un lavado de cerebros, de mentes racistas, nocivas e intolerantes hacia seres humanos que tienen otro credo, u otra ideología; pues debemos continuar luchando por la igualdad en las sociedades donde existe cada vez más exclusión social.
 
Todos derechos reservados.
Se permite copiar citando la referencia.
Fundación Cultural Oriente

[1] Escritora, Periodista, Profesora e Investigadora Boliviana, miembro de la Asociación de Investigadores en Comunicación y Educación para el Desarrollo (AICED) La Paz-Bolivia.
[2]Esta palabra tiene sentido de vestimenta porque se refiere a un velo o medio de cobertura; pero el mayor uso de esta palabra se encuentra en el significado de cortina, aunque este vocablo también significa vestimenta, ya que cortina también es vestimenta, quizás pueda decirse que debido al origen de la palabra no toda vestimenta es un hiyab. Leer más en: http//islamoriente.com/content/article/la’cronolog%c3A’del hiyab
[4]Chambi Calle Roberto, Saavedra Alfaro Sdenka; “Yihad, guerra santa y Terrorismo, una desmitificación del Islam y los Musulmanes”; Ed. Elhame Shargh, La Paz, Bolivia, Julio 2015.
[5] Abogada, Diputada de Ceuta y portavoz del grupo parlamentario MD y C, luchando por la Igualdad en una ciudad con demasiada exclusión social.
[6] Ceuta es una ciudad autónoma española, situada en la península Tingitana, en la orilla africana del estrecho de Gibraltar, en la desembocadura oriental de este. Contiene, a su vez, una pequeña península, conocida como Almina. Está rodeada al norte, este y sur, por el mar Mediterráneo. Al oeste y suroeste, limita con una zona neutral que la separa de Marruecos; concretamente, de las prefecturas de Fahs Anjra y M'Diq-Fnideq, ambas pertenecientes a la región Tánger-Tetuán. Su territorio ocupa 19 km², donde conviven principalmente ciudadanos de cultura cristiana y musulmanes, aunque también existe una población de judíos y, en menor medida, hindúes. Las zonas urbanizadas se sitúan en el istmo y en parte del Campo Exterior. El centro urbano y los barrios más antiguos se localizan cerca del puerto y por la ladera del monte Hacho. Leer más en:  «Ciudad Autónoma de Ceuta - Red Natura 2000 - Espacios protegidos - Biodiversidad - mapama.es». www.magrama.gob.es. Consultado el 4 de marzo de 2017.
[8] Islamofobia (neologismo del inglés Islamophobia, compuesto por las raíces del árabe islām y  Diène, Doudou. El racismo, la discriminación racial, la xenofobia y todas las formas de discriminación. Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas. «Islamofobia se refiere a una hostilidad sin fundamento y un miedo hacia el islam, por consiguiente el miedo y aversión hacia todos o una mayoría de musulmanes. También, se refiere a las consecuencias prácticas de esta hostilidad en términos de discriminación, prejuicios o trato desigual de las víctimas que son los sujetos o comunidades musulmanas, excluyéndolos de las esferas políticas y sociales importantes. El término se ha inventado para responder a una nueva realidad: La discriminación creciente contra los musulmanes desarrollada en los últimos años».
[9] Aina Gamzatova, periodista musulmana,  originaria de Daguestán, conforman los ochenta y tres sujetos federales de Rusia, de 46 años  encabeza la mayor empresa mediática musulmana de Rusia, Islam.ru, que comprende televisión, radio y medios impresos, escribe libros sobre el Islam y dirige una organización benéfica.
[12] Masoumeh Ebtekar es la actual vicepresidente de Asuntos de la Mujer y la Familia de Irán, y fue nombrado el 9 de agosto de 2017. Anteriormente se desempeñó como director del Departamento de Medio Ambiente de 1997 a 2005, convirtiéndola en la primer miembro femenino en el gabinete de Irán desde 1979 y el tercero en la historia. Ella mantuvo el mismo nivel de oficina desde 2013 hasta 2017. Ebtekar primero alcanzó fama como "María", la portavoz de los estudiantes que tomaron rehenes y ocuparon la Embajada de los EE. UU. En 1979. Más tarde se convirtió en la directora de la Organización de Protección del Medio Ambiente de Irán durante la administración del presidente Mohammad Khatami , y fue concejal de la ciudad de Teherán de 2007 a 2013. Actualmente ha presentado 41 artículos científicos de ISI en el campo de la inmunología en su nombre. En su discurso al Undécimo Congreso Internacional de Inmunología en Teherán.  Mencionó el efecto perjudicial de las sanciones sobre el avance de la ciencia en Irán y señaló que las sanciones no deberían dirigirse contra las naciones. Ebtekar es miembro de varios comités de la junta de investigación y revisor de dos revistas internacionales y cuatro nacionales de inmunología
Article_image