La guerra mediática-propagandística impulsada por los gobiernos de Occidente sobre Guta Oriental en Siria
Sdenka Saavedra Alfaro[1]
 
Nuevamente se inició la guerra mediática en contra el gobierno sirio presidido por Bashar Al-Asad; así como ocurrió en el caso de las operaciones para liberar la ciudad de Alepo en diciembre del pasado año respectivamente[2], países occidentales y principales medios de comunicación como el periódico británico The Guardián[3],El Mundo de España[4], y demás medios influyentes televisivos, radiales; así como en las redes sociales tan influyentes en el mundo cibernauta han reiniciado una campaña propagandística, ésta vez centrando la atención mundial y mediática en el tema  de Guta Oriental[5] en Siria.
Con títulos en sus primeras planas como por ejemplo “El régimen de Assad subraya su victoria con la peor matanza en tres años”[6], o “Guerra en Siria: "Bombardean colegios y hospitales. Es el día del juicio final"[7], o “El balance de una semana trágica en Siria: los bombardeos del régimen de Bashar al Assad mataron a 500 civiles en siete días”[8], este último del periódico menos creíble infobae; están incitando al odio extremo del gobierno de turno; pues debemos aclarar nuevamente que el gobierno de Al Assad no es ningún régimen en primera instancia, ya que fue elegido con elecciones democráticas, por el 82% de los sirios, como lo argumenta Abdala Saddi[9], quien además señala que ésta es una guerra mediática manipuladora, armada y propuesta a nivel internacional en contra del gobierno sirio:
“El Presidente actual de Siria lleva 12 años de gobierno. Fue elegido por el 82 por ciento del electorado. Si esto hubiera sido una crisis entre el gobierno sirio y la oposición tal vez ya se habría llegado a una solución, lo que pasa es que el gobierno termina luchando contra extranjeros, mercenarios, terroristas. Yo no soy defensor de nadie, sino que estoy por el pueblo. Esto no es un tema de si el Presidente sirio es o no apto, esto es algo armado y propuesto de esa manera a nivel internacional. En Libia derribaron al gobierno y están explotando su petróleo, en Irak pasó lo mismo, y ahora le tocó a Siria que ya lleva cuatro años resistiendo. Estoy seguro de que si no fuera por la intervención de los terroristas internacionales -son más de 80 mil los que han ingresado-, el pueblo sirio llegaría a un entendimiento para la paz”[10].
Al mismo tiempo estos mismos medios dominantes occidentales están acusando al gobierno sirio de haber atacado a los civiles durante las últimas operaciones contra los terroristas de esta región como lo leemos en sus titulares; así también, por ejemplo, los autores del artículo del periódico británico “The Guardian” apodaron a Guta Oriental como la “Srebrenica siria”[11], haciendo referencia a la masacre más cruel en Europa después del final de la Segunda Guerra Mundial:
“El este de Ghouta es otra Srebrenica, estamos volviendo a mirar hacia otro lado. El horror de la masacre bosnia musulmana de 1995 se repite hoy en Siria” “Al igual que el enclave musulmán de Bosnia en 1995, el este de Ghouta, en las afueras de Damasco, ha sido asediado por las fuerzas del régimen desde las primeras etapas de la guerra siria. Años de desgaste no han podido desalojar a las facciones rebeldes que lo controlan”[12].
Toda esa manipulación mediática, ese falso periodismo nuevamente está distorsionando la realidad; pues debemos aclarar que sus acusaciones responsabilizando a Rusia y al Gobierno sirio de las condiciones humanitarias de la zona y los ataques como hemos visto, se basan en reportes del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una ONG abiertamente opositora a Bashar al Assad, cuya sede se encuentra en Londres, y a los Cascos Blancos, que han sido acusados de fabricar pruebas[13].
Al mismo tiempo debemos  señalar que los medios dominantes "orientados a los países de la OTAN" como lo señala Vanessa Beeley[14] suelen describir las "atrocidades" del Ejército sirio e "ignoran las constantes lluvias de minas y proyectiles, cohetes y balas explosivas y ataques suicidas contra civiles sirios en zonas residenciales de Damasco, como Darbar y Durmur", perpetrados por terroristas de diferentes bandos. Los omiten porque no corresponde a la retórica de los medios acerca de la necesidad de dimisión de Asad y porque la información sobre las víctimas civiles por los ataques de terroristas o grupos radicales de la oposición no ayuda a fomentar la opinión pública contra el Gobierno actual del país árabe.
Esas campañas mediáticas se llevan a cabo para defender a los grupos armados apoyados por los países occidentales; sin embargo, habría que preguntarse ¿De dónde reciben estos grupos radicales la munición de guerra para atacar a los civiles de Damasco?, porque también estamos viendo cómo Estados Unidos sigue protegiendo a los remanentes terroristas del EIIL (Daesh, en árabe) en el este de Siria evacuando en helicóptero a algunos ‘líderes’ de esta banda takfirí que se habían quedado en esta zona; así revelan fuentes civiles a la agencia siria de noticias SANA
“Helicópteros de EE.UU. trasladaron el domingo por la noche a un nuevo grupo de “líderes” del EIIL de la ciudad de Al-Shadadi, situada en el noreste de Siria, a centros de entrenamiento, en la provincia nororiental de Al-Hasak”[15].
Obviamente todo esto violando normas y leyes, ya que tanto Damasco como sus aliados en la lucha antiterrorista han condenado la presencia de soldados estadounidenses en el suelo sirio, pues carecen de la autorización del Gobierno de Bashar al-Asad y del aval del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU)[16], con esto estamos comprobando que en definitiva es una invasión total del imperialismo y sus aliados como es el caso de Israel, a los que los quieren mostrar nuevamente de héroes.
Y en ese sentido el Representante Permanente de Siria ante las Naciones Unidas, Bashar Jaafari, afirmó que Siria tiene el derecho de defenderse con todos los medios legales e incluso tiene el derecho de resistir a la ocupación militar de Estados Unidos.
“EE.UU. nos advirtió y nosotros lo advertimos que tenemos el derecho a defendernos en virtud del artículo 51 de la Carta de la ONU”[17].
“Los llamamientos de ocho millones de sirios en Damasco nunca llegan al Secretariado General de la ONU ni a los representantes de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, pero les llegan las llamadas de sus instrumentos de grupos terroristas armados y los Cascos Blancos que son los representantes legítimos del Frente Al-Nousra, y parece que estos países han decidido reemplazar las banderas negras de Al-Nousra y el Daesh con otras blancas en Irak y con los cascos blancos en Siria”[18].
Al mismo tiempo Jaafari, acotó que las potencias manifiestan preocupación por la situación de los grupos terroristas que se atrincheran en una zona de 50 km cuadrados y hacen caso omiso a la ocupación estadounidense, turca e israelí de más de 50 mil kilómetros cuadrados del territorio sirio.
“Jaafari afirmó que el gobierno sirio conserva su derecho a responder de la manera que considere apropiada en caso de que los grupos terroristas armados atacaran a civiles en Siria, y manifestó que el primer párrafo de esta nueva resolución abarca también a los ataques perpetrados por las fuerzas turcas en Afrín, los ataques de las fuerzas de la llamada “Coalición Internacional” contra la soberanía y el territorio de Siria y, también se aplica a las continuas violaciones de las fuerzas de ocupación israelíes contra el territorio sirio”[19].
Toda esta guerra mediática de desprestigio en los medios de comunicación que continúa adelante contra el gobierno del Presidente Sirio Bashad Al- Asad no es otra cosa que la agresión imperial de EE.UU., Europa y del sionismo israelí como una vez más lo estamos corroborando; pues Siria está luchando contra el terrorismo en su territorio, al cual éstos países la quieren colonizar.
Ya lo señaló la analista política Francisca Quiroga[20], que en Siria se está llevando a cabo una guerra mediática y propagandística impulsada por los gobiernos de Occidente, que buscan apropiarse de los recursos petroleros del país; además del interés geopolítico en Medio Oriente, pues los medios occidentales usaron la excusa de una tercera guerra mundial para desviar la atención de la opinión pública sobre lo que realmente ocurre en Siria, en donde Estados Unidos y sus aliados occidentales han apoyado a grupos armados para hacerse con el poder y los inmensos recursos energéticos del país. Y esta vez ya no es Alepo, hoy le tocó el turno a Guta.
Y en palabras de Juan Beneyto[21] “La propaganda es el cristal que da la imagen deformada o coloreada, es el anteojo que se nos coloca sin que lo notemos, e incluso aceptando su licitud a fuerza de su habitualidad”, por eso la propaganda siempre se apoya en técnicas de manipulación de la verdad y en su sustitución por la mentira, y si no es cierto júzguelo usted con su investigación y no dejándose manipular por el poder de los medios dominantes occidentales, ya que nuevamente estamos en una “demonización” al Gobierno del Presidente sirio, Bashar al-Assad.
 
Todos derechos reservados.
Se permite copiar citando la referencia.
Fundación Cultural Oriente

[1] Escritora, Periodista, Profesora e Investigadora Boliviana, miembro de la Asociación de Investigadores en Comunicación y Educación para el Desarrollo (AICED) La Paz-Bolivia.
[2] www.sputnik.com “El ejército sirio libera completamente la ciudad de Alepo”; (12/12/2016).
[5] Guta, también llamada Ghouta o Ghuta (en árabe, غوطة دمشق / Ghūṭat Dimashq) es una región de la campiña de Damasco, cerca de la zona oriental de Damasco, Siria, que contiene una gran cantidad de tierras rurales. Es una zona verde que recibe agua principalmente del río Barada. La Guta de Damasco es un cinturón agrícola que rodea la ciudad de Damasco por el sur y el este. Separa la ciudad de los prados secos que bordean el Desierto sirio, y ha proporcionado a sus habitantes una variedad de cereales, verduras y frutas durante miles de años. Aunque los establecimientos humanos datan de tiempos antiguos, un desarrollo incontrolado de la zona tuvo lugar en las últimas décadas. La creciente demanda de comida por la población de la capital, la urbanización y el desarrollo industrial han incrementado la presión de las tierras agrícolas.
[9] Abdala Saddi, actual Cónsul de Siria en Córdoba Argentina.
[10] www.puntal.com “Bashar Al Assad, fue elegido por el 82% de los sirios”, (10/9/2015).
[11] La masacre de Srebrenica, también conocida como genocidio de Srebrenica, ​consistió en el asesinato de aproximadamente unas 8000 personas6​ de etnia bosnia musulmana en la región de Srebrenica, en julio de 1995, durante la Guerra de Bosnia por parte de serbios de Bosnia y elementos provenientes del hasta entonces JNA. Dicho asesinato masivo, llevado a cabo por unidades del VRS, bajo el mando del general Ratko Mladić, así como por un grupo paramilitar serbio conocido como «Los Escorpiones», se produjo en una zona previamente declarada como «segura» por las Naciones Unidas ya que en ese momento se encontraba bajo la supuesta protección de 400 cascos azules holandeses. Aunque se buscaba supuestamente la eliminación de los varones bosnios musulmanes, la masacre incluyó el asesinato de niños, adolescentes y ancianos, con el objetivo de conseguir la limpieza étnica de la ciudad. Tras los Acuerdos de Dayton, que pusieron fin a la guerra, Srebrenica quedó ubicada en la subdivisión del país denominada República Srpska, que agrupa al 90% de los serbios de Bosnia; leer más en: https://web.archive.org/web/20110606075959/http://www.ohr.int/print/?con...
[14] Vanessa Beeley, una periodista de investigación británica centrada en Oriente Medio, quien reveló en noviembre de 2016 que la Organización de Cascos Blancos no era un organismo independiente, a pesar de sus afirmaciones, y recibe apoyo financiero de varios estados occidentales que respaldan a grupos terroristas en Siria: http://insurgente.org/organizacion-de-medicos-suecos-denuncia-los-montaj...
[18] Ídem.
[20] Quiroga Francisca, académica, investigadora y analista de política nacional e internacional, su carrera la hizo en el Instituto de Asunto Públicos (IAP) de la Universidad de Chile, a fines de diciembre cambió de domicilio, se mudó a la Universidad Arcis para asumir como directora del Magíster en Políticas Sociales y Gestión Local de la Escuela Latinoamericana de Estudios de Postgrado. 7 www.hispnatv.com “Kerry admite: EEUU intentó usar a Daesh para derrocar a Al-Asad”; (6 de enero de 2017).
[21] Beneyto, Juan: “El color del cristal. Mecanismos de manipulación de la realidad”; Editorial Pirámide, Madrid 1982.
Article_image
Article_rate