La imposición constante de castigos a la República Islámica de Irán en respuesta a casi 40 años de resistencia al avance del Imperialismo en Medio Oriente

Roberto Chambi Calle[1]

Las crisis mundiales en todas las esferas no son producto de la magia,  ni muchos menos de los designios del azar, ni de las predicciones de Nostradamus, las mismas son el efecto del egoísmo, la perversidad, la maldad desenfrenada y los deseos pérfidos de los grupos de poder del hegemón mundial, usando para ello un sin fin de medios así como guiones y/o historias para atacar, castigar o eliminar físicamente a las personas y sujetos internacionales que estrangulan –según ellos- su paz y su seguridad.

Desde los albores de la historia misma del hombre nos hemos visto empañados en un sinfín de guerras y castigos colectivos hacia los más débiles en donde la fuerza y la violencia del más poderoso siempre delimitó la hegemonía de los imperios para su predomino en el mundo.

En los inicios del siglo XX se consolidó el poderío petrolífero de Irán, un pueblo que prácticamente flota sobre petróleo, un recurso que hasta la fecha le ha costado ser considerado un "país dentro del eje del mal[2]", un estado que no tiene “principios democráticos, una nación que no respeta los Derechos Humanos” y que por sobre todo un país que “está empeñado en su desarrollo armamentista nuclear y que este avance podría ser catastrófico para el planeta”. Sin duda estos slogans que se han construido en torno a los persas son “cantos de sirenas”, demagogia virulenta y sinuosa que está cubierta con el glasé mediático de los mass media que manejan los imperios para ocultar sus verdaderas intenciones; someter a este país para que nuevamente sea su servidor como fue en la época de la monarquía persa, aquella que también en su momento fue un imperio, pero como reza la frase “todo imperio siempre cae”.

Esa incipiente bonanza persa del siglo XX en su gran mayoría no era bien comprendida por la población iraní quienes mayormente no tenían la formación adecuada para entender su potencial en recursos naturales, todo lo contrario, la monarquía no por sus medios sino por la asesoría del imperio británico y más adelante la intromisión norteamericana tenía conocimiento de los recurso petrolíferos que estaban en sus manos, sin embargo no todo proceso de dominación queda enfrascado en las oligarquías-monarquías; sino que tarde o temprano el pueblo logra entender está sentado en una silla de oro o que flota sobre un mar de petróleo y eso ocurrió cuando esa población dormida se manifestó contra la monarquía y que ante esta presión no le quedaba otra opción al monarca que decorar su estructura de poder estableciendo la figura de un primer ministro como lo fue Muhammad Mossadeq, quizás con ello Pahlavi ponía contenta a su gente, pero no “toda buena intención” siempre acaba bien.  

Los británicos tenían muchos intereses fuera del petróleo, uno de ellos era el factor político pues necesitaban de gendarmes que establezcan el orden en el establishment en Medio Oriente frente a la avanzada del comunismo y/o socialismo; pero no solo la corona británica quería establecer este control así como la explotación de los recursos petrolíferos; sino también un nuevo actor EE.UU. que con una alianza ipso facto decidieron intervenir los mandatos político administrativos del primer ministro Mossadeq, quien al escuchar las demandas de los persas en un acto revolucionario y muestra de soberanía decide nacionalizar la  petrolera británica "Anglo-Iranian Oil Company" , así como las demás empresas que tenían una conexión con esta, acción que inmediatamente fue respondida por la fuerza británica y norteamericana pues sus intereses estaban en peligro.

Así, la corona británica con la ayuda de su excolonia Norteamérica derrocaban al primer ministro y daban un golpe de estado al pueblo iraní despojándolos de su petróleo, languideciendo su economía y quitándoles su soberanía frente a sí mismos como a la comunidad internacional; quienes al ver como el imperio espetaba a un país eran cómplices mudos del acto de humillación proclive a favorecer nuevamente a la monarquía del sha Pahlavi de Irán. Todo el esfuerzo que la población hizo por consolidar la soberanía y autodeterminación de su nación quedó congelado por los intereses de las coronas británica y persa.

Aquel Irán derrotado y engañado tomó una conciencia de pueblo, pero no solo con tintes nacionalistas sino espirituales; pues algo no fue considerado por sus castigadores: la espiritualidad, la cultura islámica, la cultura de ashura[3] y todo su simbolismo que gira en torno a sus imames[4], los mismos que fueron perseguidos, oprimidos, torturados para finalmente ser asesinados en la mayoría de los casos por las monarquías de la época, esta hilera de hechos nefastos es perenne teniendo sus efectos directos e indirectos en la actualidad como lo es el caso de análisis en el presente trabajo.

Desde el golpe de estado hacia el primer ministro Iraní Muhammad Mossadeq la corona británica y norte américa (EE.UU.) impusieron su voluntad apoyando y sosteniendo la Monarquía del Sha Pahlavi, durante esa época la mayoría de los ciudadanos vivían sometidos al despotismo del monarca quien subyugado de manera voluntaria a “sus amos”, imponía una serie de directrices en todas la esferas estatales, sociales, políticas y económicas sedando a las voces que se oponían a ese sistema servil y dependiente a la injerencia extranjera

Frente a esta felonía al pueblo persa surge el liderazgo espiritual y religioso del Ayatollah Jomeini, quién desde las escuelas y madrazas islámicas transmitía enseñanzas de moral, dignidad, resistencia y rebeldía al imperialismo y a la dominación extranjera. Unos de los movimientos que tuvo trascendencia fue los levantamientos de 1963 contra la “revolución blanca”[5], aquella que en esencia soslaya las enseñanzas morales y espirituales, el régimen monárquico habiendo entendido la influencia que tenía Jomeni es que decidió desterrarlo[6] creyendo con que con esta abscisión iba a pacificar al pueblo.

Obviamente como lo es testigo la historia, todas estas operaciones del régimen pahlavi eran asesoradas y dirigidas desde la embajada de EE: UU en Teherán[7], nuevamente el monarca iraní en complicidad con  “sus socios” quería que Irán sea sumisa a la injerencia extranjera.

Estando en el exilio forzado Ruhollah Jomeini comenzó a liderar la revolución, utilizando para ello cartas, mensajes radiofónicos y grabaciones, los mismos que eran esperados y recibidos por el pueblo teniendo este su efecto en el año de 1979 con el triunfo de la revolución Islámica sobre la monarquía persa.

Con el retorno de su exilio en Francia Jomeini instauró junto con su pueblo la República Islámica de Irán, devolviéndole a este, dignidad, libertad, independencia, soberanía y paz espiritual.

El castigo por esta “herejía” cometida contra el imperialismo tuvo sus efectos en todos los ámbitos de la nueva República Islámica, bloqueo económico, injerencia política, sanciones financieras a su economía; etc.

Una vez instaurada la República Islámica, vinieron muchos ataques no solo por cuestiones políticas sino por sobre todo económicas para poder explotar sus recursos petroleros y gasíferos. No contentos con ello iniciaron indirectamente una guerra impuesta: una invasión, casi un año después de la revolución , utilizando para sus fines marionetas y glases para ocultar su puño de hierro cuando invadieron Irán el 22 de septiembre 1980, una guerra impuesta hasta el 20 de agosto de 1988, en todo ese periodo el país persa a parte estructurar los cimientos de la República Islámica, establecer su propio  sistema político, fortalecer su presencia en el plano internacional tuvo que luchar en una guerra injusta contra Irak asesorado por EE.UU. (que en otros términos era una guerra contra EE.UU y sus aliados Europeos, “antes amigos”)con el único fin de sepultar a la República Islámica para nuevamente apropiarse de sus recursos naturales; así como imponer sus políticas coloniales, habida cuenta de que Irán geopolíticamente es un territorio de suma importancia en el establishment en Medio Oriente.

Desde el golpe de estado a Mosaddeq en 1953, el exilio forzado a Jomeini en 1964, la guerra impuesta en 1980, las hostilidades del imperio hasta la fecha continúan, el pueblo persa siempre fue, atosigado, asfixiado, presionado, bloqueado; etc..., por el solo hecho de no obedecer ni ser un servil sumiso a las órdenes del imperialismo, quienes mediante sus vasallos financieros, políticos y económicos tratan de estrangular como siempre a este pueblo, así por ejemplo el acuerdo 5+1[8] realizado el 14 de julio 2015 después de arduas negociaciones fue firmado por los 5 países que son miembros plenos y permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas: EE.UU, Gran Bretaña, Francia, Rusia y China, más Alemania, por supuesto que la firma de este acuerdo internacional fue antecedida por una serie de investigaciones, visitas a los centros de energía nuclear, condicionamientos, amedrentamiento a su sistema político etc., demostrándose con ello la voluntad pacifista que siempre tuvieron los persas. Finalmente se firmó el tratado, con lo cual se iban a levantar las sanciones injustificadas.

Con la llegada a la presidencia de EE.UU. de Donald Trump toda esa voluntad pergeñada desde sus inicios que desembocó en el acuerdo 5+1 fue defenestrada por los lobbies norteamericanos bajo la egida de Trump, quien finalmente cumplió sus promesas de no mantener el acuerdo con irán; pues sostuvo que el “acuerdo es podrido y decadente”[9]. ¿Cabe aquí preguntarse dónde quedan las obligaciones internacionales que un estado suscribe en el marco del Derecho Internacional?

Trump no obstante de haber destruido un tratado internacional, hoy aún sigue estrangulando la economía y las finanzas de un país que ha demostrado con una verdadera voluntad y responsabilidad política a nivel internacional y por todos los medios que su programa nuclear tiene fines pacíficos tal como corroboraron los agentes del organismo internacional de energía atómica[10] siendo su resultado la base fundamental para la firma del acuerdo nuclear. Con todo ello nos podemos dar cuenta cuales son las verdaderas intenciones que tiene el imperialismo que sin duda no son la paz; sino la imposición a raja tabla de sus directrices y ambiciones egoístas de apropiarse de los recursos naturales y económicos que tienen los persas, no cabe duda EE.UU. no tiene la mínima voluntad política de apoyar la convivencia pacífica de los pueblos en el mundo, al menos de aquellos que tienen  recursos naturales, económicos, así como una ubicación estrategia en Medio Oriente; pues el Golfo pérsico es uno de los sectores geoestratégicos más importantes en la zona no solo por cuestiones políticas sino económicas y financieras, porque debemos recordar que por el estrecho de Ormuz se transporta el 30% de petróleo y demás derivados del mismo y ésta es una más de las tantas “preocupaciones” de la administración Trump.

Desde siempre como lo decíamos a principios de este ensayo el imperialismo ha tratado de someter a los pueblos que, por tener recursos naturales, económicos, posicionamiento geoestratégico clave; etc. al no poder yuxtaponerlos a su voluntad los denigran, los inculpan, los amenazan, los difaman, los condicionan para que finalmente sean agredidos bélicamente “borrándolos del mapa” queriendo con ello infundir terror a otros países libres que de no someterse a sus apetitos ese será su destino. Los imperios para tal fin han creado una serie de organizaciones internacionales con mecanismos político – Bélicos que en definitiva son ellos mismos quienes puede manejarlos haciéndolos proclives a sus decisiones, en definitiva, quienes toman las decisiones “en nombre de la paz” son jueces y parte al mismo tiempo, ejemplo palmario de ello es el Consejo de Seguridad; así como todas las estructuras que supuestamente son democráticas y en beneficio de los estados en el plano internacional, pues estas instituciones en último caso no son las garantizadoras ni protectoras de la paz y la seguridad internacional, son solo entes que son manejadas en su gran mayoría por los imperios que para tal fin inyectan cifras millonarias para que funcionen; así por ejemplo cuando estos van en contra de sus políticas, son amenazadas de retirarles el apoyo financiero tal cual pasó con varios organismos internacionales así como el retiro de ayuda presupuestaria a  Palestina o a la Unesco cuando éste se hizo miembro.

El hostigamiento constante a los países que no siguen las líneas políticas, económicas y financieras de los poderosos están condenados a su destrucción; sin embargo aquellos pueblos que  aun con esa asfixia, ataque y amedrentamiento quieren ser libres, dignos y soberanos también están conminados a la resistencia y en definitiva a la lucha, esas acciones sin duda son bien sabidas por la República Islámica de Irán y como fieles obedientes a las enseñanzas de sus líderes morales y espirituales están en ese destino tal cual enseñó uno de los nietos de Muhammad (Mahoma) cuando fue martirizado por  el califato de los Omeyas; pues en este siglo nada ha cambiado para los creyentes porque aun “todas las tierras son Karbalá[11] y todos los días son Ashura”.

Todos derechos reservados.

Se permite copiar citando la referencia.

www.islamoriente.com

Fundación Cultural Oriente


[1] Cientista Jurídico y Analista en Relaciones Internacionales, Miembro del Comité para el Estudio y la Difusión del Derecho en América Latina.

[2] Desde 1981, Estados Unidos confecciona anualmente una lista con los países a los que considera "avanzadilla del terrorismo". A primeros de 2005, la entonces candidata a la Secretaría de Estado, Condoleezza Rice, señaló a los seis países que conforman la actual lista negra del eje del mal: Irán, Corea del Norte, Bielorrusia, Myanmar, Zimbabue y Cuba. Ver más: http://www.elmundo.es/elmundo/2006/03/21/internacional/1142933493.html

[3] "El décimo día de Muharram del año 61 H. (680 C.) día en que el Imam Hussein (Sayyid Al-Shuhada, "el Señor de los Mártires"), el segundo hijo de Ali y Fátimah, se alineó frente al enemigo con su pequeño grupo de seguidores, menos de 90 personas, 40 de ellas compañeros, unos 30 miembros del ejército del enemigo que se le unieron durante la noche y día que duró el combate, y su familia hashimita compuesta por hijos, hermanos, sobrinos, sobrinas y primos. Ese día combatieron desde la mañana hasta quedar sin aliento, y el Imam y todos los jóvenes hashimitas y compañeros fueron martirizados. Entre los asesinados estaban dos hijos del Imam Hasan, quienes solamente tenían once y trece años, y un hijo de 5 años y otro que aún tomaba el pecho, del Imam Hussein". Leer más en: http://articulo.islamoriente.com/node/1150 

[4] "Literalmente, el Imamato significa liderazgo y la palabra “Imam” se refiere a cualquier persona que guía a la gente. En un sentido literal y general, el término Imam puede hacer referencia a varias personas; tales como sucesor del Profeta (PBD), Imam en la oración colectiva (el que dirige la oración), comandante de un ejército, guía de pasajeros, líder de la caravana y los eruditos que se siguen". Ver más: http://es.wikishia.net/view/Imamato

[5] “Las violentas protestas del Imán Jomeini contra el complot americano de la llamada “Revolución Blanca”, que representaba un paso en la constitución de los fundamentos del régimen despótico y del reforzamiento de los vínculos políticos, culturales y económicos de Irán al imperialismo mundial, fue el factor determinante del movimiento unánime de la nación. Posteriormente, la grandiosa y sangrienta revolución de la Nación (Umma) musulmana en Jordad de 1342 [junio de 1963], marcó en realidad el punto de partida de este levantamiento majestuoso y extenso, y consolidó la posición central del Imán como líder islámico”. Ver más: www.irna.ir/userfiles/es/files/iran86/index.htm

[6] Jomeini, fue expulsado de su país, primero a Turquía, luego a Irak y finalmente a Francia, a un barrio humilde, con su retorno al país persa, el 1 de febrero de 1979, sepulto los 2500 años de monarquía en Irán.

[7] “La CIA ha reconocido explícitamente que estuvo detrás del golpe de Estado que derrocó al primer ministro Iraní Mohamed Mossadeq en 1953, de acuerdo con documentos publicados este domingo por el Archivo de Seguridad Nacional. Aunque la agencia ya había difundido una versión de su intervención en esos acontecimientos en 1981, está es la primera vez que se hace referencia concreta a su implicación en la planificación y la ejecución del golpe.” Ver más en: http://internacional.elpais.com/internacional/2013/08/19/actualidad/1376885058_581674.html http://articulo.islamoriente.com/node/517

[8] “El Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) es un acuerdo internacional y coercitivo tanto para los países firmantes como para los otros países miembros de la comunidad internacional” Ver más: https://actualidad.rt.com/actualidad/270135-acuerdo-nuclear-iran-puntos-clave

[9] Ver más: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-44052415  https://www.eltiempo.com/mundo/eeuu-y-canada/estados-unidos-se-retira-del-acuerdo-nuclear-con-iran-215214

[10] Insertar resoluciones importantes del agente, así como fechas, etc.

[11] "Karbalá" (en árabe: كربلاء) es una ciudad en Irak así como uno de los lugares sagrados de los musulmanes shitas y también sunnitas, en esta ciudad en el año 61 de la hégira (680 d.c.) ocurrió el martirio del Imam Hussein (P) y sus compañeros en el suceso de Ashûra

Article_image
Article_rate
No votes yet
Bajar el archivo PDF