Año Nuevo, y años nuevos

En los  países del Occidente, se concibe que cada año nuevo comienza el día 1 de enero y culmina el 31 de diciembre, contando así con 365 días, en doce meses.

Por ello la víspera de este día significa una celebración de gran relevancia y múltiples significados.

Sin embargo, con base en los distintos calendarios que existen en el mundo, el año podría empezar el 1 de diciembre, o el 21 de marzo, o cualquier otro día y podría tener diez meses, o cuatro.

Originalmente el calendario tenía un uso principalmente religioso y agrícola; desde el punto de vista religioso, para recordar las festividades, y desde el agrícola, para marcar el inicio y terminación de las estaciones e indicar los tiempos de siembra, apareamientos, cosechas etc.

Calendario lunar

El calendario lunar se rige por el ciclo de 29 y medio días, de la luna. En la antigüedad fue muy socorrido por la semejanza con el período menstrual de la mujer, y con el tiempo de preñez de 10 meses lunares.

En el norte de Europa, las tribus celtas se regían por un calendario lunar, donde la unidad de medida no era el día, como en todos los demás, sino la noche.

El calendario lunar es usado actualmente en el  Islam, en estricta obediencia al profeta Mahoma (s.a.s.) y al dictado del Corán: "La luna nueva, fijará el tiempo para la población y para el peregrinaje".

Calendario solar

Los países de Occidente utilizan el calendario solar, al menos para los asuntos de orden civil.

Los egipcios optaron por el calendario solar, de 365 días y un cuarto, siendo así, los precursores directos del calendario moderno.

En América, la cosmografía estaba muy avanzada antes de la conquista española. Los mayas se regían por un calendario solar de excepcional exactitud.

El año solar es el tiempo de traslación de la tierra alrededor del sol, y en este plazo se suceden las cuatro estaciones.

No es posible hacer coincidir el año con un número exacto de días, debido a que el año solar dura 355 días 5 horas 48 minutos y 46 segundos. Para subsanar este problema se optó por hacer el año de duración variable, estableciendo años cortos de 365 días, y algunos largos de 366.

La Navidad se celebra de acuerdo al calendario solar, pues se fija tres días después del solsticio de invierno (21 de diciembre). Y la Pascua está conforme a la luna, pues el viernes santo es el anterior a la primer luna llena, siguiente del equinoccio de primavera (21 de marzo).

¨El  Noruz¨  en persa o el año nuevo persa:

Los festejos del Noruz, año nuevo Iraní es  uno de los festejos más antiguos del mundo, donde se realizan una serie de ritos que marcan el comienzo del nuevo año.

Los festejos del año nuevo , fueron nombrados patrimonio mundial por la UNESCO , y una celebración de paz y diversidad cultural declarada por la ONU.

Es una de las fiestas más antiguas de la humanidad, que se remonta a casi tres mil años antes de Cristo.

El Noruz o el año nuevo sin duda es la fiesta más importante para los iraníes, el pueblo iraní es muy amante de las conmemoraciones y de mantener sus viejas tradiciones.

La fiesta de Noruz es muy rica en ritos antiguos, costumbres y reminiscencias simbólicas.

La fiesta de Noruz es, en su origen, una celebración de culto a la fertilidad, la armonía con el renacimiento de la naturaleza.

El Noruz siempre empieza el primer día de la primavera el 21 de marzo de cada año.

Las ceremonias de Noruz son representaciones simbólicas de dos conceptos antiguos Fin y Renacimiento.

La celebración del Año Nuevo tiene referentes de la religión zoroastrista, existe constancia de celebraciones de las fiestas de nuevo año en los palacios reales donde se organizaban eventos especiales con recepciones muy suntuosas.

La celebración de Noruz representa el renacer de la naturaleza después del invierno y el culto a la fertilidad y es sin duda la tradición más importante de Irán sin connotaciones religiosas y todos celebran el Noruz sin importar el credo y la etnia de cada uno.

Año nuevo chino

La fecha de comienzo del Año Nuevo Chino viene determinada por el calendario lunisolar utilizado tradicionalmente en China y en otros pueblos que se han visto influidos por la cultura, como coreanos, japoneses o vietnamitas.

El Año Nuevo Chino comienza con la segunda luna nueva, o muy raramente la tercera, tras el solsticio de invierno boreal (22 de diciembre), es decir, entre 30 y 59 días después, lo cual puede ser entre el 21 de enero o el 21 de febrero.

En el 2014, el año nuevo chino comenzará el 31 de enero y corresponde al Año del Caballo.

Año nuevo tibetano

Este calendario surge de las tradiciones astronómicas, influenciadas por los calendarios chinos e hindúes.

Basado en el sistema lunar, el año tiene 360 días, con algunos días omitidos para hacer que corresponda con el menguante y el creciente de la Luna.

El año comienza con Losar, el cual ocurre normalmente en el mes (gregoriano) de febrero con la luna nueva.

Los años son nombrados combinando los 12 animales del zodiaco con los cinco elementos de la vida, de la tierra, del hierro, del agua y de la madera para producir un ciclo completo de 60 años.

Año nuevo islámico

El calendario islámico es un calendario lunar, los años se componen de 12 meses lunares o lunaciones, y forma ciclos de 30 años.

Los años comunes tienen 354 días y los bisiestos 355 días, agregándose a ellos un día al último mes, Dulhiya.

Este calendario tiene su punto de partida en la Hégira, o sea, la emigración del profeta Muhámmad (s.a.s.).

Año nuevo judío

El calendario judío o hebreo comienza con la Génesis del mundo, que aconteció, según la tradición, el día domingo 7 de octubre del año 3761 a. C.; fecha equivalente al 1 del mes de Tishrei del año 1.

Para convertir un año del calendario gregoriano a su correspondiente hebreo, basta con sumar o restar la cifra de 3761.

Fuente: Poblanerias

www.islamoriente.com

Article_image
Article_rate