Los derechos del Imam Mahdi (Dios apresure su venida)*

Recopilación y traducción: Zohre Rabbani

Colaboración: Masuma Assad de Paz

Las enseñanzas islámicas hacen gran énfasis en el cumplimiento de distintos derechos. Luego del derecho de Dios, ninguno de éstos supera al de los Imames, líderes infalibles de la religión, pues nadie tiene un rol que se le compare. La continuación de nuestra vida sería imposible si no fuese por la existencia de ellos.

Para echar luz sobre este tema, transmitiremos un hadiz del Imam Sadiq (la paz sea con él) que, a su vez, relata de su abuelo, el Imam Sayyad (la paz sea con él):

“Nosotros somos los líderes del Islam y la prueba de Dios sobre el universo y somos los señores de los creyentes. Líderes de los rostros blancos, y protectores de los que creen. Somos protección para los habitantes de la Tierra, del mismo modo que las estrellas son protección para los habitantes de los cielos. Somos aquéllos que a través nuestro, Dios sostiene al cosmos para que no caiga sobre la Tierra. Y es a través nuestro que Dios protege a la Tierra de hacer perecer a sus habitantes. Por medio de nosotros, hace bajar las lluvias y hace correr su misericordia. Por medio de nosotros, extrae las bendiciones de la Tierra. Si la Tierra no tuviese a uno de nosotros, ésta tragaría a sus habitantes”.

Luego dijo: “La Tierra, desde que Dios ha creado al ser humano, nunca ha estado sin una prueba (Huyyah) de Dios. Ya sea que esta prueba sea aparente y conocida u oculta y desconocida, y así será hasta el día del Juicio Final, pues si no hubiera sido de esta forma, Dios no sería adorado”.[1]

Es por eso que en la súplica de Nudbah, pedimos a Dios que nos ayude a cumplir con los derechos del Imam: “Dios nuestro, ayúdanos a cumplir con los derechos del Imam, y a esforzarnos en su obediencia y a abstenernos de su desobediencia”.[2]

La necesidad de cumplir con los derechos del Imam

Respecto a este tema existen numerosos hadices del Profeta (la paz sea con él y su descendencia) y los Imames. El gran sabio Muhammad Taqui Musaui, en su famoso libro Mikialul Makarim fil fauaidil lil dua i lil qaim, nos narra ochenta derechos del Imam en forma muy atractiva y desarrollada, basados en aleyas de Corán y en hadices.

Aiatollah Rei Shahri, en su libro, Ahlul Bait en el Corán y en los hadices, escribe

“Dice el enviado de Dios (la paz sea con él y su descendencia): ‘Por quien mi vida está en sus manos, nadie será beneficiado por sus actos a no ser que conozca nuestros derechos’”.[3]

El Imam Sadiq (la paz sea con él) dice:

إنَّ اللّه َ عَزَّوجَلَّ أوضَحَ بِأَئِمَّةِ الهُدى مِن أهلِ بَيتِ نَبِيِّنا عَن دينِهِ، وأبلَجَ بِهِم عَن سَبيلِ مِنهاجِهِ، وفَتَحَ بِهِم عَن باطِنِ يَنابيعِ عِلمِهِ، فَمَن عَرَفَ مِن اُمَّةِ مُحَمَّدٍ صلى الله عليه وآله واجِبَ حَقِّ إمامِهِ وَجَدَ طَعمَ حَلاوَةِ إيمانِهِ وعَلِمَ فَضلَ طَلاوَةِ إسلامِهِ

“Dios, Exaltado y Glorificado sea, hizo evidente su religión a través de los Imames de la guía de la familia del Profeta (la paz sea con él y su descendencia) y por medio de ellos iluminó el camino de la religión; y también por medio de ellos hizo brotar las fuentes ocultas de su sabiduría. Entonces, de entre la comunidad de Muhammad (la paz sea con él y su descendencia) sólo quien pueda reconocer el derecho obligatorio de su Imam podrá percibir el sabor de la fe y valorará al Islam”.[4]

Los derechos del Imam de la época (Dios apresure su venida)

Los Imames infalibles tienen muchos derechos sobre nosotros. Nos referiremos a algunos más importantes:

  1. Ser amado

El Profeta del Islam (la paz sea con él y su descendencia), a cambio de todos los esfuerzos que hizo para la gente sólo le pidió una recompensa, y ésta es el amor a su familia.

“Di: no os pido recompensa por ello (por la misión profética), excepto el amor a mi familia”. (Corán 42:23)

El Imam Baqir (la paz sea con él) en respuesta a una persona que preguntó respecto a esta aleya dijo: “Por Dios juro que éste (amor) es una obligación que Dios ha establecido sobre sus siervos respecto a la familia del Profeta Muhammad (la paz sea con él y su familia).[5]

  1. Aferrarse al Imam

Sin duda alguna, cuando nos azotan los acontecimientos de la vida y las sediciones que pueden poner en peligro nuestra fe, hay que aferrarse a un firme cordel.

El generoso Corán nos habla al respecto, a través de distintos términos. Por ejemplo, en las suras 2:256 y 31:22 se cita  “’ عروه الوثقی uruatul uzqah” que significa asidero más fuerte  y en la sura 3:103 se cita   حبل اللهhablullah” que significa cordel de Dios.

Según numerosas narraciones, la interpretación de estos términos ser refiere a Ahlul Bait (la paz sea con ellos). Por lo tanto los creyentes tienen que aferrarse a ellos.

Dice el Imam Ali que el enviado de Dios le dijo: “Vosotros sois la prueba de Dios sobre sus criaturas y también ‘uruatul uzqah de Dios, uruatul uzqah de aquél que si se aferra a éste se guiará y si lo abandona se desviará”.[6]

El Imam Sadiq (la paz sea con él) dice: “Miente quien alega conocernos mientras se aferre a otros”.

Los investigadores del tema dicen que los hadices que hablan de la obligación de aferrarse a Ahlul Bait llegan al grado de tauattur[7][8].

  1. Ser amigo de los amigos del Imam y enemigo de sus enemigos.

Solamente se comprueba la veracidad de nuestro amor a Ahlul Bait, si amamos a sus amigos y nos enemistamos con sus enemigos.

Es por eso que éste, ha sido considerado uno de los derechos de los Imames infalibles sobre los creyentes.

Dijo el Profeta de Dios (la paz sea con él):

مَن أحَبَّ أن يَركَبَ سَفينَةَ النَّجاةِ ويَستَمسِكَ بِالعُروَةِ الوُثقى ويَعتَصِمَ بِحَبلِ اللّه ِ المَتينِ فَليُوالِ عَلِيًّا بَعدي، وَليُعادِ عَدُوَّهُ، وَليَأتَمَّ بِالأَئِمَّةِ الهُداةِ مِن وُلدِهِ، فَإِنَّهُم خُلَفائي وأوصِيائي وحُجَجُ اللّه ِ عَلَى الخَلقِ بَعدي وسادَةُ اُمَّتي وقادَةُ الأَتقِياءِ إلَى الجَنَّةِ، حِزبُهُم حِزبي وحِزبي حِزبُ اللّه ِ، وحِزبُ أعدائِهِم حِزبُ الشَّيطانِ 

“Quien desea subir al arca de la salvación y aferrarse al ‘uruatul uzqah, y el férreo cordel de Dios, debe amar a Ali luego de mí, y enemistarse con sus enemigos y aceptar como guía a los Imames de su descendencia porque ellos después de mí son mis sucesores, mis albaceas y la prueba de Dios sobre sus criaturas y los señores de la comunidad. Ellos conducen hacia el paraíso a los timoratos, su partido es mi partido y mi partido es el partido de Dios y el partido de sus enemigos es el partido de Satanás”[9].

  1. Aceptación de la supremacía  ( ولایهuilaiah) del Imam

Dentro de los hadices no existe ningún tema en el que se haya hecho tanto énfasis como en el tema de la uilaiah. Por lo tanto, podemos decir que aceptar la uilaiah de los Imames es uno de sus más importantes derechos.

Dice el Profeta Muhammad (la paz sea con él y su descendencia):

“Quien desee que su vida sea como la mía y su muerte también, y desea entrar al mismo paraíso que mi Señor me ha prometido, entonces debe aceptar la uilaiah de Ali Ibn Abi Talib y sus inmaculados herederos que luego de mí son los Imames de la guía y las luces en medio de la oscuridad, puesto que ellos jamás se desvían del camino recto”[10].

  1. Seguir al Imam

Los Imames (la paz sea con ellos) son perfectos ejemplos de sabiduría, devoción, valentía, dirección política, generosidad, bondad y otros atributos. Por lo tanto, la gente debe seguirlos en todos sus asuntos.

Dice el Profeta Muhammad (la paz sea con él y su descendencia):

إنَّ اللّه َ تَعالى جَعَلَ ذُرِّيَّةَ كُلِّ نَبِيٍّ مِن صُلبِهِ وجَعَلَ ذُرِّيَّتي مِن صُلبِ عَلِيِّ بنِ أبي طالِبٍ عليه السلام

فَقَدِّموهُم ولا تَتَقَدَّموا عَلَيهِم، فَإِنَّهُم أحلَمُكُم صِغارًا وأعلَمُكُم كِبارًا، فَاتَّبِعوهُم فَإِنَّهُم لا يُدخِلونَكُم في ضَلالٍ ولا يُخرِجونَكُم مِن هُدًى 

 “Dios ha establecido la descendencia de cada profeta a partir de sus propias entrañas, pero puso a la mía a partir de Ali Ibn Abi Talib. Entonces, consideren a los Imames de mi descendencia como líderes, no se adelanten a ellos porque ellos, desde su niñez son los más pacientes de entre vosotros y en su adultez son los más sabios de entre vosotros. Seguidles, pues jamás os desviarán”.[11]

  1. Honrar al Imam

El Profeta (la paz sea con él y su descendencia), permanentemente aconsejaba honrar a los Imames de su descendencia y advirtió a su comunidad respecto a quienes los molesten. Por ello, esto puede ser considerado uno de los derechos más categóricos.

Ibn Abbas, el primo del profeta (la paz sea con él y su descendencia) relata:

صَعِدَ رَسولُ اللّه ِ صلى الله عليه وآله المِنبَرَ فَخَطَبَ وَاجتَمَعَ النّاسُ إلَيهِ فَقالَ: أيُّهَا النّاسُ، إنَّكُم مَجموعونَ ومُساءَلونَ عَنِ الثَّقَلَينِ، فَانظُروا كَيفَ تَخلُفونّي فيهِما. إنَّهُم أهلُ بَيتي، فَمَن آذاهُم آذاني، ومَن ظَلَمَهُم ظَلَمَني، ومَن أذَلَّهُم أذَلَّني، ومَن أعَزَّهُم أعَزَّني، ومَن أكرَمَهُم أكرَمَني، ومَن نَصَرَهُم نَصَرَني، ومَن خَذَلَهُم خَذَلَني 

“El Profeta (la paz sea con él y su descendencia) subió al púlpito, la gente se acercó y él dio un sermón, diciendo: “Oh, gente, (el día del Juicio Final) todos vosotros seréis congregados y os preguntarán respecto a Zaqalain (el Corán y la familia del Profeta), entonces tened cuidado de cómo tratarán a estos dos, luego de mí. Ellos son mi familia, quien los moleste me ha molestado a mí, y quien los oprima me ha oprimido a mí. Quien los humille me ha humillado a mí y quien los honre me ha honrado a mí, y quien los ayude me ha ayudado a mí y quien los deje solos sin compañero y sin ayuda me ha dejado solo a mí”.[12]

  1. Entregar algunos de los derechos materiales

Dios Altísimo, en el generoso Corán ha determinado un derecho específico material para el Profeta y su familia que se denomina Jums[13].

“Y sabed que de los bienes excedentes que obtengáis de cualquier cosa, una quinta parte pertenece a Dios, al mensajero y a su familia ( ذی القربیDil qurba), a los necesitados y a los viajeros, si creéis en Dios y en lo que nosotros hicimos descender para nuestro siervo el día del criterio, el día en que se encontraron los dos ejércitos, porque Dios tiene poder sobre todas las cosas”. (Corán, 8:41)

En cuanto al Jums existen numerosos hadices. Mencionaremos algunos de ellos.
Ibn Deilamí cuenta que el Imam Sayyad le dijo a una persona de Sham: “¿Acaso no has leído la sura Anfal? Respondió: ‘Si’. ¿Entonces vosotros sois los mismos a quienes el Corán hace referencia de los Dil Qurbá? Respondió: ‘Sí’”.[14]

El Imam Mahdi (Dios apresure su venida) dice respecto a la filosofía del Jums:

أما أموالكم فما نقبلها إلا لنطهركم فمن شاء فليصل ومن شاء فليقطع فما آتاني الله خير مما آتاكم‏

“Nosotros no aceptamos sus bienes, excepto para purificaros. Entonces, quien desee que pague y quien no lo desee que no pague, ciertamente lo que Dios nos ha otorgado es mejor de lo que os ha dado”.[15]

  1. Regalar bienes a la causa del Imam

Tal como hemos dicho anteriormente, en la introducción, todas las bendiciones materiales y espirituales de ésta y la otra vida nosllega por la bendición de Ahlul Bait (la paz sea con todos ellos). Por lo tanto, es conveniente que nosotros podamos expresar a ellos nuestro amor y agradecimiento a través de cualquier medio a nuestro alcance, aunque ellos no lo necesiten.

(ver la continuación en archivo pdf)

*Fuente:

1- Artículo: “Los derechos del Imam de la época”, de Ibrahim Shafii Sarvestani.

Revista Mu’ud núm. 121.

2- Rei Shahri,Mohammad, Ahlul Bait en el Corán y el hadiz.

3- Aiatollah Safi Golpaiganí, Muntajabul Azar.

4- Allamah Maylesi, Biharul Anuar y otros.

Nota: las fuentes originales de todos los hadices se encuentran citadas en el libro de Rei Shahri: “Ahlul Bait en el Corán y el hadiz”.

Todos derechos reservados.

Se permite copiar citando la referencia.

www.islamoriente.com

Fundación Cultural Oriente


[1] Safi Golpaigani, Lutfullah, Muntajabul azar, p. 268.

[2] Frases de la súplica de Nudbah. Súplica que es preferible realizar durante la mañana del día viernes para apresurar la venida del Imam.

[3]Muhammad Rei Shahri,  Ahlul Bait en el Corán y en el hadiz, Tomo 2, p. 541.

[4] Ibidem, p. 543.

[5] Ibidem, p. 556.

[6] Ibidem, p. 561

[7] Tauattur significa la noticia traída por un grupo que –por lo general es inconcebible que se hayan puesto de acuerdo en una mentira- produce certeza en la veracidad de la noticia. (Wilkifeqh).

[8] Ibidem, p.565.

[9] Ibidem, p. 561.

[10] Ibidem, p.567.

[11] Ibidem, p. 575.

[12] Ibidem, p. 583.

[13] Jums en la terminología de la Sharia (jurisprudencia islámica) es un derecho que se debe separar obligatoriamente  la quinta parte de los bienes de una persona. Este impuesto se divide en dos partes, una parte corresponde a los Imames de la época, y la otra parte pertenece a la descendencia del Profeta Muhammad (la paz sea con él y su descendencia).

[14] Ibídem, p. 585.

[15] Maylesi, Muhammad, Biharul Anuar, Tomo 53, p. 180.

[16] Rei Shahri, ibídem, p. 587.

[17] Kimiaie muhabbat (Alquimia del amor) p.165 (de la versión persa)

[18] Ibidem, p. 903.

[19] Ibidem, p. 591.

[20] Ibidem, p.590

Article_image
Article_rate