Examinando el castigo islámico para el robo, el cual consiste en amputarle cuatro dedos de la mano al ladrón, hay que considerar dos aspectos: primero, que por cometer un mal un ladrón merece ser castigado y, segundo, que este castigo debe ser la amputación de la mano. En cuanto al primer aspecto, sabemos que la ley islámica no es la única en aplicar un castigo al robo. La sociedad humana, desde que la historia nos lo cuenta, siempre ha condenado el robo y castigado al ladrón; así lo han hecho las comunidades humanas primitivas, las sociedades tribales, las sociedades feudales, las monarquías, las teocracias y por último las democracias. Este consenso universal se basa en la convicción de que el bien más valioso que posee el ser humano es la vida y que la principal responsabilidad de un individuo es buscar una vida feliz.
La razón por la que indagamos acerca del propósito de la creación es que cuando realizamos nuestras actividades personales y sociales, nos esforzamos por alcanzar ciertos objetivos e ideales que sirvan a nuestros propósitos: comemos para calmar el hambre; bebemos agua para saciar nuestra sed; nos vestimos para protegernos del clima hostil; hablamos para comunicar nuestras intenciones. Ninguna persona hace una actividad de forma consciente sin tener un propósito, sin la intención de sacar algún beneficio. Ya que este es nuestro caso, asumimos que el resto de criaturas inteligentes se comportan igual. Y entonces hacemos esta pregunta: “¿cuál es el propósito de Dios en la creación?” ¿pero, es válido hacer esta comparación? ¿todo el tiempo se puede extrapolar un principio que se emplea para algunos casos e incluir todos los casos? La respuesta es negativa.
El mundo ha tenido y siempre tendrá, mientras exista, una trayectoria especial y un cierto orden que lo conducen por su camino de perfección hacia el fin determinado. Sin embargo, el tiempo que se asume para la vida cósmica no es preciso ya que el tiempo es algo continuo, inherente al movimiento. Por lo tanto, todo movimiento tiene su propio tiempo distinto. El tiempo convencional con el que estamos familiarizados los humanos se mide por la duración del día y la noche y como ésta es una unidad evidente para todos, entonces medimos con respecto a ella nuestros eventos particulares...El cambio y la evolución en los constituyentes del mundo es obvio e innegable. De ahí que el Corán diga: “No hemos creado los cielos y la tierra y lo que entre ambos hay, sino con la verdad y por un tiempo determinado....”
El papel luminoso de los Imames es el papel de la perfección, el cual es el papel más elevado de la perfección humana. Ser los “Nombres de Dios”, el “Rostro de Dios”, la “Mano de Dios”, el “Lado de Dios” es uno de los grandes misterios de la Unidad Divina, cuya total explicación escapa al ámbito de esta carta.En resumen, lo que puede decirse (y sólo recurriendo a la terminología filosófica) es que los imames son las manifestaciones perfectas de los Nombres y Atributos Divinos. Los imames están dotados con la Autoridad Universal [Wil?yat al-Cul-liyah] y son los conductos de la Efusión Divina [fay?]. Por lo tanto, conocerlos es conocer a Dios, inviolable es su nombre.
Se ha dicho que la injusticia, en el sentido de violar los derechos de las otras personas o en el de discriminar a quién se le hace cumplir la ley, existe únicamente en la sociedad humana. De aquí que, los desastres naturales no son injusticia. Se les debe llamar adversidad [sharr]. Hay que tener en cuenta que un desastre natural es una adversidad para quien lo padece, pero es un bien para la causa del mismo, ya que es el efecto natural de dicha causa. La discapacidad de un bebé de seis meses es una adversidad, una privación (no una injusticia) causada por factores naturales. El sufrimiento que un perro le causa a un gato es una adversidad inevitable, no una injusticia. Así mismo, el gato le causa sufrimiento a un ratón.
La metafísica fue una de las muchas ramas del conocimiento -como la lógica, las ciencias naturales, las matemáticas, la medicina- proveniente del mundo helénico, que fue introducida en el mundo musulmán por medio de las traducciones al árabe de las obras griegas y siriacas. Así, a pesar de que en el siglo primero (A.H.) los califas prohibieron la escritura de cualquier cosa que no fueran los versos del Corán (lo que incluía los hadices proféticos y los planteamientos coránicos), en los siguientes siglos, tal como está registrado en los libros de historia, cerca de doscientos libros que abarcaban todas las ciencias que había en el momento fueron traducidos al árabe. Esto se hizo supuestamente con el objetivo de reforzar el mundo musulmán y actualizar los ideales islámicos, para estar a la altura del énfasis que el Corán hace en la intelectualidad y en el estudio de todos los aspectos de la creación de Dios en el cielo y en la tierra, en relación con los animales y el hombre.
Entre las preguntas más inquietantes para los creyentes cultos se encuentra la de la creación de la humanidad. El Noble Corán menciona expresamente a Adán como el progenitor de la raza humana, haciendo énfasis en que Adán fue creado del barro; mientras que los antropólogos, luego de muchos años de investigación, han propuesto una serie de explicaciones con respecto a este tema, ninguna de las cuales es compatible con la teoría coránica. Las ideas de los científicos se basan en muchos años de investigación sobre las especies animales y humanas. Esperamos que pueda instruirnos sobre este asunto.
En los primeros años del Islam, debido a ciertas circunstancias, era permitida la esclavitud. Pero luego, considerando que el progreso de la razón humana forzaría un día al hombre a renunciar a esta práctica de los seres humanos en contra de otros seres al considerarla inhumana e irracional, ¿por qué se le permitió que continuara?Si la razón para aprobar el sometimiento de los infieles en cautiverio era convertir sus almas a la comunidad musulmana, entonces ¿por qué sus hijos, aunque musulmanes, fueron reducidos al cautiverio? La repuesta de que el Islam había tomado una serie de medidas para facilitar su libertad no justifica la aprobación de la esclavitud en primer lugar, ni el sometimiento de muchos de los asuntos religiosos de los esclavos a la discreción de su amo.
Adán, por ejemplo, pecó y fue expulsado a la tierra. El murió pero fue devuelto a la tierra para vivir de acuerdo a como vivió su vida anterior. Todas las personas tienen estas vidas consecutivas. En cada vida son diferentes. En una vida, pueden ser estudiosos, en otra personas sin educación; en una vida pueden ser gobernantes , en otra pueden ser ciudadanos del común; en una vida pueden ser hermosos, en otra feos; y así por el estilo. Es sólo después de vivir muchas vidas y de pasar muchas pruebas que ellos obtienen lo que en verdad se merecen. Mi amigo decía que el Corán se basa en esta verdad cuando dice que en el Día del Juicio nadie se opondrá a que sus obras sean juzgadas. Este amigo razonaba que si éste no fuera el caso, sería injusto que uno pudiera ser el Profeta y otro Shimr.
La doctrina islámica, que mejor que ninguna otra garantiza y protege la felicidad humana en la vida, se presenta a los musulmanes a través del Sagrado Corán. Las cuestiones religiosas del Islam, que consisten en una serie de creencias y leyes morales y prácticas, tienen su origen en el Libro revelado. Dios Altísimo dice en el Corán :“Ciertamente esteCoránguía hacia lo más justo (recto)”. (17:9)