¨Se debe considerar como el gran Eid de la nación islámica  la llegada de los peregrinos, el Hayy. Estos días preciosos crean una oportunidad para los musulmanes del mundo, pues es un elixir milagroso que, en el caso de ser utilizado apropiadamente, curará todos los daños y debilidades del mundo islámico¨.Este es un discurso del Ayatola Jamenei sobre esta importante festividad islámica.