La responsabilidad de los padres en la educación de los hijos según el Islam (V)

“Un Hijo Benevolente; Una Flor del Paraíso”

Programa ético, espiritual, médico y nutricional desde antes de la concepción del niño hasta su primera infancia

El parto

a. Antes del Parto

El parto y su lugar:

El parto es un proceso natural a través del cual nace el niño que generalmente no acarrea problemas.

Para prevenir los peligros posibles del parto y llevar a cabo las medidas necesarias, los mismos deben ser realizados a través de personas expertas y en un lugar apropiado.

Generalmente, el parto en un hospital garantiza la salud de la madre y del niño por tener al alcance en el quirófano los medios para transfusión de sangre, los instrumentos y el personal necesario.

Los siguientes son los casos en que el parto debe ser realizado en una maternidad.

  1. Fuerte anemia.
  2. Embarazo antes de los 18 años y mayor a 35 años.
  3. Edad de embarazo antes de 38 semanas o más de 42 semanas
  4. Alta presión durante el embarazo.
  5. Retención de líquido y existencia de proteína en la orina.
  6. Hemorragia de sangre.
  7. Rotura de la Fuente.
  8. Fiebre superior a 38 grados.
  9. Quinto embarazo o más.
  10. Antecedente de partos prematuros o tardíos.
  11. Antecedente de cesárea. Antecedente de fetos que hayan nacido muertos o de mujeres que hayan sido infértiles durante muchos años.
  12. Antecedentes de un difícil parto y el uso de fórceps.
  13. Padecer enfermedades cardíacas, pulmonares y diabetes.
  14. Antecedentes de hemorragia posparto.
  15. Poseer un útero de tamaño más grande o más chico que el que corresponde según el mes de embarazo.
  16. Diversas dificultades del parto como por ejemplo: placenta previa, separación de la placenta antes de tiempo.

Síntoma del parto:

No siempre el parto se da de la misma forma y bajo una fórmula absoluta, en especial en el primero.

El comienzo del trabajo de parto, teóricamente, se determina con las siguientes señales:

* Secreción de flujos uterinos: la salida de estos flujos que están mezclados con un poco de sangre comienza 48 horas antes del parto.

* La aparición de contracciones dolorosas de útero: Es posible que estas contracciones aparezcan en los últimos meses de embarazo, especialmente en las últimas semanas. Generalmente éstas no son ordenadas y son indoloras y no, necesariamente, significan el comienzo del parto. No obstante, las contracciones verdaderas son dolorosas y sistemáticas y van disminuyendo, paulatinamente, los intervalos entre una y otra contracción. Éstas no responden a los calmantes y, a medida que se intensifican y se acortan los intervalos, el cuello del útero se va dilatando. Estos dolores ayudan al feto a entrar en el canal de parto.[1]

A veces el parto comienza con la salida de un tapón de sangre o la pérdida de agua debido a la rotura de la fuente. En este momento, debe acostarse y consultar al médico o trasladarse a una maternidad.[2]

Con el comienzo de los dolores del parto se recomienda a la mujer embarazada:

  • Trasladarse al lugar donde tiene pensado internarse.
  • Llevar los enseres necesarios para el niño.
  • Mantenerse en calma y colaborar con el personal encargado de atender el parto.
  • En el intervalo de una y otra contracción, respirar profundamente y abstenerse de pujar sin que le haya sido permitido y tampoco se debe gritar.
  • Cabe destacar que en todos los establecimientos que atiendan los partos deben estar al alcance las posibilidades de urgencia para un rápido traslado de la madre a los centros médicos, en caso de ser necesario.
  • En circunstancias clínicas particulares, cuando existe peligro para la madre o el feto, el parto debe realizarse por cesárea. Por lo tanto, la decisión en cuanto a la forma del parto depende de la situación de la madre y el feto y no se debe priorizar el deseo personal en estos casos.

¿Cómo facilitar el parto?

*Recitar la sagrada sura 84, La Grieta, luego de la oración, especialmente en el noveno mes no la abandone y en el momento del dolor de parto cuando comienza léala. Si no puede recitarla en voz alta hágalo con su corazón.

*Beber una mezcla de agua, azúcar y azafrán, pues ayuda a facilitar el parto (pero durante el embarazo abstenerse de tomar esta mezcla porque puede ocasionar aborto).

*Cuando la embarazada sienta que se acerca el parto, debe tomar una ducha. En el momento del parto tener consigo productos que tengan buen aroma, tratar de mantener abierta la boca para poder aspirar más aire puro. Alimentarse con una comida que aunque sea escasa en cantidad, sea rica en vitaminas. Alejarse de los alimentos que causan estreñimiento.[3]

*Rogar a Dios y recitar las súplicas específicas.

Súplicas [4]

Escribir sobre la piel de un animal lícito (que haya sido degollado al rito musulmán):

BISMIHLLAHIR RAHMANIR RAHIM,

KA 'ANNAHUM IAUMA IARAUNA MA IU´ADUN LAM IALBAZU ILLA SA´ATAN MIN NAHAREN.

El día que vean aquello con que se les había amenazado, pensarán que no han permanecido en el mundo más que una hora de un solo día. (Corán 46:35)

KA'ANNAHUM IAUMA IARAUNAHA LAM IALBAZU ILLA ´ASHÍATAN AU DDUHHAHA.

El día que la vean (la hora del juicio) les parecerá no haber permanecido en el mundo más que una velada o la mañana de la misma. (Corán 79:46)

IDH QALAT 'IMRA'ATU ´IMRAN RABBI INNI NADZARTU LAKA MA FI BATTNI MUHHARRARAN, FATAQABBAL MINNI INNAKA ANTAS SAMI´UL ´ALIM.

Acuérdate de cuando la mujer de ´Imrán dijo: Oh, Señor mío, por cierto que te he consagrado íntegramente, el fruto de mis entrañas, ¡acéptamelo!; porque eres Exorable, Sapientísimo. (Corán 3:35)

Llevar consigo esta súplica en el momento del parto y atarlo al muslo derecho.

También recitar en voz alta junto a la parturienta:

فأجاءها المخاض إلى جذع النخلة قالت يا ليتني مت قبل هذا و كنت نسياً منسياُ (*) فناداها من تحتها ألا تحزني قد جعل ربك تحتك سريا (*) و هزي إليك بجذع النخلة تساقط عليك رطباً جنياً (*)

FA AYA'AHAL MAJADDU ILA YIDH'I NAJLATI QALAT IA LAITANI MITTU QABLA HADHA UA KUNTU NASÍAN MANSIA.

FANÁDÁHÁ MIN TAHTIHA AL.LA TAHZANI QAD YA´ALA RABBUKI TAHTAKI SARIIA.

UA HUZZIi ILAIKI BIYIDH´IN NAJALHI TUSÁQITT ´ALAIKI RUTABAN YANIIA.

Los dolores del parto la constriñeron a refugiarse junto al tronco de una palmera. Dijo: "¡Ojalá hubiese muerto antes de esto, y que hubiese sido olvidada completamente!"

Pero el niño Jesús la llamó de debajo de ella diciéndole: "¡No te apenes, porque tu Señor ha hecho correr un riachuelo a tus pies!

Y tira hacia ti el tronco de la palmera y caerán sobre ti dátiles maduros, frescos. (Corán, 19:23-24-25)

UALLAHU AJRAYAKUM MIN BUTTUNI UMMAHATIKUM LA TA´LAMUNA SHAI'AN, UA YA´ALA LAKUMUS SAM´A UAL ABSSAR UAL 'AF'IDATA LA´AL.LAKUM TASHKURUN.

Dios os extrajo de las entrañas de vuestras madres, desprovistos de entendimiento; os proporcionó el oído, la vista y la mente, para que se lo agradecierais. (Corán, 16:78)

Luego decir:

KADHALIKA 'UJRUY AIIUHA TTALQU

'UJRUY BI 'IDHNILLAH

Así sal, oh, embrión,

Sal con la anuencia de Dios

*Se ha transmitido del príncipe de los creyentes que los de la caverna eran ocho personas y sus nombres eran: Tamlija, Makshelinia, Mashilinia, Marnush, Barnush, Shadnush, Martunes y Qetmir (nombre del perro).

Ibn Abbas, intérprete del Corán en la época del Profeta (la paz sea con él y su descendencia) menciona los efectos que trae llevar consigo estos nombres.

De entre ellos, colocar sus nombres bajo la almohada de los niños nerviosos les da tranquilidad. Asimismo, atar sus nombres al pie izquierdo de las mujeres con parto difícil.[5]

*No vestir ropas de nailon, pues impide la llegada de los rayos solares al cuerpo y, en consecuencia, acarrea carencia de vitamina B, y por lo tanto dificulta el parto.

*Los últimos días del parto consumir vitamina B y hormonas femeninas en especial semillas de hinojo (poca cantidad), y de esta forma, se aumenta la elasticidad de los tejidos y el parto se facilita.

*En la mayoría de las mujeres, la existencia de dolor en el momento de las contracciones de útero se debe al temor y a su falta de información. El miedo contrae la parte inferior del cuello del útero y dificulta la salida del feto.

A medida que aumenta el dolor el cuello se contrae más y se intensifica el dolor. En cambio, si las mujeres reciben las enseñanzas necesarias en cuanto al parto se darán cuenta de que, en condiciones psíquicas óptimas, el cuello del útero se abre rápidamente y la madre no se enfrenta con ninguna cuestión improvisada o fastidiosa…Mantener la tranquilidad psíquica puede controlar el dolor del parto.[6]

*Uno de los métodos que, actualmente, se aplica con el fin de hacer más soportable el dolor del parto es la preparación de la madre a través de los ejercicios de gimnasia previos y que se dividen en tres grupos:

1. Ejercicios respiratorios.

2. Ejercicios de fortalecimiento y ablandamiento y elongación de los músculos que juegan un importante papel en el parto.

3. Ejercicios de relajamiento de músculos y tranquilizante.

Estos ejercicios ayudan a la embarazada para un parto fácil y hace más llevadero el embarazo. Con la realización de los mismos el cuerpo recupera su forma a su estado natural.[7]

B. Posparto

Periodo de reposo del posparto

Es una etapa en la que el cuerpo de la mujer que ha dado a luz regresa al estado normal que tenía previo al embarazo.

Este período, aproximadamente dura seis semanas y va acompañado de una serie de cambios naturales que es posible sean confundidos con enfermedades.

Estar informados de las formas del cuidado de una mujer que atraviesa este periodo, acatando las recomendaciones necesarias, es la mejor medida que puedan tomar sus allegados.

Síntomas peligrosos en el posparto

Conocer los síntomas del peligro en el posparto tiene la misma importancia que durante el propio embarazo.

A continuación mencionaremos algunos de estos síntomas y recomendamos que en caso de padecer alguno de éstos recurra en la brevedad posible a los centros de asistencia médica.

1. Fiebre más de 38 grados y chuchos de frío.

2. Flujo vaginal mal oliente y anormal.

3. Pérdida de sangre más intensa que en el periodo menstrual o pérdida media, pero en forma permanente.

4. Palidez.

5. Dolor, inflamación y alergia en las piernas.

6. Síntomas de shock: enfriamiento de los miembros, pulsación lenta, mareos y otros.

7. Dolor de cabeza y mareos.

8. Dolor intenso e inflamación en la zona de los puntos.

9. Cualquier anormalidad en la orina en el momento de evacuar la orina y defecar.

10. Cualquier dolor, enrojecimiento, temperatura e inflamación en los senos.

11. Náuseas y vómitos.

12. Dificultades para respirar, dolor en el pecho y tos.

13. Dolor en la zona entre la vagina y el ano que con el paso del tiempo se va intensificando.[8]

Importancia de los cuidados de posparto

Lo que necesita la madre luego del parto es un descanso completo. Por lo tanto los familiares, amigos y conocidos deben evitar visitarlos los primeros días.

Generalmente, la muerte materna puede producirse en el parto o luego de éste.

Por lo tanto, mejorando la calidad de cuidados durante el embarazo, en el momento del parto y luego de éste, disminuye la mortalidad materna. Hay que actuar del mismo modo con sus enfermedades derivadas.

La mayoría de estos problemas, que tarde o temprano afecta a las madres, se producen en el posparto.

Son importantes en este periodo los controles a fin de evaluar la situación de la madre desde diferentes aspectos, a saber:

* Regreso del cuerpo a su estado normal (en Dieta).

*Alimentación de la madre

*Amamantamiento

*Molestias comunes.

*Elección de métodos anticonceptivos que sean adecuados, control de la alimentación del recién nacido, el ombligo y diferentes enfermedades.

Naturalmente, las mujeres que dan a luz en los hospitales en el momento que le dan el alta reciben la instrucción necesaria para continuar, recordándoles los siguientes controles:

Las recomendaciones y cuidados del posparto

a) Cuidado del aparato urinario.

Tener ganas de orinar luego del parto es común y puede ocasionar dilatación de la vejiga, anormalidades en la orina y finalmente la infección del aparato urinario. Con el fin del prevenir las infecciones urinarias es importante cuidar la higiene de los genitales.

b) Cuidado de los genitales.

Cuidar la higiene da los genitales luego del parto es muy importante.

Se les recomienda a las mujeres que hayan tenido que suturarle por desgarro luego del parto:

*Lavar bien los genitales luego de evacuar y secar (de adelante para atrás).

*Limpiar la zona de los puntos con líquidos antisépticos para evitar la infección. (desde adelante hacia atrás) y sentarse en una palangana con agua tibia mezclada con antiséptico, pues el calor ayuda a la cicatrización.

Asimismo, se debe cambiar reiteradamente la ropa interior, lavarlas y ponerlas a secar bajo los rayos del sol o con la plancha.

*Es mejor que la ropa interior sea de algodón.

*Asimismo se recomienda ducharse diariamente.

c) Caída del cabello

Existe la posibilidad de que suceda caída de cabello luego del parto pero que con un descanso adecuado y buena alimentación pueden estar seguros de que pronto su crecimiento volverá a su estado normal.[9]

d) Relaciones sexuales

Luego del parto no existe ningún tiempo determinado para comenzar las relaciones sexuales. No obstante se recomienda a las madres, en especial a las que hayan sido suturadas, abstenerse de tener relaciones sexuales hasta seis semanas después del parto.

El comienzo precipitado de las relaciones ocasiona la ruptura de los puntos y provoca dolor, infección y molestias en la mujer.

e) Cuidados de los pezones

 Es mejor comenzar desde el embarazo el cuidado de los pezones y prepararlos para el embarazo.

Para entender la elasticidad de los pezones, en especial para los pezones cuyo extremo sea corto, estiren la punta con sus dedos.

Naturalmente en el momento en que el lactante succiona las puntas de los pezones se estiran normalmente y se alargan. Para elastizar las aréolas no hace falta ninguna pomada ni ningún otro material sino que lo mejor es mojarlo con su propia leche y dejar que se seque al aire libre.

Si la salida de leche de los pezones humedece la ropa de la madre puede colocar un pequeño apósito limpio sobre los mismos.

Lavar reiteradamente los pezones acarrea la pérdida de grasa de éstos y como resultado de ello se secan y fácilmente se agrietan.[10]

Grietas y heridas de los pezones

La herida de la punta de los pezones o las grietas se deben a diferentes causas:

La principal causa son los fuertes roces de la boca y lengua del recién nacido, que se produce por colocar incorrectamente el pezón en la boca del lactante.

Además, una succión errada del lactante sobre el pezón hace que no se vacíen los senos y como consecuencia no permite que se vuelva a producir leche y por ello disminuye la producción de leche.

Asimismo el lavado reiterado de los pezones con alcohol, jabón o el uso de líquidos o cremas estimulantes pueden producir heridas.

La grieta de los pezones es un acceso idóneo para la entrada de microbios a los tejidos y provocar infección, absceso y consecuentemente dolor.

Este dolor preocupa y desconcierta a la madre que también causa la disminución de los reflejos y de secreción de leche.

Por otro lado, es posible que el dolor fuese tan intenso que el amamantamiento fuese insoportable para la madre. Estos factores disminuyen la leche de la madre hasta terminar provocando el abandono del amamantamiento.

Para prevenir esto es necesario instruir a la madre para mantener limpios sus pezones durante todo el embarazo. En la medida de lo posible, ducharse diariamente, evitar el contacto de los pezones con la ropa interior directamente, preferentemente usar una ropa holgada de algodón. En el momento de amamantar no presionar los pezones, en especial los primeros días de amamantamiento cuando no hay mucha leche.

Tener paciencia hasta que el bebé deje el pezón y no sacarlo de la boca con presión.

Pero para curar las grietas se debe tener en cuenta los siguientes consejos.

1. Corregir la posición de amamantar tanto de la madre como del bebé.

2. Lavar los pezones por lo menos una vez al día con agua tibia,

3. Evitar el uso de jabón o aerosoles y cualquier crema que provoque alergia.

4. La mejor forma para mejorar la herida es colocar una gota de leche sobre el pezón después de cada mamada y tratar de mantener secos los pezones.

5. Dejar los pezones al aire libre y a la luz solar para que cicatrice o colocar el secador de pelo a unos 30 cm. a velocidad mínima y secar durante 20 minutos cuatro veces al día.

6. Amamantar al lactante reiteradas veces y extraer la leche para que no se corte el flujo de leche.

7. En el momento de amamantar, colocar todo el pezón en la boca del lactante. La correcta posición del niño disminuye el dolor de la madre y acelera la curación.

También existe la posibilidad de que en la saliva del bebé se encuentre una sustancia curativa para el pezón de la madre.

8. Controlen la inmunidad de la boca del bebé de los microbios y hongos.

9. Masajeen los senos desde la axila hacia el pezón diariamente y luego de amamantar no sequen sus pezones. Ya que la pequeñas partículas de leche sobre el pezón lo protege.[11]

Endurecimiento de los senos

Cuanto más rápido el niño esté en brazos de su madre para que lo amamante habrá menos peligro de endurecimiento de sus senos.

Para evitar el endurecimiento de los senos es necesario extraer su leche. Un amamantamiento según la necesidad del bebé puede evitarlo. Es decir, sin límite de tiempo sino según lo requiera el lactante.

Inflamación de los senos

Si debido a una herida u otra causa el seno se inflama y el lactante no pueda colocar completamente el pezón de la madre en su boca, se debe enseñar a la madre a extraer su leche y se le debe recomendar alimentar al bebé con cuchara.

Para disminuir la inflamación y el dolor poner un pañuelo en agua fría y luego de retorcerlo colocarlo sobre los senos alternadamente.

Salida permanente de la leche

Si la leche sale continuamente la madre debe tener una toalla limpia sobre sus pezones para absorberla paulatinamente. Naturalmente es necesario cambiar reiteradamente estos pañuelos.

f) Evacuar

Generalmente, la madre, debe evacuar durante las primeras cuarenta y ocho horas después del parto. Es posible que se atrase la evacuación por el dolor en la zona de los puntos y la disminución de las actividades del aparato digestivo.

El consumo de mucho líquido y comidas ligeras como aceite de oliva, sopa o verduras, frutas, jugos y levantarse de la cama lo más rápido posible ayuda a que la evacuación sea posible.

En caso de estreñimiento continuo existe el peligro de la dolorosa enfermedad de hemorroides para la parturienta, y lo más importante para prevenir esta enfermedad es un adecuado régimen de comida.[12]

Es importante lavarse con agua tibia luego de ir al baño y en caso de tener puntos no tocarlos.

g) Movimientos y actividades

Se aconseja a las madres levantarse de su lecho en las primeras veinticuatro horas luego del parto y caminar. La experiencia demuestra la importancia de lo mencionado. Asimismo las mujeres con cesárea, para acelerar la curación de sus heridas, deben reintegrarse pronto a sus actividades.

Para prevenir que la sangre se coagule en las venas, se aconseja caminar, abstenerse de dormir muchas horas seguidas o estar parado o sentado durante mucho tiempo.

También comenzar ejercicios de gimnasia en el momento que sea conveniente.

h) Ejercicios de gimnasia luego del parto

El embarazo y el parto producen cambios en el cuerpo de la madre entre los cuales encontramos: caída de vientre, y es más pronunciado en las mujeres con partos numerosos.

El mejor método para recuperar la forma es hacer una serie de ejercicios que fortalecen los músculos abdominales.

La realización de ejercicios diarios en forma sistemática brinda salud, un cuerpo armonioso y disminuye el stress.

Estos ejercicios luego de un parto normal pueden comenzarse cuando la mujer se sienta preparada, y en caso de parto por cesárea, luego de la desaparición del dolor.

Ejercicios para los músculos de las caderas

La realización de estos ejercicios en forma lenta, (incluso en caso de que exista alguna sutura y/o dolor) será beneficiosa.

Parte del dolor, posiblemente se deba a la existencia de inflamación que a través de ejercicios de contracción y relajación se puede mejorar.

El primer paso es contraer los músculos anales (como cuando uno evita evacuar).

Luego, contraer la vagina del mismo modo.

La contracción se realiza durante algunos segundos y luego relajar. Esto debe realizarse en forma diaria y continua cuatro veces, luego de cada evacuación.

Este ejercicio tiene la misma importancia que los ejercicios de los músculos de vientre.

Ejercicio para fortalecer los músculos de las caderas

En posición dorsal colocar los pies sobre una silla, luego levantar la cintura y los muslos de forma tal que desde los talones hasta los hombros estén en forma recta. Luego, bajar lentamente y relajar...

Ver la continuación el archivo completo PDF

Todos derechos reservados.

Se permite copiar citando la referencia.

www.islamoriente.com

Fundación Cultural Oriente


[1] Revista trimestral “Leche materna”, Nro. 1. Primavera 1979. versión en farsi, Rep. I. de Irán.

[2]  “La salud materno infantil”. Ídem

[3] Referirse al canon en Medicina, Avicena, decimoprimer capítulo.

[4] Libro de súplica: Mafatihul Yinan, P. 548 (margen)

[5] Fadlullah, Kashani, extraído del libro de interpretación del Corán “Manhayus Sadiquin”, T. V, pág. 334. Ediciones Librería Elmiiah Islamiah.

[6] “Gimnasia antes del parto”.

[7] Ídem.

[8] Revista trimestral “Leche materna”.

[9] Ídem.

[10] Ayuda a las madres que amamantan.

[11] Ídem.

[12] Referirse al capítulo “Molestias durante el embarazo”.

[13] Canon de Ibn Sina (Avicena), tercer capítulo.

 [14] Hiliatul Muttaqin, P. 145. Para más información al respecto, recurrir a las siguientes fuentes: Al-Kafi, T. 6, Bihar, T. 0, págs. 14, 62, 66, 4, 1, Mustadrak, T. 5.

[15] Libro "Cuestiones psicosomáticas" en temas de maternidad y enfermedades de las mujeres. P. 372.

[16] Ejercicios luego del parto; Higiene de la madre y el niño; revista trimestral Nro. 1, libro “Identificación de las mujeres”, enfermedades de mujeres; cuestiones psicosomáticas en la maternidad y en enfermedades de mujeres.

Article_image
Article_rate
Average: 1 (1 vote)