Los niveles de humildad son proporcionales a los niveles de fe realidad y efectos de la humildad que es parte de la disciplina necesaria en todos los actos de adoración, especialmente en la oración. acerca de la humildad.- la humildad es uno de los elementos necesarios para el salik (el buscador espiritual) en todos los actos de adoración, especialmente en la oración, que es la cima de todos ellos y que posee una posición que los abarca a todos.
Golam Ahmad, el fundador de la Secta Ahmadiyya, ha proclamado en diferentes ocasiones que ha sido designado por parte Dios como profeta. En el primer momento anunció que se le inspira por parte Dios, sin proclamación de ser un profeta o un sucesor (califa o walí). Posteriormente en segundo momento dijo que Dios levanta a una persona cada cien años para renovar la religión de esta nación, y luego anunció que puesto que la cadena de la profecía divina se finalizó con el Profeta del Islam, la cadena de la sucesoria (califato) del Profeta del Islam se ha acabado por medio de su propia persona –Golam Ahmad-. Por lo tanto, él, se le denominó el Sello de los Sucesores del Profeta del Islam, a lo cual no lo siguiera otro sucesor sino que prometiera su lealtad. Golam Ahmad quiso que el califato continuará en el Islam ya que seguía el linaje de los Hijos de Israel, y puesto que Dios no le había informado los nombres de los califas anteriores, no tenía conocimiento pero tenía fe en ellos implícitamente.
El período más difícil y delicado para su futuro espiritual por el que pasa todo ser humano es la juventud. En ella se intensifican y alcanzan su maduración los instintos sexuales y el tormento de la pasión oscurece la razón y el juicio. Todos los deseos se intensifican y la luz de la razón tiende a oscurecerse. Los palacios de la imaginación perturban el camino de los jóvenes. Si en estas circunstancias un joven posee fortuna su vida puede tomar un rumbo peligroso.
“Profeta! Te hemos enviado como testigo, como nuncio de buenas nuevas, como monitor, como voz que llama a Dios con su permiso, como antorcha luminosa” (Corán; 33:45-46). Muhammad (PBD), dejó el mundo material, pero su mensaje de lucha a favor de los oprimidos del mundo, su mensaje de justicia, igualdad y libertad es eterno.
Es cierto que no es el objetivo del Noble Corán descubrir y exponer fenómenos científicos, ni establecer las leyes específicas que rigen todo el acontecer en el mundo, ni tampoco explicar las propiedades o modus operandi de la naturaleza. No debemos esperar del Corán que discuta de una manera organizada, las distintas ramas de la ciencia y que analice los tópicos vinculados a cada una de ellas, o que resuelva los problemas que se planteen en los distintos campos bajo estudio.
“La fe” no únicamente es un “término”, sino que es una “creencia de corazón”. Una creencia que da “dirección”, “razón” y “consideración” a la vida del hombre, y juega un papel importante en la “forma de vivir” de éste, así también es el fundamento para valorizar los pensamientos y actos del ser humano.
La cuestión del hombre perfecto es de preocupación principal para el Islam. El Islam lo ve como un individuo ejemplar, experto y elevado. Al igual que otros seres o entes, también el hombre tiene sus grados de perfección. Hay seres humanos perfectos y seres humanos imperfectos. Los hay saludables e íntegros físicamente y también otros incapacitados, lisiados. Desde el punto de vista de la salud los seres humanos se ubican en dos categorías: el perfecto en cuanto a su buena salud, como así también el sano, aunque imperfecto.
“Salud Pública y Economía política: el caso del alcoholismo” es el título del libro escrito por el médico argentino Jorge Pellegrini, quien en un intento de visualizar la problemática desde una óptica sociológica intenta dilucidar con datos estadísticos y análisis riguroso la trama que hay detrás de este flagelo que cada vez con mayor intensidad azota a más familias en América Latina y en Argentina en particular.
En el día Ashura, el 10 del mes de Muharram del año 680 d.C., en las cálidas arenas del desierto de Karbala, en Irak, Husain (P) y 72 miembros de su familia, amigos y seguidores, incluido un hijo de 6 meses, fueron martirizados bajo las más horripilantes circunstancias a manos del ejército de Yazid, (el segundo califa Omeya).Millones de musulmanes de diferentes países llegan cada año a la ciudad santa iraquí de Karbala para conmemorar el día de Arbain, ceremonia religiosa que marca la culminación de un período de cuarenta días de luto tras el aniversario del martirio de Imam Husain, nieto del Profeta Muhammad (PB) y el tercer Imam chií.En 2015 se calcula que entre 20 y 25 millones de peregrinos se harán presentes en la ciudad santa de Karbala, [Iraq], para participar en las ceremonias del Arbain, en torno al santuario del Imam Husain y los sitios históricos que fueron bañados por la sangre de los mártires de Karbala.
Sólo por amor y con mucha fe al nieto del Profeta Muhammad (BPD), el Imam Hussein (P), el señor de los mártires, sin ninguna convocación, ni organización, cada año, mejor que el año anterior, musulmanes shiitas de diferentes puntos del mundo entero, se dirigen hacia la ciudad santa de Karbalá (centro de Irak) para peregrinar hacia el Santuario del Imam Hussein (P), en Arbain (el 20 del mes de Safar), del calendario lunar, cuando transcurrió 40 días del martirio del tercer Imam de los shiitas.Esta gran y singular congregación de Arbain, de al menos 17 millones de personas, es la peregrinación y una de las reuniones anuales más importantes del mundo en un solo lugar, donde cada uno de ellos reafirmará el compromiso de lucha contra la tiranía, la injusticia y la opresión; así como su obediencia y lealtad hacia el Imam Hussein. “Muchísimos a pie, otros desde su casa y algunos en vehículo se dirigen hacia Karbalá, lo cierto es que millones de musulmanes shiitas procedentes de todo el mundo, marcharon a la ciudad santa de Karbalá, para tomar parte en la ceremonia de Arbain, el día 40, después del martirio del tercer Imam de los shiitas, el Imam Hussein (P)”.

Pagination