El Sagrado Corán se refiere a la Revelación y a su transmisión mucho más que cualquier otro de los Libros Sagrados, como la Torah o el Evangelio, y hasta encontramos en él versículos que se refieren a la cualidad o forma misma de la revelación.Cree la generalidad de los musulmanes -a partir de lo que se desprende del mismo texto del Libro-, en la revelación del Corán: Que éste es la expresión de la Palabra de Dios, exaltado sea, que fue comunicada al Profeta Muhammad (BPD) por intermedio de  Gabriel . Este texto se acerca a unos de los tópicos más importantes de doctrina islámica de la mano de uno de los más importantes sabios del shiímo contemporáneo ,el filósofo iraní Allahmah Tabatabai.
La prédica del Gran Profeta (BP) cuenta con una serie de particularidades, de las cuales las más importantes las conforman cuatro que mencionaremos en los siguientes tres artículos: La universalidad de la prédica y el Mensaje del Gran Profeta (BP)...
La historia concluyente testimonia que el Mensajero del Islam (BP) juntamente con su invocación de ser profeta realizó numerosos y diferentes milagros, solo que él (BP), entre todos sus milagros, enfatizaba en uno sólo de ellos, que es en realidad su milagro eterno, y que no es otra cosa que el Sagrado Corán.
Imam Al-Hasan, Fue el primer hijo de Fátima (P), nació en el sagrado mes de Ramadán, durante el segundo o tercer año de la Héjira.El Profeta (PB) declaró su amor por el Imam Al-Hasan (P) y lo elogio en muchos hadices. Los siguientes son:A’isha narró que el Profeta (PB) dijo: “Por Dios este es mi hijo, lo amo y amaré a cualquiera que lo ame”.Al-Bara’ ibn Aazib narró: “Una vez vi al Profeta cargando a Al-Hasan (P) en su hombro, mientras decía: Oh Dios, yo lo amo, así pues ámalo”.Abdul-lah ibn Abbas dijo: Un día el Profeta (PB) traía a Al-Hasan (P) en su cuello. Un hombre le dijo: Oh niño, esta es la mejor montura que has cabalgado.El Profeta (PB) dijo: “No él es el mejor Jinete”.
Una de las cuestiones más importantes en el ‘irfán o misticismo, que tiene peso sobre el Hombre Perfecto, es la relación del ser humano con su nafs (alma, ego). Esta también es una cuestión islámica. Las enseñanzas islámicas y la literatura del sufismo o misticismo, impugnan claramente el egoísmo, el engreimiento o vanidad y seguir las pasiones.Este interesante  tema dentro de la filosofía y la mística islámica , relacionado con el concepto de Hombre Perfecto (muy tratado por filósofos y místicos de la talla de Ibn Arabi , Mulla Sadra y Allahma  Tabatabai ) es lo que el siguiente artículo del fabuloso filósofo Murteza Mutahari  expone, en un análisis crítico de las diversas  escuelas de pensamiento místico dentro del Islam.
El asesinato criminal del General Qasem Soleimani demuestra que a EEUU no le interesa negociar; sino imponer su pensamiento mediante la fuerza militar, no hace falta ser analista para darse cuenta que el imperialismo no negocia, no utiliza los buenos oficios ni aplica el Derecho Internacional.
En muchas fuentes de la Escuela Sunnah han sido transmitidos dichos del Enviado de Dios (BP) con el siguiente contenido: “El Corán ha sido revelado en base a siete letras”. Ellos afirman que el número de tales narraciones llega al grado de tawâtûr, y casi todos los sabios de esta escuela estiman este asunto como algo indudable.
Todos los musulmanes coinciden en que el Generoso Corán es mutawâtir. Básicamente el Corán obtiene su rango y jerarquía como la fuente más importante de los conocimientos religiosos, únicamente por medio del tawâtûr y la plena certeza de su infalibilidad.
El Islam llegó a La India por primera vez durante el Califato de Alí. 50 años después se instauró otra vez allí con el gobierno de Muhammad ibn Qāsim. Pero quien creó las bases para un gobierno musulmán permanente en India, fue Qutb ud-Din Aybak, el primer gobernante de la Dinastía de los Esclavos en 1206 D.C., la cual fue sucedida por los reyes de Ĵalyi (1290-1317), la que a su vez fue sustituida por la Dinastía Tughlaq (1320-1388).
Luego de la caída del Califato Abásida, Ĵorasán, Irán e Irak quedaron bajo el dominio de los gobernadores mongoles de Hulagu. Estas personas sin educación e incapaces de conducir los asuntos del estado confiaron su administración a los estadistas locales.

Pagination