¿Cuál es el criterio que permite medir diferencias entre los seres humanos? Esta cuestión no se relaciona sólo con la religión. También los filósofos materialistas, que no creen ni en Dios ni en la religión, discuten la cuestión del hombre, de la humanidad y de los seres superiores e inferiores. ¿Cuál es el criterio según estos filósofos? Podemos decir que los seres humanos son iguales genéticamente (en cuanto especie), pero que difieren en conocimiento, es decir en algo que es adquirido y no heredado.
El Imam Sâdiq (a.s.) enseñaba la Ciencia Divina con un método realmente maravilloso. Todos los días, al final de sus concurridas clases, recibía a los intelectuales y científicos disidentes, escuchaba sus opiniones y críticas y las respondía. A veces, los debates se prolongaban y la hora del almuerzo pasaba sin que hubiera podido regresar a su casa. En esas ocasiones, solía enviar a una persona para que le comprase un pan, comía un pequeño trozo del mismo y continuaba sus debates. Pedía a los alumnos que no hicieran preguntas hasta que la clase no hubiera terminado y les decía que, una vez terminada, podrían preguntar lo que desearan.
En esta época donde la tecnología avanza a pasos agigantados y que de manera proporcional nos hace la vida más sencilla y rápida en nuestra vida diaria, con certeza puede decirse que existe una gran dependencia de los medios de comunicación como lo son el internet, las redes sociales así como para las empresas todo tipo de software particular que ayuda a las compañías a disminuir sus costos y a agilizar trámites administrativos y operativos.
El Islam también observa los principios de los derechos humanos para hombres y mujeres; El Islam no está en contra de la paridad de derechos entre hombres y mujeres aunque es contrario a que tengan los mismos derechos; El Islam ha puesto fin a la práctica de mirar a la mujer con menoscabo y de manera degradante; El Corán ha mantenido un equilibrio en las historias que relata. Sus héroes no son solamente hombres; Si la mujer quiere compartir derechos equitativos con el hombre debe apartarse de la idea que puede tener los mismos derechos...
La alegría de los musulmanes en Eid al-Fitr, no es por acabar un mes de ayuno, sino que es una salvación de los pecados y un renacimiento. Ramadán, es para los pecados como un horno que quema las características despreciables de los ayunantes, luego nace un hombre nuevo, como el ave fénix que renace de las cenizas. La razón principal de alegría para los musulmanes es que regresan a su naturaleza divina y pura.  El perfume agradable de Eid al-Fitr, pasa las puertas del Ramadán y perfuma las casas de los musulmanes.Eid al-Fitr, es un tiempo para que florezca la fe en el alma de los devotos. Durante el mes de ayuno, limpian su alma y sacan la maldad de su cuerpo, y festejan con alegría la fiesta del fin del ayuno. Este es un día muy especial, pues es el regreso del hombre a su naturaleza pura.
En el año decimo de la Hégira el gobernador de Egipto envió a Medina una joven esclava llamada María la Copta. Para esperar al Santo Profeta Mu?ammad. María pronto se ganó un lugar y el afecto en la casa del Profeta. Él la amaba y ella lo amaba también. De ella él tuvo un hijo llamado Ibrahim. Ibrahim nació cuando su padre ya tenía una edad avanzada, por esta razón él lo amaba inmensamente. Ibrahim era un regalo especial, el cual Dios otorgó a su siervo, al Santo Profeta Mu?ammad y a María la Copta. ""A Dios pertenece el renio de los cielos y de la tierra. El crea lo que quiere. Otorga hijas a quien Él quiere y otorga hijos a quien Él quiere o les da de ambos, varones y hembras, y hace estéril a quien Él quiere. En verdad, Él es el sabio, poderoso."" (Corán 42:49-50)
Antes de convertirse en un líder (imam) justo de los demás hombres, y de comportarse con ellos con completa equidad, ‘Alí había hecho de sí mismo un ser equilibrado, armónico; había reunido todas las perfecciones de la categoría humana. Poseía tanto una mentalidad profunda y amplia, como una naturaleza amable y afectuosa; reunía en sí la perfección física con la perfección espiritual. Por la noche, entregado a la devoción, se abstraía de todo, y durante el día era el más activo entre la gente. En las horas diurnas los hombres podían apreciar su gentileza y altruismo, escuchar sus consejos, recomendaciones y sabias palabras; por la noche eran las estrellas las que contemplaban las lágrimas de su devoción, y los cielos recibían sus plegarias de amor.Era al mismo tiempo un erudito y un sabio, un gnóstico y un líder social, un hombre que combatía su ego y un fiero y valiente soldado, juez y obrero, orador y escritor. En suma, en todos los sentidos del término, era un hombre perfecto con toda su belleza y atractivo.
Los objetivos instructivos de esta parte son:1. El planteo de un enigma en cuanto a la época del descenso del Corán y el momento de la Misión Profética; y su respuesta a través de la teoría del “descenso completo y gradual”.2. Explicación de los secretos de la revelación gradual.3. Familiarizarse con las divisiones del Corán en suras y aleyas, el número de suras, aleyas y vocablos.4. Familiarizarse con la primer y última sura que fueron reveladas.5. Un vistazo a los criterios que determinan las suras mecanas y medinesas. Los beneficios y características de cada una, y el conocimiento del orden de las suras.
Es difícil que pueda hallarse alguna atracción y repulsión equivalentes a la de ‘Alí (P) en cualquier lugar y época. Tuvo compañeros y seguidores de enorme envergadura, verdaderas personalidades históricas, dispuestos siempre al sacrificio, esforzados, ardiendo de amor por él como llamas de una hoguera, plenos de luz espiritual. Consideraban que dar sus vidas por su causa era su mayor objetivo y gloria, desatendiendo todo por su apego a él. Años, siglos han pasado desde la muerte de ‘Alí, pero todavía esta atracción irradia su luz y la gente es deslumbrada cuando se vuelve hacia ella.
Él montaría el estandarte en lo más alto de la Ka’aba con seiscientos alas que no están desplegadas, excepto en Laylatul Qadr que las desplegará durante esa noche, y él y todos los demás ángeles acogerán a todos lo que estuvieran haciendo sus oraciones, sentados, adorando o recitando el Sagrado Corán. Ellos saludarán de mano a esas personas y rezarán a Dios Todopoderoso, Exaltado y Majestuoso, para aceptar sus peticiones y continuarán haciéndolo hasta el alba.

Pagination