Matrimonio por tiempo determinado
(Los derechos de la mujer en el Islam)
Profesor Ayatollah Murtada Mutahhari
 
· Matrimonio por tiempo determinado (MTD)
· La vida contemporánea y el MTD.
· ¿Es práctico vivir durante un cierto tiempo soltero, sin tener relaciones sexuales?
· Monasticismo temporal, comunismo sexual o MTD.
· La juventud moderna no puede casarse a muy temprana edad, por lo tanto, ¿qué deberá hacer en la pubertad y al comienzo de la actividad sexual?
· Si el MTD fuese propuesto por Occidente, los defensores de lo moderno lo considerarían la forma más avanzada de matrimonio.
· Matrimonio experimental.
· Punto de vista de Betrand Russell sobre el MTD.
· Las trampas que el hombre del siglo XX tiende a la mujer.
· El respeto de sí mismo de la mujer del siglo XX al servicio del capitalismo europeo y norteamericano.
· ¿Qué mujer explotaban?
· El Corán, el gran protector de la mujer y la más clara verdad sobre su condición.
· Objeciones y respuestas al MTD.
· MTD y la formación del harén.
· El hombre del siglo XX ha derrotado a Harun Ap-Rashaid y Fadi Albarmaki en la satisfacción sexual con las mujeres.
· El hombre del siglo XX no tiene ninguna responsabilidad; solamente enormes gastos.
· El libertino está condenado en el Islam. 
 
Matrimonio por tiempo determinado (I).
A diferencia de muchas personas nunca me sentí incómodo por las dudas y temores con los problemas del Islam, a pesar de mi ligazón y creencia en él. Más bien, en lo profundo del corazón, siento alegría porque creo y he experimentado en mi vida que cada vez y por mucho que algún aspecto de este puro y divino código de vida es agredido, se manifiesta con más fuerza, vigor, claridad y esplendor.
El claro rasgo de la verdad, por supuesto, es que la duda y la incredulidad ayuda a hacerlo todavía más vivido. La duda precede a la creencia y la indecisión es el origen de la investigación. Zindah Bidar cita del tratado de Mizanul-amal de al-Ghazal: "... la utilidad de nuestra exhortación está relacionada solamente al importante hecho de que tú puedes comenzar a recelar y temer acerca del tiempo pasado con las concepciones tradicionales, porque la indecisión es la base de la investigación y quien no duda no está reflexionando sobre las cosas de una manera correcta. Quien no examina de la manera correcta no sabe bien las cosas y una persona así vive en la ceguera y la confusión".
Permítanles hablar, escribir, hacer seminarios e incluso protestar, a pesar de ellos mismos, pues les servirá como un medio para comprender las verdades de las enseñanzas islámicas.
Una de las brillantes leyes del Islam, de acuerdo con la escuela Ja'fari (shiíta), que es la rama formalmente establecida en nuestro país, es que el matrimonio puede ser de dos maneras: permanente o por un tiempo determinado. Tienen algunas disposiciones iguales y otras diferentes. Uno de los rasgos que los distingue entre sí, es que en el caso del matrimonio por tiempo determinado, el hombre y la mujer tomarán una decisión que los comprometerá a estar casados durante un plazo fijo, y al fin del mismo, si desean alargar el plazo, podrán hacerlo; si no lo desean, se pueden separar.
El otro rasgo es que tienen más libertad en el arreglo del plazo de tiempo y condiciones de acuerdo que deseen. Por ejemplo, en el matrimonio permanente el hombre es responsable, le guste o no, de los gastos diarios, la ropa, el gasto de vivienda y de las otras necesidades de la vida ordinaria, tales como tratamiento médico y medicinas, mientras que en el matrimonio por tiempo determinado la pareja se une por un convenio en el que se pusieron previamente de acuerdo.
Es posible que el hombre no desee o no pueda sobrellevar los gastos o que la mujer no desee usar el dinero del hombre. En un matrimonio permanente la mujer, le guste o no, debe aceptar al hombre como la cabeza de familia y cumplir lo que él determine en interés de la situación familiar, pero en un matrimonio por tiempo determinado todas las cosas dependen del convenio que concluyeron entre ellos.
En el matrimonio permanente, la mujer y el marido, les guste o no, tienen mutuo derecho a la herencia de uno y otro, mientras que en el matrimonio por tiempo determinado esto no es así. De esta manera, la diferencia real esencial entre el matrimonio por tiempo determinado y el matrimonio permanente, es que el primero, dentro de los límites y condiciones pertinentes, es "libre", es decir, depende de las condiciones pactadas entre ambas partes. El hecho de que el matrimonio sea temporal da a las dos partes una suerte de libertad, porque (con arreglo a la duración del acuerdo) pueden proceder según su parecer.
En el caso del matrimonio permanente ninguna de las dos partes (sin el consentimiento de la otra) tiene derecho a coartar el deseo de tener hijos o practicar el control de la natalidad, aunque en el matrimonio por tiempo determinado el consentimiento de la otra parte no es necesario. En realidad, este es otro tipo de libertad que se le ha dado a la pareja.
Los hijos nacidos de la pareja casada temporalmente no son diferentes en nada a los del matrimonio permanente.
La dote de la mujer (mahr) también es un requisito previo en ambos tipos de matrimonio, con la diferencia que en el matrimonio por tiempo determinado la no estipulación del monto de la dote anula el matrimonio, mientras que en el matrimonio permanente no es motivo de invalidez y se puede acordar una dote cualquiera (no necesariamente de valor material).
En el matrimonio permanente, la madre y la hija de la esposa y el padre y el hijo del marido tienen prohibido (casarse) y son "mahram" (dentro de la familia islámica, a quienes no se les permite casarse debido a la consanguineidad o, como en este caso, la proximidad de la relación familiar, se llaman "mahram" entre ellos. Lo que es similar en el caso de las relaciones en un matrimonio por tiempo determinado.
Además, así como se prohíbe proponer matrimonio a una mujer casada en matrimonio permanente, también vale esto para una mujer casada en matrimonio por tiempo determinado. Así como la esposa del matrimonio permanente tiene que observar un periodo de "iddah", durante el cual no puede casarse, después del divorcio también tiene que observar dicho período la mujer de matrimonio por tiempo determinado, es decir, luego del término del período acordado o de la disolución. La diferencia que existe es que la duración de iddah para la mujer del matrimonio permanente después del divorcio es de tres períodos de menstruación, mientras que para la mujer del matrimonio por tiempo determinado el tiempo es de dos períodos o 45 días.
El hombre no puede casarse con la hermana de su mujer mientras ésta viva, tanto en el matrimonio por tiempo determinado como en el matrimonio permanente.
Estos son algunos de los principios relevantes en el matrimonio permanente o en el matrimonio por tiempo determinado, como se menciona en la jurisprudencia shiíta y nuestro Derecho Civil lo ha observado al pie de la letra.
Por supuesto, nosotros sostenemos la ley que tiene las características arriba mencionadas. Si nuestra gente usó esta ley incorrectamente y todavía lo hace así, no es la ley en sí la culpable. Si esta ley fuese anulada, no se detendrían las prácticas censurables. Solamente cambiarían las formas. Además, cientos de pecados resultarían de la anulación de la ley. Nosotros no debemos atacar el espíritu de la ley simplemente debido a la pérdida de capacidad y aptitud del hombre para reformarse sino que debemos concienciarlo y reformarlo antes que exonerarlo y juzgar a la ley responsable.
Ahora veamos, ¿para qué hace falta una ley para el matrimonio por tiempo determinado cuando ya hay una ley para el matrimonio permanente?, ¿es el matrimonio por tiempo determinado, como se ha escrito en "Zaniruz", incompatible con la dignidad de la mujer como ser humano y esté contra el espíritu de la Declaración de los Derechos Humanos?, ¿no es el matrimonio por tiempo determinado, si alguna vez fue una necesidad absoluta, una necesidad de una época pasada?, ¿y no es cierto que el estilo de vida contemporáneo, las condiciones y exigencias de la vida de hoy día hablan contra él?. Examinemos este punto bajo dos epígrafes:
a) la vida actual y el matrimonio por tiempo determinado,
b) males y defectos del matrimonio por tiempo determinado.
Como ya sabemos, el matrimonio permanente crea grandes responsabilidades y obligaciones a la pareja. Es por esto que las chicas y muchachos jóvenes, cuando entran en el período en que la pubertad los lleva naturalmente a la presión de los instintos, no están preparados para el matrimonio permanente. El rasgo característico de nuestra época moderna es la prolongación del espacio de tiempo entre la pubertad natural y la madurez social, cuando uno es ya capaz de establecer una familia. Si en los sencillos días de un tiempo pasado, un muchacho podía asumir un oficio al comienzo de su pubertad natural, y con él que se podía mantener hasta el fin de su vida, esto ya no es posible hoy día.
Un estudiante que pasa con éxito por la escuela primaria, secundaria y preuniversitaria sin interrupción y con su certificado escolar pasa el examen de ingreso preuniversitario, se graduará a los 25 años. Seguramente le llevará 4 o 5 años arreglar sus cosas para consumar un matrimonio permanente. Lo mismo se aplica en el caso de una chica que pase por todas las etapas del estudio.
La juventud moderna, la época de la pubertad y el comienzo de la actividad sexual.
Si a un estudiante de 18 años, cuyo ardor sexual es naturalmente elevado, le pides que se case de manera permanente la gente se reiría. Lo mismo sucedería en el caso de una chica de 16 años. Prácticamente no es posible para esta gente hacerse cargo a esa temprana edad de las responsabilidades del matrimonio permanente y que se comprometan a una vida con tantos deberes y obligaciones para ambos y hacia los hijos que vayan a tener. 
Monasticismo.
Por un tiempo determinado, comunismo sexual o matrimonio por tiempo determinado. Yo pregunto, ¿cómo deberíamos proceder en estas circunstancias con estos instintos naturales?, ¿se está preparado naturalmente para demorar la llegada de la pubertad hasta que completemos nuestra educación, haciendo que nuestros instintos sexuales permanezcan dormidos porque nuestra moderna manera de vida no nos permite casarnos a los 16 o 17 años?
¿Están los jóvenes preparados para aguantar un período de ascetismo, sometiéndose a la tensión de una rígida austeridad hasta el momento que surja la ocasión para el matrimonio permanente? Suponiendo que un joven esté preparado para aguantar el ascetismo temporal, ¿estará preparado naturalmente para abstenerse de la aparición de las penalidades psicológicas espantosas y peligrosas que se establecen después de la abstención de la instintiva actividad sexual, cosa que los psiquiatras están descubriendo ahora? En ese caso, quedan solamente dos alternativas:
a) podemos dejar solos a los jóvenes e ignorar lo que hagan. Podemos permitir a un muchacho tener relaciones sexuales ilegales con cientos de chicas y permitir lo mismo a éstas con decenas de muchachos, aceptando muchos abortos. En otras palabras, en la práctica, aceptamos el comunismo sexual y como hemos dado igual libertad al chico y a la chica, hemos satisfecho el espíritu de la Declaración de los Derechos Humanos. Decimos esto porque, de acuerdo a la falta de previsión de tantas personas, el espíritu de dicha Declaración es que si el hombre y la mujer van a saltar al valle de la "Gehena" (infierno), deberían hacerlo juntos, tomados de la mano. Esos jóvenes que han tenido relaciones sexuales en un gran e ilimitado número durante su vida de estudiantes, ¿pueden volver a ser verdaderos hombres y mujeres en la vida familiar, cuando establezcan el matrimonio permanente?
b) El otro método es el matrimonio por tiempo determinado. Este limita a la mujer, no pudiendo ser de dos hombres al mismo tiempo. Evidentemente tal restricción sobre la mujer necesita una restricción sobre el hombre.
Cuando todas las mujeres estén unidas a un hombre exclusivamente, todos los hombres estarán necesariamente unidos a una mujer en particular, excepto en el caso de que una de las partes sea ...
(ver la continuación en archivo pdf)
Todos derechos reservados.
Se permite copiar citando la referencia.
Fundación Cultural Oriente
Article_image
Article_rate
No votes yet