“Un creyente no puede matar a otro creyente":

¿Por qué Arabia Saudita bombardea y bloquea a Yemen?

"...Quien mate a un creyente premeditadamente, tendrá la gehena (Infierno) como retribución, eternamente. Dios se irritará con él, le maldecirá y le preparará un castigo terrible ". (Corán 4:93)

Roberto Chambi Calle[1]

Una de las mayores crisis humanitarias hoy en todo el mundo es Yemen, afectada no solo por la invasión de la monarquía saudita y su séquito con el padrinazgo de EEUU; sino también con el Coronavirus con su primer caso confirmado el 10 de abril del presente año y que de acuerdo al enviado especial de Naciones Unidas para este país Martin Griffiths, será una de las peores catástrofes sanitarias del mundo, situación inhumana que no solo se ha dado por falta de voluntad  de los actores internos sino por el ataque desproporcionado de Arabia Saudita y sus aliados sin ningún tipo de conmiseración, cometiendo actos de genocidio contra la población civil en frente de la comunidad internacional que más allá de dar un ultimátum, en los hechos no ha podido parar esta masacre.

Recordemos que Yemen antes de ser unificada en 1990 tenía dos tendencias geopolíticas y de gobierno; la del norte y la der sur, esta última con una postura más sunnita, en cierta medida apoyada por los países occidentales, en especial la monarquía británica, quien mantuvo el control de Yemen del Sur hasta 1967, por otro lado, Yemen del Norte ya era independiente desde 1918 cuando se dividió el otrora territorio de los otomanos. Un punto importante a diferencia del sur es que Yemen del Norte durante casi 1000 años ha sido gobernada por el Imamato hasta 1962, siendo este uno de los elementos que ha encendido la llama de la intolerancia contra el movimiento Shiita Zaidi; pues más allá de un gobierno occidental tenía y tiene dimensiones espirituales que reposan en la figura del misticismo de los Imames, aquellos que son la esencia misma hasta la fecha de todo el movimiento de lo Huzíes[2] (Hutíes) y Ansorolá (Partidarios de Dios). Entender esta dimensión nos puede hacer comprender cuál es el fundamento de la resistencia que hoy controla y dirige no solo el norte; sino gran parte del actual Yemen.

Otro de los elementos claves es el factor geopolítico que muchas potencias apuestan para controlar el territorio bajo el camuflaje de apoyo a Arabia Saudita y “su lucha contra el terrorismo”, siendo evidente ello cuando países como Francia, Inglaterra o España cada año desde  el inicio de la invasión el 2015 han estado comerciando armas y municiones de guerra en desmedro de las recomendaciones y la paz internacional, siendo una paradoja total, cuando estos mismos países en pleno seno de Naciones Unidas (Consejo de Seguridad) podían interponer sus buenos oficios para que pueda cesar el conflicto, viéndose en la praxis solo el interés en materia financiera, recursos naturales  y geopolítica de controlar la seguridad; así como garantizar transporte y abastecimiento del petróleo en el mundo, ya que por el estrecho de Mandeb o Bab el-Mandeb (Yemen) se comercia el 30% del  suministro de petróleo al mundo.

Otro aspecto es la cuestión religiosa, porque de cristalizarse la victoria de los Hutíes en todo Yemen la monarquía saudita, se verá seriamente afectada, ya que parte de su territorio puede ser influida por los shiitas del Norte de Yemen; pues la escuela islámica  rompe contra la tiranía y la monarquía cuando hay opresión, porque no se debe olvidar que en Arabia existen musulmanes shiitas y que en la actualidad están silenciados siendo, prueba de ello es la ejecución del Sheij Nimr Baqr al-Nimr, quien fue juzgado y condenado a muerte el 2014 , siendo finalmente ejecutado el 2 de enero de 2016, por el solo hecho de haber denunciado los atropellos por parte de las autoridades sauditas  respecto a los derechos de los shiitas en ese territorio.

En tal sentido, el interés de Arabia Saudita desde otra perspectiva no solo es financiera, geopolítica y económica; sino también religiosa, pues no tolera la escuela Shiita cuando esta es una más de los núcleos de pensamiento del islam, como lo fue afirmado por el Doctor Sheij Ahmad al-Tayyib una de las autoridades de más alto rango de la Universidad Al Azhar de Egipto siendo éste un referente fundamental del sunismo en el mundo.

En ese entonces se le preguntó si  “¿En su opinión, no existe ningún problema en las creencias shiítas? a lo cual respondió que: “Jamás” y que “50 años atrás el Sheij Mahmud Shaltut, el entonces canciller de Al-Azhar, había emitido una fatwa en la que decía que la Escuela de Pensamiento Shiíta es la quinta escuela islámica al igual que el resto de las escuelas”[3]; así mismo refutó la fatwa de algunos clérigos sauditas, cuando afirmaron que los shiitas son herejes, lo cual fue negado por esta autoridad suprema del mundo suniita diciendo que la Universidad “Al-Azhar es la única autoridad validada para emitir Fatwas para los musulmanes; por lo tanto, la Fatwa mencionada anteriormente es inválida y no fiable”, cabe recordar aquí que el odio y la discriminación contra los shiitas no es del Islam Sunita sino del wahabismo, aquel grupo fanático intolerante y violador de los derechos humanos, siendo que fue y es el caldo de cultivo para que surjan grupos terroristas como Al Qada o el Daesh y no solo en “Medio Oriente” sino también el África y en el resto de mundo con más incidencia en países que profesan la fe islámica.

Hicimos una breve mención, sobre la intolerancia religiosa de la monarquía saudita respecto a los musulmanes shiitas que como quedó demostrado es una escuela más de pensamiento del islam y que por el odio desmedido de este régimen contra éstos se bombardea, se asesina, y se desploma un país en donde hay musulmanes, y la pregunta es ¿Cómo un país que es islámico (Arabia Saudita) puede violentar, bombardear otra nación islámica (Yemen), sin ningún tipo de conmiseración? Por otro lado, ¿Cómo varios países islámicos integrados en Organizaciones Islámicas de Cooperación, Derechos Humanos y Cultura (Organización para la Cooperación Islámica) y Política (Liga Árabe), pueden presenciar desde el palco cómo se estrangula un país islámico haciendo casi nada al respecto?  

Actualmente Yemen, está siendo golpeada no solo por misiles; sino por la miseria, el cólera, el hambre y el Coronavirus que como es sabido será una de las peores catástrofes que sufrirá este país,  pues no solo es el ataque del régimen de Al Saud sino explícitamente de las organizaciones regionales e internacionales que poco o nada hacen adoptando posturas tibias y nada claras, ya que como lo señala la periodista en Medio Oriente Sdenka Saavedra "...no basta con leer informes, ver noticias, escucharlas o contemplar las imágenes escalofriantes de bebés y niños con extrema desnutrición, o ver las muertes galopantes para ser partícipes de la terrible situación que está atravesando la República de Yemen; sino también se debe denunciar la complicidad que están teniendo organizaciones como la ONU; pues no puede parar los ataques de Arabia Saudita y sus aliados y así parar la terrible hambruna a la que han llevado, ya que estamos comprobando que esta institución la cual fue creada después de la segunda guerra mundial, ha reconocido su incapacidad de combatir el hambre de ese país, con esto constatamos que esta organización no fue creada para salvaguardar y proteger los intereses de la humanidad; sino que fue creada por los todos poderosos, los amos y señores, las élites que continúan saqueando tierras, devastándolas, empobreciéndolas, asesinando tanta gente inocente, como los niños, víctimas inocentes de su carroña, que los ha llevado a la peor crisis mundial de inanición[4]".

La violencia que ejerce Arabia Saudita al bombardear y bloquear a los Yemeníes, está exterminando a los musulmanes; sus propios hermanos, esta injerencia político militar sumado a la expansión del coronavirus desaparecerá miles de vidas en la zona, rompiendo no solo los principios islámicos; sino también jurídicos en el plano nacional e internacional[5], demostrándose que estas monarquías y/o gobiernos  se han alejado de los principios que el Profeta del Islam ha enseñado, pues solo les interesa el poder (en todas sus dimensiones) y dominio sobre los demás y ello es visible cuando Arabia Saudita tiene la venia del gobierno norteamericano para invadir y masacrar a sus propios hermanos ¿Pero acaso este interés militar político es solo por salvaguardar el sistema político del Yemen? ¿Si la respuesta fuera sí, qué autoridad tiene un estado A sobre el estado B para injerir sobre su soberanía?

La monarquía saudita no es clara en ese sentido o no quiere que sea clara para la comunidad internacional; pues desde ese punto de vista se puede atacar cualquier país poniéndole el slogan que se quiera, a tal fin si fuese así (salvaguardar el sistema político) ¿Por qué no lleva sus aviones, sus misiles, su armamento y sus buenos oficios para la defensa de Palestina frente al régimen de Israel?

Allanando un poco los principios islámicos en concreto el Corán, no podemos entender cómo un país islámico violenta a otro cuando, el libro sagrado de los musulmanes, que es la palabra de Dios manifiesta en la Sura 4 aleya 92 que “Un creyente no puede matar a otro creyente" y aun así Arabia Saudita fruto de los bombardeos a segado la vida de miles de yemenís desde el inicio de su ataque el 2015; niños, mujeres, ancianos, más aun viviendo en este momento la peor situación humanitaria del mundo siendo que más de 22 millones de personas de los 29 de su población necesitan ayuda urgente[6].

No se debe olvidar que más allá de las leyes de los hombres y que a falta de su cumplimiento, el agresor del pueblo yemení debe parar la masacre y el bloqueo económico contra su víctima, si es que dice practicar el islam; pues de no ser así, la justicia divina se encargará de hacerlo porque "...quien mate a un creyente premeditadamente, tendrá la gehena (Infierno) como retribución, eternamente. Dios se irritará con él, le maldecirá y le preparará un castigo terrible[7]".

Todos derechos reservados. Se permite copiar citando la referencia.

www.islamoriente.com - Fundación Cultural Oriente

 

[1] Cientista Jurídico, Analista en Relaciones Internacionales, especialista en Religiones Comparadas y Miembro del Comité para el Estudio y la Difusión del Derecho en América Latina.

[2] "Los hutíes o Huzíes toman su nombre a partir de Hussein Badr al Din al Huti, quien lideró el primer alzamiento del grupo en 2004, en un esfuerzo por obtener mayor autonomía para la provincia de Sadá".  ver: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/01/150122_internacional_yemen_huties_msd

[3] SAHURIE, Jalil, "Histórica Fatwa de Al-Azhar sobre los Musulmanes Shiítas", "En la entrevista el Dr. Al-Tayyib rechazó la noción de takfir en referencia al islam Shiíta, afirmando que esta escuela de pensamiento tiene un lugar legítimo dentro de las escuelas de pensamiento del islam. Una valiente postura del Dr. Al-Tayyib en contra de la ideología del wahabismo (salafismo, takfirismo, deobandismo, nasibismo) cuyos dogmas han ambicionado para prohibir el islam Shiíta el cual reconoce la autoridad de Ahlul Bait (P) por sobre sus clérigos". https://es.abna24.com/service/headline/archive/2016/10/20/786688/story.html

[4] SAAVEDRA, Sdenka, La “Tierra de Fábula”, ¡Yemen muere ante los ojos del mundo!" en http://articulo.islamoriente.com/article/la-tierra-de-fabula-yemen-muere-ante-los-ojos-del-mundo

[5] CHAMBI, Roberto, "La hipocresía, la doble moral de las monarquías árabes y Yemen", en http://articulo.islamoriente.com/article/la-hipocresia-la-doble-moral-de-las-monarquias-arabes-y-yemen

[6] "Emergencia en Yemen", en https://www.acnur.org/emergencia-en-yemen.html

[7] Corán, Sura, 4, Aleya 93

Article_image
Article_rate
Average: 3.8 (4 votes)