“! Por Dios!, si me ofrecieran los siete continentes con todo lo que contienen como remuneración o soborno para que prive a una hormiga de la cáscara del grano de cebada que lleva, nunca lo haría” Nahj al-Balaghah, Discurso 224.
El primer y más valioso logro de esta victoriosa revolución es la entrada de la espiritualidad en la vida del pueblo, o en otras palabras “Espiritualizar la vida” del pueblo como lo señaló Michel Foucault al manifestar que la Revolución Islámica de Irán se basa en la religión, la espiritualidad y la voluntad divina en la política que desafió la esencia del pensamiento occidental moderno, el secularismo y el humanismo.
No cabe duda que la lucha por Palestina, continúa siendo la causa central del Eje de la Resistencia en el mundo; pues la liberación de Palestina es la cuestión central en toda la región y la solidaridad con el pueblo palestino es un deber moral, humanitario y legal ante el ocupante israelí.
El imperialismo Norteamericano y su "influencia" en el mundo está en declive frente a la fortaleza del sistema de la República Islámica de Irán pues el reciente caos revela y pone en evidencia la falsedad del sistema supuestamente “ejemplo de la democracia” y libertad en el mundo del gran ídolo de la arrogancia (EE.UU)
La lucha y la resistencia del General Suleimani no solo eran física, iba más allá pues obedecían a una raigambre espiritual la cual era la esencia de su valor, pues no le temía a nada ni nadie fuera de Dios y como su siervo acataba los mandatos establecidos, por ejemplo cuando Dios decía: “¿Por qué no queréis combatir por Alá y por los oprimidos -hombres, mujeres y niños-, que dicen: «¡Señor! ¡Sácanos de esta ciudad, de impíos habitantes! ¡Danos un amigo designado por Ti! ¡Danos un auxiliar designado por Ti!»?” (Corán: 4:75).
Maradona el defensor de las causas justas, enemigo de las injusticias sociales, el hijo de un albañil quien decía “Soy Palestino” el que también es recordado por su legado a favor de los oprimidos del mundo; pues lo llamaron: “Capitán de la Patria Grande”
Sin duda, uno de los temas más importantes en el campo del pensamiento social y político es la relación entre "religión" y "política"; pues al negar cualquier conexión entre estos, algunos han considerado que la interferencia de uno de ellos en otros asuntos causa ineficacia, en tal sentido recomiendan la separación completa de ambos. Otros creen en la existencia de una conexión profunda entre religión y política cuyo argumento está basado sobre los inicios mismos de la comunidad Islámica 1400 años atrás. No obstante que estos grupos discrepan respecto a la relación en varios niveles (Cultural, social, filosófico, etc.) coincidiendo al final en la relación que ambos tienen.
En este día de Solidaridad con el pueblo de Palestina, no se debe cesar en las denuncias, de los atropellos, de los vejámenes hacia este pueblo, ni tampoco a su reconocimiento legítimo como Estado; pues como lo señalan varios analistas Israel no es más que un ocupante extranjero que está impidiendo al pueblo palestino el ejercer su derecho a la libre autodeterminación.
En la República islámica de Irán las máximas autoridades tales como el líder, el presidente, así como los ayatolás condenaron enérgicamente los insultos del presidente de Francia Emanuel Macron sobre el Profeta de Dios, grandes organizaciones de todas la entidades gubernamentales privadas y públicas como La fundación del Sagrado Corán, el Centro de Diálogo Interreligioso de la fundación de cultura y comunicación internacional “Ghadir”, el Consejo Supremo de los seminarios religiosos sunitas, Canales de televisión, radios, diarios, minorías religiosas, y demás condenaron las caricaturas insultantes al Profeta Muhammad (PBD).
Los albores de la Revolución Islámica de Irán antes del 11 de febrero de 1979, ya eran permeados entre todos sus partidarios mediante mensajes y discursos espirituales, este movimiento fue pacífico desde sus inicios; pues en ningún momento se levantaron armas, todo lo contrario el régimen monárquico fue quien en varias escaladas asesinó a los revolucionarios, encarcelándolos o desterrándolos al exilio, siendo este último uno de los instrumentos del Sha de Irán Reza Pahlavi para soslayar a Ruhollah Jomeini , primero a Turquía, Irak y finalmente Francia.