LOS CUATRO PILARES DEL MUT’A (Matrimonio Temporal)

Por Profesor Husein Ansariyan

Los diccionarios árabes definen la palabra mut’a como “placer, deleite”. Su forma de raíz m-t significa, “dejarse llevar, quitar”. Un “matrimonio de mut’a” es aquel que el contrato estipula el período de tiempo de duración. El “matrimonio de mut’a” es referido tanto en la literatura de los hádices y, con muchos detalles, en los libros de jurisprudencia (fiqh). En el hádiz y en otros dichos relacionados con los primeros musulmanes la palabra “mut’a” por sí misma es empleada usualmente. Los shiías sostienen que este término particular es el nombre preferido para el matrimonio temporal ya que el Corán por sí mismo se refiere a este tipo de matrimonio, utilizando el término derivado de la misma raíz. En el siguiente versículo, la palabra istimta’, la forma de la décima palabra verbal m-t-‘, es traducido como “disfrute”: “… Retribuid, como cosa debida, a aquellas a quienes habéis gozado como esposas…” [Sura4:24].         

En general, la palabra “mut’a” comúnmente fue usada más que en otros términos, para el matrimonio temporal durante la vida del Profeta (BPD) y, después durante el tiempo de los Imames Shiías (P) y otros líderes musulmanes; tanto sus defensores y oponentes prefirieron esta palabra y sus derivados. En Wasa'il al-shi'a, la referencia definitiva y comprensiva por el Hádiz Shia concierne a todas las ramas de la jurisprudencia, la palabra “mut’a” es empleada en los encabezados de todas las secciones del matrimonio temporal.

En libros de jurisprudencia el término “mut’a”,al-nikah al-munqati’” (matrimonio descontinuado), y al-nikah al-muwaqqat (matrimonio temporal) son todos empleados. Al-Muhaqqiq al-Hilli [1] todavía se emplea en sus escritos el término de “matrimonio descontinuado”, [2]y por lo tanto sus comentaristas usan la misma expresión, aunque en las secciones de los estatutos relacionados a este tipo de matrimonio también emplean el término de istimta’ y la palabra relacionada tamattu’. Al-Shahid al-Thani [3]emplea el mismo término como al-Hilli [4], pero otros, como al-Shahid al-Awwal [5], al-‘Alama al Hilli [6],y el Sheij al-Ansari [7]prefieren el término de “mut’a” [8].   

Entre los jurisconsultos Sunni existe una discusión concerniente al matrimonio mut’a de que si es el mismo término de “matrimonio temporal”. La mayoría de ellos están de acuerdo que son sinónimos. [9]

En algunos trabajos un término especial es aplicado a las mujeres que participan en mut’a: musta’jara, o “mujer rentada”. El Mut’a está considerado un tipo de “renta” ya que en general el objetivo básico del hombre en este tipo de matrimonio es el disfrute sexual de una mujer, y en respuesta a este disfrute la mujer recibe cierta cantidad de dinero o propiedad. Al definir “renta” los jurisconsultos dicen: “Es para ganar posesión de un beneficio al intercambiarlo por una suma específica”. [10] Esta definición igualmente aplica al matrimonio temporal. Con conexión a esto han sido registrados un número de hádices en los que es empleada la palabra musta’jara. [11]

Los jurisconsultos shiías discuten que el matrimonio temporal confiere con todos sus cuidados el matrimonio permanente. Como el matrimonio permanente, elmut’a tiene “pilares” y “estatutos”. A los dos pilares del matrimonio permanente, se le añaden la fórmula y las personas, el período de tiempo y el aspecto legal.

1. LA FÓRMULA.  

Desde que esto es un contrato, el mut’a requiere una declaración y una aceptación. Tal como en un matrimonio permanente, la declaración es un prerrequisito de la mujer que debe consistir de una de las tres fórmulas árabes, las mismas tres que son empleadas por los shiías en el matrimonio permanente. Al-Sayyid al-Murtada [12]dijo que el haber añadido que una mujer esclava probablemente haya empleado la fórmula “Te lo permito” (abahtu-ka) o “Te he considerado lícito” (hallaltu-ka) [13],pero sus palabras no han sido confirmadas por otros. Al-Shahid al Thani escribe: “Me parece más correcto limitarnos a nosotros mismos las tres primeras fases” [14].Aparentemente no hay desacuerdo en el punto que la mujer tal vez no emplee la expresión como: “Te he dado posesión”, “Me ha dado a ti como regalo”, “Me he rentado a ti”, “Me he prestado a ti”, etc.

La “aceptación” es hecha por el hombre después de que la mujer ha hecho su declaración. Sus palabras deben demostrar que está satisfecho con la declaración. Por ejemplo, probablemente el diga: “Aceptaré el matrimonio” o “Acepto el mut’a”. Si el debería decir solamente: “Acepto” o “Estoy satisfecho”, el contrato es válido.

Esa declaración debe preceder que la aceptación no es una condición del contrato, desde que el contrato consiste de una declaración y una aceptación, en cualquier orden es probable que ocurran los dos. Se dice que hay un consenso en este punto [15]. Al-Muhaqqiq al-Hilli declara de manera explícita que si el hombre dice: “Me ha casado contigo” y después la mujer dice lo mismo que el hombre, el contrato es sano. [16]

De acuerdo con al-‘Allama al-Hilli, la fórmula del contrato debe ser recitada en el tiempo perfecto [17], pero la mayoría de los “ulama” sostienen que es permisible que sea recitado en un tiempo imperfecto, en tanto que exista la intensión de contratar el matrimonio [18]. Se han relatado muchos hádices mostrando que el tiempo imperfecto es aceptable. Por ejemplo, el Imam Ÿa’far al-Sadiq (P) una vez fue preguntado que la fórmula debería ser recitada cuando el mut’a es contratado, él respondió: “Me case tres veces en mut’a de acuerdo al Libro de Dios y la sunna del Profeta (BPD) sin alguna sucesión de mi parte o viceversa, por tantos días, por muchos dírhams…” [19].            

Las discusiones legales de los contraltos afirman que las personas que hacen la declaración y la aceptación deben ser “dignas del contrato (ahl al ‘aqd). En la pregunta del mut’a esto significa que aquellos que pactan el contrato deben ser el hombre y la mujer por ellos mismos, o sus representantes (wakil), o sus padres. Por lo tanto, por ejemplo, es permisible para el padre decir: “Entrego a mi hija enmut’a con su acuerdo”. Si alguna otra persona de las arriba mencionadas debe pactar el contrato, este es inválido (fuduli).  

2. LAS PERSONAS.

Un hombre puede pactar un contrato de mut’a solamente con una musulmana o con la “Gente del Libro”. No está permitido contratar un matrimonio temporal con una persona que no sea creyente o un enemigo de la Casa del Profeta (ahl al-bayt, los Imames) (P), tal como un seguidor de los Khawarij. Una mujer musulmana no se puede casar con un hombre que no sea musulmán. (Ver la continuación en archivo pdf)

Todos derechos reservados.

Se permite copiar citando la referencia.

www.islamoriente.com

Fundación Cultural Oriente

Article_image
Article_rate
Average: 3 (1 vote)