Jerusalén (Al Quds) la eterna capital de Palestina

Sdenka Saavedra Alfaro[1]

El 6 de diciembre de 2017, el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en un solemne discurso anunció el reconocimiento de Jerusalén como capital de Palestina, al mismo tiempo que decidió trasladar la embajada de ese país a la ciudad Santa[2], decisión que ocasionó múltiples manifestaciones y protestas del mundo entero como dentro de Palestina, las que trajeron víctimas mortales[3] rechazando la medida que sin lugar a dudas es una violación al derecho internacional y una sepultura al proceso de paz.

Recordemos que tal decisión unilateral provocó numerosas movilizaciones palestinas que fueron reprimidas duramente por el ejército israelí, dejando un saldo de más de 450 palestinos detenidos, entre ellos Ahed Tamimi[4], adolescente que continúa presa y la que se convirtió en ícono de la resistencia Palestina, detención que puso a la luz de todos las atrocidades que cometen las autoridades israelíes, al violar las leyes y reglamentos internacionales en materia de detención y custodia de menores y al maltratar a niños y adolescentes; resolución expuesta por la ONG israelí B’Tselem[5]; al mismo tiempo este hecho mostró  una realidad cotidiana escandalosa e intolerable, que la juventud palestina, sus familias y sus comunidades soportan desde hace al menos medio siglo; pues la detención de menores es una práctica permanente en Palestina, y responde a una política deliberada del poder colonial ocupante.

“Desde el año 2000, Israel encarceló a más de 8000 menores de edad. Solo en 2017, Israel detuvo a 6742 palestinas y palestinos, incluyendo 1467 menores de edad (800 solo entre enero y agosto). En los últimos tres años, la cantidad de niñas y niños palestinos arrestados por Israel se duplicó. La ola de protestas desatada desde que en diciembre el gobierno de Trump reconoció a Jerusalén como capital de Israel ha resultado en un incremento sustantivo de las detenciones de menores de edad (uno de cada seis). En este momento hay más de 350 menores en las cárceles militares israelíes, y según datos de DCI-P, cada año alrededor de 700 niños y niñas pasan por los tribunales militares. La mayoría son acusados de tirar piedras, y tres de cada cuatro sufren violencia física durante el arresto, el traslado o el interrogatorio. Aunque la legislación israelí e internacional indica que la cárcel debe ser el último recurso para los menores, a los palestinos se les niega la libertad bajo fianza, manteniéndoles en prisión durante todo el juicio”[6].

Y como era de esperarse, este 14 de mayo de 2018, la promesa electoral de Trump que la realizó el 2016, de instalar su embajada en Palestina se cristaliza, llevando ya un saldo de 61 víctimas mortales entre ellas un bebé de ocho meses, 6 niños[7] y 2.771 heridos[8], y si hacemos un recuento desde el pasado 30 de marzo, fecha que se reanudó las marchas por el retorno con el objetivo de condenar la ocupación Israelí y exigir el derecho de regreso de los palestinos a sus territorios, ascienden a 115 el número de palestinos muertos por las fuerzas israelíes[9].

Todo este genocidio llevado a cabo por parte del régimen de Israel, al que la ONU condenó como un crimen de guerra[10], suscitó la indignación del mundo; pues países en todos los rincones del planeta se pronunciaron en contra el uso desproporcionado de parte de Israel contra los palestinos, desde la Unión Europea hasta Sudáfrica, este último que durante el periodo del apartheid mantuvo las mejores relaciones con Israel, ejerció  hasta el momento la más dura forma de protesta: retirar a su embajador de la ciudad de Tel Aviv; así también lo hicieron hasta el momento Turquía e Irlanda[11].

Por su parte el Presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, rechazó y condenó de la manera más enérgica la apertura de la Embajada de los Estados Unidos en Jerusalén, manifestando que Estados Unidos viola el derecho internacional encubriendo los crímenes del Estado de Israel.

“Trump destruye la paz en Medio Oriente fomentando la política armamentista de Israel”[12]

Al mismo tiempo el gobierno Iraní ha denunciado de forma contundente la “masacre del indefenso e inocente pueblo de Palestina” por los usurpadores de la sagrada ciudad de Al Quds, Jerusalén, en el 70 aniversario del día de la Nabka (la catátrofe) cuando en 1948 Israel se funda ilegalmente en los territorios ocupados[13].

“La matanza de ayer del pueblo reprimido e indefenso, que participó en las manifestaciones pacíficas contra la ocupación y la agresión, ocurrió justamente cuando el Gobierno de EE.UU. se encontraba festejando su ilegal y provocativa decisión de trasladar la embajada del país norteamericano de Tel Aviv a Al-Quds, precisamente cuando se conmemora el aniversario del Día de la Nakba”[14].

El Presidente de Irán, Hasan Rohani, ha lamentado el silencio que guardan ciertos países árabes y musulmanes ante los crímenes que comente el régimen de Israel en los territorios ocupados palestinos, en concreto, ante el genocidio que se está llevando a cabo en la Franja de Gaza. Y refiriéndose al traslado de la embajada estadounidense en Al-Quds (Jerusalén) —ciudad al que declaró Washington capital de Israel—ha considerado esta medida una “flagrante violación” a las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU)[15].

También el mandatario iraní ha señalado que Washington y el régimen de Tel Aviv piensan “por error” que al aplicar semejantes medidas, podrán presionar a los palestinos que renuncien de sus derechos legítimos o separarlos de Jerusalén, ciudad que legal e históricamente les pertenece.

“No se puede separar 1500 millones de musulmanes del mundo de esa tierra sagrada, organizando juegos políticos; pues estas decisiones solo fortalecerán la voluntad de la nación palestina de resistir aún más para materializar sus demandas legítimas”[16]

Y precisamente mientras el Gobierno de los Estados Unidos se encontraba festejando y aplaudiendo junto al sionismo la apertura oficial de la embajada estadounidense en Al-Quds, se estaba suscitando la peor masacre[17] llevada a cabo por la represión israelí en la gran marcha del retorno, realizada en Palestina, recordando los 70 años del Nabka o “catástrofe”, cuando aproximadamente 800.000 palestinos y palestinas fueron expulsados ​​por la fuerza de sus hogares y propiedades, 531 aldeas fueron destruidas, y más de diez mil palestinos y palestinas fueron masacrados por las fuerzas sionistas en los eventos que condujeron a la creación del estado ilegal de Israel en 1948[18], solo unos 150.000 palestinos permanecieron en el territorio del Mandato de Palestina después de la Nakba, una cuarta parte de los cuales fueron desplazados internos. Inmediatamente después de la guerra, el despojo de las personas palestinas refugiadas y desplazadas internas se selló mediante la aprobación de leyes destinadas a negarles el derecho a regresar a sus hogares y propiedades, vigentes hasta el día de hoy.

“El 14 de mayo del año 1948 marca el punto de partida, no sólo de un año trágico, sino también una etapa histórica, donde el crimen, la colonización, ocupación y destrucción, han sido conceptos que se han hecho carne en la vida de millones de palestinos. La Nakba representa una tragedia, para los árabes en general y el pueblo palestino en particular, pues consigna el inicio de la usurpación de las tierras palestinas, la expulsión de miles de familias de sus casas, de sus aldeas, de sus pueblos, de sus arraigos, donde millones de ellos aún malviven en el transtierro. La Nakba significó el descalabro demográfico, moral  y territorial,  el inicio de un proceso basado en el terror, el racismo, el asesinato, la desarabización y consiguiente judaización de la Palestina Histórica”[19].

Y como estamos viendo este Nabka continúa hasta el día de hoy, con el genocidio llevado a cabo por un régimen colonialista; pues su impunidad nunca termina, y de acuerdo a muchos analistas internacionales[20], los eventos de la Nakba ya eran ilegales bajo el derecho internacional en ese momento, y el despojo y la expulsión de civiles ya constituían violaciones de las leyes y costumbres de guerra, susodicha ilegalidad se ha perpetuado durante décadas, y a la población palestina se le ha negado sistemáticamente su derecho inalienable a regresar, tal y como exige el derecho internacional y se reafirma en más de cien resoluciones de las Naciones Unidas. Después de haber ganado fuerza con el tiempo, el derecho internacional da derecho a las personas refugiadas y desplazadas a una reparación por las violaciones que ellos, ellas y sus descendientes han sufrido, y exige que Israel cumpla con su derecho al retorno.

Con esto estamos comprobando que setenta años después, la Nakba simboliza la denegación de los derechos transmitidos de una generación a la siguiente y un proceso continuo de desplazamiento y desposesión en ambos lados de la Línea Verde impulsado por las políticas y prácticas coloniales sionistas, son los más de 5 millones de refugiados y refugiadas palestinas, privadas durante generaciones del derecho a regresar a las casas de donde fueron desterrados sus antepasados, lo que subraya una característica distintiva de la lucha palestina por la autodeterminación.

Y al cumplirse ya siete décadas en este 2018 de esta injusta ocupación israelí en territorio palestino, y además más de10 años del bloqueo sobre la Franja de Gaza, la ocupación más larga de la historia moderna y contemporánea; es decir, medio siglo de una ocupación militar que convirtió a millones de personas palestinas en refugiadas y que cada día les empuja a una situación peor, pues como lo señalábamos en un trabajo anterior, los más de 5,3 millones de refugiados palestinos están sujetos a restricciones extremas de libertad de movimiento lo que afecta su acceso a la escuela, al empleo, las tierras agrícolas, a los servicios médicos y a otro tipo de restricciones como al agua, a la luz eléctrica, y que incluso les impide ver a amigos y familiares[21].

Y son exactamente estas personas las que exigen su derecho al retorno; pues como denuncia Rania Muhareb[22], hoy en día, una persona palestina nacida en cualquier parte del mundo todavía se identifica con la ciudad o pueblo de donde fue expulsado su antepasado, a pesar de que en muchos casos nunca se le ha permitido pisar Palestina.

“Hoy, millones de palestinos y palestinas están pidiendo cuentas a Israel por los crímenes que nunca ha reparado, basados en la misma memoria que Israel ha buscado borrar durante tanto tiempo. Es esta historia, la que el pueblo palestino lleva sobre sus hombros mientras pide dignidad y derechos en la octava semana consecutiva de Marcha del Retorno en la Franja de Gaza y el resto de Palestina exigiendo el cumplimiento de su derecho a regresar a casa”.

Sin embargo, también estamos siendo testigos que después de todo este tiempo, el sionismo no ha logrado borrar la Nakba de la memoria colectiva palestina; pues mientras que Israel espera que algún día el pueblo palestino olvide y abandone sus derechos, setenta años después, están lejos de ser olvidados.

Pues tampoco debemos olvidar como lo señaló el Ayatola Jamenei, que Al-Quds (Jerusalén) es la capital de Palestina y si Dios quiere, Palestina será liberada de los enemigos a través de la lucha y la resistencia[23]; ya que son la única vía para salvar a la oprimida Palestina, la única cura para las heridas sufridas por esa nación para devolver su gran poderío al mundo musulmán, enfatizó el Líder iraní, los Gobiernos, naciones y movimientos musulmanes tienen el deber de respaldar la causa palestina y hacer frente a los complots de los déspotas del mundo.

“Palestina, si Dios quiere, será liberada de las garras de los enemigos. Al-Quds es la capital de Palestina y ni EE.UU. ni uno más grande que EE.UU., ni menor que él y sus sirvientes, no podrán hacer absolutamente nada ante la verdad y el designio divino sobre Palestina”[24]

Y en palabras del Imam Jomeini[25], Palestina, es la cuna de las religiones divinas y  siempre ha sido respetada por todos los pueblos del mundo, especialmente, porque la Mezquita de Al-Aqsa, la primera quibla de los musulmanes, está situada en esta zona.

No se necesita ser musulmán o de otra religión o credo para darse cuenta de las atrocidades cometidas por parte del sionismo y del imperialismo contra el pueblo palestino, y a través de este trabajo llamamos a rechazar el intento criminal del imperialismo yanqui de tratar de legitimar con la instalación de su embajada en la ciudad Palestina de Jerusalén (momentáneamente ocupada por la entidad sionista de Israel), de la ocupación, destrucción, aniquilamiento de la población palestina y colonización total de Palestina, porque Jerusalén (Al Quds) es la eterna capital de Palestina libre y soberana; "Palestina pertenece al mundo islámico y ninguna persona o el gobierno tiene el derecho de acceder una pulgada de la tierra palestina"[26].

Todos derechos reservados.

Se permite copiar citando la referencia.

www.islamoriente.com

Fundación Cultural Oriente


[1] Escritora, Periodista, Profesora e Investigadora Boliviana, miembro de la Asociación de Investigadores en Comunicación y Educación para el Desarrollo (AICED) La Paz-Bolivia

[2] https://www.larazón.es “Trump sacude Medio Oriente tras reconocer a Jerusalén como “capital de Israel” (6 de diciembre de 2017).

[3] https://www.elpais.com.uy/mundo/palestinos-desataron-ira-ee-uu.html

[4]  http://www.telam.com.ar/notas/201802/254082-israel-detiene-nueve-familiares-tamimi-joven-presa-simbolo-resistencia-palestina-cisjordania.html

[5] https://www.btselem.org/statistics/minors_in_custody.

[6] https://mariaenpalestina.wordpress.com/2018/01/29/ahed-tamimi-es-la-punta-del-iceberg/

[7] http://palestinalibre.org/articulo.php?a=68516

[8] www.telesur.com “Mueren 60 palestinos en protestas contra embajada”; (14 de mayo de 2018).

[9] https://www.hispantv.com/noticias/palestina/377222/israel-palestinos-muertos-gaza-embajada-eeuu-jerusalen

[10] https://es.reuters.com/article/topNews/idESKCN1IG0NC-OESTP

[11] https://www.telesurtv.net/news/turquia-sudafrica-retiro-embajadores-israel-violencia-gaza-20180514-0032.html

[12] http://palestinalibre.org/articulo.php?a=68564

[13] www.hispantv.com “Irán condena prolongado silencio mundial ante crímenes israelíes”; 15 de mayo de 2018).

[14] Ídem.

[15] https://www.hispantv.com/noticias/politica/377242/crimenes-israel-matanza-palestinos-gaza

[16] Ídem

[17] http://palestinalibre.org/articulo.php?a=68612

[18] "En mayo de 1948, se inicia la operación "limpieza étnica" más cruel conocida en tiempos modernos. Este hecho, más conocido como Al Nakba (en árabe significa catástrofe, calamidad o desastre), comienza cuando el 78 % de la población palestina en los territorios donde Israel implantó su estado en 1948, fueron violentamente expulsados de sus hogares. Hoy, y según cifras de la ONU, éstos constituyen los más de 5 millones de refugiados que aún siguen impedidos de retornar a sus propias tierras" Ver más en: http://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=31804

[19] https://www.hispantv.com/noticias/opinion/377143/palestinos-israel-terrorista-nakba-jerusalen

[20] https://www.elperiodico.com/es/autor/rania-muhareb/

[21]https://islamoriente.com/sites/default/files/cckfilefield/Article_pdf_file/Palestina%20libre%20y%20soberana%20con%20su%20capital%20Jerusal%C3%A9n%2C%20A%2050%20a%C3%B1os%20de%20su%20ocupaci%C3%B3n%2C%20cr%C3%ADmenes%20y%20colonial_1.pdf

[22] Investigadora legal de la organización palestina de derechos humanos Al-Haq.

[23] https://www.youtube.com/watch?v=K639jKSRWLw

[24] https://www.hispantv.com/noticias/politica/377375/lider-iran-alquds-capital-palestina-liberada

[25] Fundador de la República Islámica de Irán.

[26] http://parstoday.com/es/radio/middle_east-i37210-palestina_desde_la_opini%C3%B3n_del_imam_jomeini_especial_con_motivo_del_d%C3%ADa_mundial_de_al_quds

Article_image
Article_rate