Diferencias en la práctica de Salat entre las escuelas shia y sunna

La Unión de las dos oraciones y Salutación al Profeta

Por Sayed Mustafá Qazwini

Todos los musulmanes coinciden en que hay cinco oraciones obligatorias a lo largo del día y la noche. También coinciden en que esas cinco oraciones diarias tienen unas horas especificas en las cuales deben ser realizadas y que la unión de las oraciones es por lo menos algunas veces permisibles (diciendo la oración del zuhr (mediodía), inmediatamente seguida por la oración del ‘asr (tarde) o diciendo la oración del maghrib (posterior a la puesta del sol), inmediatamente seguida por la oración del ‘isha (noche). Las escuelas de pensamiento Maliki, Shafi´i y Hanbali coinciden en que la unión de las oraciones mientras se está viajando es permitida, pero no admiten la unión de las oraciones por otras razones. La escuela de pensamiento Hanafi permite la unión de las oraciones solo en el día de ‘Arafat. Mientras que la escuela Shi’a, permite la unión de las oraciones en todos los casos-- mientras se viaja o no, o por alguna otra razón, durante guerra o paz, llueva o no, etcétera. La verdadera disputa es en cuanto a la hora exacta del comienzo y final de las oraciones. Así la disputa debe ser remitida al sagrado Corán y las narraciones del Profeta. Tres aleyas del Corán hablan de los tiempos para las oraciones. Al.lah el Exaltado dice:

أَقِمِ الصَّلاَةَ لِدُلُوكِ الشَّمْسِ إِلَى غَسَقِ اللَّيْلِ وَقُرْءَانَ الْفَجْرِ إِنَّ قُرْءَانَ الْفَجْرِ كَانَ مَشْهُوداً

“Haz la oración desde el declinar del sol hasta entrada la noche, así como la recitación del amanecer es observada.”[1]

“Declinar del sol” se refiere al momento de las oraciones del zuhr y ‘asr, “entrada de la noche” se refiere al momento de las oraciones del maghrib e ‘isha y “recitación del amanecer” se refiere a el momento de la oración del fayr (amanecer). El sagrado Corán claramente menciona que hay tres tiempos particulares para las cinco oraciones diarias. Aunque las oraciones son cinco, incurren en tres periodos principales. Un gran erudito sunnita, Fakhr ad-Din Ar-Razi comprendió también la interpretación de esta aleya así.[2] Por supuesto, las oraciones deben ser realizadas en orden; la oración del zuhr debe realizarse antes del ‘asr y la oración del maghrib debe realizarse antes del ‘isha.

El Sagrado Corán también dice:

وَأَقِمِ الصَّلاَةَ طَرَفَيِ النَّهَارِ وَزُلَفاً مِنَ الَّيْلِ إِنَّ الْحَسَنَاتِ يُذْهِبْنَ السَّيِّئاتِ ذَلِكَ ذِكْرَى لِلذَّاكِرِينَ

“¡Haced la oración de los dos extremos del día y en las horas de la noche cercanas al día! En verdad, las buenas obras borran las malas. Esto es una amonestación para la gente que recuerda (a Dios).”[3]

Los juristas musulmanes y exégetas del Corán están de acuerdo en que este aleya se refiere a las cinco oraciones obligatorias, como lo declara el Sagrado Corán, éste determina el momento de las oraciones—los tres momentos particulares; dos de ellos en “los dos extremos del día” y el tercero en “algunas horas de la noche.” El primero, “en el extremo del día” es el tiempo de la oración de la mañana, el segundo, “en el otro extremo del día” comienza al medio día y finaliza en la puesta del sol( siendo el tiempo para las oraciones del zuhr y ‘asr), y las “ horas de la noche” es el tercer momento principal en el cual deben ser recitadas las oraciones del maghrib e ‘isha; estas oraciones se extienden desde el comienzo de la noche hasta la media noche.

Una división similar de los tiempos es expresada en una tercera aleya:

وَأَقِمِ الصَّلاَةَ طَرَفَيِ النَّهَارِ وَزُلَفاً مِنَ الَّيْلِ إِنَّ الْحَسَنَاتِ يُذْهِبْنَ السَّيِّئاتِ ذَلِكَ ذِكْرَى لِلذَّاكِرِينَ

“Así pues, se paciente con lo que dicen y glorifica con alabanzas a tu señor antes de que salga el sol y antes de que se ponga. Y glorifícale parte de la noche y después de las prosternaciones.”[4]

Como en el aleya anterior, los juristas y exégetas del Corán también están de acuerdo en que este aleya se refiere a los tiempos de las cinco oraciones obligatorias; además dividiendo el momento para las oraciones en tres partes: Primero, el tiempo desde la madrugada hasta la salida del sol, el cual es el tiempo para la oración de la mañana(Fayr); segundo, el tiempo desde el mediodía hasta la puesta del sol, el cual es el tiempo para la oración del medio día y la tarde; y tercero, “ parte de la noche” el cual se extiende desde después de la puesta del sol hasta la media noche. Referente a la última parte de la aleya citada (50:39-40), “y después de las prosternaciones,” de acuerdo a los comentaristas, se refiere a las dos oraciones recomendadas, o específicamente al salat al-layl (oración de la media noche) la cual está entre las oraciones altamente recomendadas.

Imam al-Bukhari y otros narran que el Profeta solía combinar sus oraciones en tres sesiones de tiempo, “el Mensajero de Al.lah realizó la oración del mediodía y la tarde juntas y la oración de la puesta del sol y de la noche juntas sin estar en un estado de miedo o durante un viaje.”[5]

El Imam Muslim narra el mismo hadith y agrega que cuando el Profeta fue interrogado por Ibn al-Abbas acerca de porque él autorizó la unión de dos oraciones, el Profeta respondió que no quería causarle dificultad a su nacion.[6] En el mismo libro, Ibn al-Abbas narra él mismo que ellos solían combinar las dos oraciones en la época del Profeta.[7] Por lo tanto, tanto el Sagrado Corán como las narraciones del Profeta indican una clara autorización y permiso para combinar las dos oraciones sin la necesidad de tener una razón particular. Éste también afirma que Al.lah el Misericordioso hizo Su religión fácil para los creyentes.

Salutaciones al Profeta (salat ´ala an-Nabi)

El sagrado Corán (33:56) les ordena a los musulmanes enviar sus bendiciones al Profeta Muhammad y Dios dice:

اِنَّ اللَّهَ وَمَلآَئِكَتَهُ يُصَلُّونَ عَلَى النَّبِيِّ   يَآ أَيُّهَا الَّذِينَ ءَامَنُوا صَلُّوا عَلَيْهِ وَسَلِّمُوا تَسْلِيماً

´En verdad, Dios y Sus ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes! ¡Pedid bendiciones por él y saludadles con el mejor de los saludos de paz! (33:56)

El Profeta indicó como hacer esto y también les ordenó a sus seguidores que no debían enviar bendiciones solo a él, sino también simultáneamente a sus familiares. Se cita de él:

´No me envíen una bendición amputada.´ Los compañeros preguntaron: ‘¿qué es una bendición amputada?´ Él dijo: ´cuando ustedes dicen, ´Al.lahumma, sal.li ála Muhammad´ se detienen. Mejor digan: Ál-lahumma, sal.li ‘ala Muhammadin wa ‘ali-Muhammad´.[8]

La suplica no será aceptada hasta que se haga para el Profeta y su familia.[9]

Bajo la autoridad de ´Abdul.lah ibn Abi Layla, según lo informado por el Imam al-Bukhari, el Mensajero de Dios vino a nosotros y le dijimos: ´Hemos aprendido como invocar la paz sobre ti; ¿cómo deberíamos orar por ti? ‘Él (el Profeta) les dijo: ´digan: “Oh Al.lah, bendice a Muhammad y su familia así como has bendecido a la familia de Abraham. Ciertamente, tú eres el elogiable, el glorioso. Concede la gracia a Muhammad y sus familiares así como has agraciado a la familia de Abraham en la tierra. Ciertamente, tu eres el elogiable, el glorioso.´[10]

A la hora de enseñarle a sus compañeros el Salāt (La oración), el Profeta particularmente incluía a su descendencia (al-e-Muhammad). Por lo tanto, los musulmanes debemos adherirnos a las enseñanzas del Profeta y enviar bendiciones hacia todos aquellos a los que él nos ha ordenado.

Fuente: Cuestionamientos acerca del Islam Shi’a

Editorial Elhame Shargh

Todos derechos reservados.

Se permite copiar citando la referencia.

www.islamoriente.com

Fundación Cultural Oriente


[1] Sagrado Corán, 17:78

[2] Fakhr ad-Din ar-Razi, Tafsir, Vol. 5, 428

[3] Sagrado Corán, 11:114

[4] Sagrado Corán, 50:39-40

[5] Ṣaḥīḥ al-Bukhari, “Libro sobre los tiempos de la oración”, Hadith 510 y 529, “Libro sobre la oración del viernes”, Hadith 1103; Ṣaḥīḥ Muslim, “Libro sobre la oración de los viajeros”, Hadith 1146; at-Tirmidhi, “Libro sobre la oración”, Hadith 172; an-Nisa’i, “Libro sobre los tiempos”, Hadith 585, 597-599; Abu Dawud, “Libro sobre la oración”, Hadith 1024, 1025, y 1027; Musnad Ahmad ibn Hanbal, Vol. 1:217, 221, 223, 251, 273, 283, 285, 346, 349, 351, 354, 360, and 366; Malik, “Libro sobre el acortamiento de las oraciones mientras se viaja”, Hadith 300

[6] Ṣaḥīḥ Muslim “El libro de la oración del viajero”, Cap. 6, Hadith 50-54

[7] Sahih Muslim, Cap. 6-8, Hadith 58-62

[8] Yanabi´ al-Muwaddah, Vol. 2, 59; Ibn Hayar, as-Sawa´iq al-Muhriqah, Cap. 11. Sect. 1

[9] Yanabi´ al-Muwaddah, Vol. 2, 59

[10] Ṣaḥīḥ al-Bukhari, “Libro sobre las tradiciones de los Profetas”, Hadith 3119, “Interpretación del sagrado Corán”, Hadith 4423, “Suplicas”, Hadith 5880; Ṣaḥīḥ Muslim, “Libro sobre la oración”, Hadith 614; at-Tirmidhi, “Libro sobre la oración”, Hadith 445; an-Nisa’i, “Libro sobre la desatención”, Hadith 1270-1272; Abu Dawud, “Libro sobre la oración”, Hadith 830; Ibn Mayah, “Libro sobre el llamado inmediato a la oración”, Hadith 894; Musnad Ahmad ibn Hanbal, Vol. 4, 241, 243, y 244; al-Darami, “Libro sobre la oración”, Hadith 1308.

Article_image
Article_rate
No votes yet