El Antiguo Testamento no es muy claro acerca de la otra vida, de ahí que, los judíos no enfaticen en la vida después de la muerte. El nuevo testamento ha tratado este asunto y abarca claramente la temática de la otra vida; consecuentemente, los cristianos -en general- se subscriben a la creencia en la otra vida. Yo sé que el sagrado Corán confirma esta creencia, pero me gustaría saber si es considerada uno de los principios de la fe en el Islam.
WILSON: La evidencia la cual ha sido discutida es muy convincente y ofrece un gran respaldo a la profecía de Muhammad. La superioridad misma del Corán es la primera evidencia de esta verdad y de muchas más profecías dadas. Yo me pregunto si el Viejo y el Nuevo Testamento contienen alguna profecía que nos advierta del advenimiento del profeta Muhammad.
WILSON: ¿El sagrado Corán contiene alguna información la cual trata los asuntos conocidos para nuestra época científica, pero desconocidos para el mundo en la época de Muhammad? La existencia de este tipo de información, en este caso, sería una evidencia adicional sobre la profecía de Muhammad. Conocer qué sería descubierto por la ciencia moderna sería imposible para una persona iletrada tal como Muhammad, quien vivió en el siglo VII. Cualquier información al respecto, sería una evidencia muy convincente para la solidez del mensaje del Islam.
WILSON: A menudo me pregunto sobre la Sura 30 del Corán, cuyos versículos hablan acerca de los romanos y predicen su triunfo sobre los oponentes: “Los bizantinos han sido vencidos en los confines del país. Pero, después de su derrota, vencerán dentro de varios años. Todo está en manos de Al.lah, tanto el pasado como el futuro. Ese día, los creyentes se regocijarán del auxilio de Al.lah. Auxilia a quien Él quiere. Es el Poderoso, el Misericordioso. ¡Promesa de Al.lah! Al.lah no falta a Su promesa. Pero la mayoría de los hombres no saben”. Corán 30: 1-6
Este diálogo puede ser catalogado como un clásico contemporáneo de la relación y aproximación entre oriente -occidente .Temas puntuales en el universo islámico y en el diálogo interreligioso.A continuación presentamos esta conversación de la cual podemos profundizar más en la cosmovisión del Islam.
  ¿Por qué el ser humano necesita tener un Profeta o mensajero de Dios?  El hombre está dotado con habilidades mentales, mediante las cuales puede distinguir entre lo bueno y lo malo.  Uno puede decir que no hay necesidad de una guía divina para que nos diga qué hacer o qué no hacer.    El promedio individual es capaz de conducirse así mismo, sensatamente, así que se puede tratar con otros y con su propia familia de una manera racional, sin la necesidad de una ley divina.  Este artículo da continuidad a este excelente diálogo interrreligioso.
Este diálogo puede ser catalogado como un clásico contemporáneo de la relación y aproximación entre oriente -occidente .Temas puntuales en el universo islámico y en el diálogo interreligioso.A continuación presentamos esta conversación de la cual podemos profundizar más en la cosmovisión del Islam.
Este diálogo puede ser catalogado como un clásico contemporáneo de la relación y aproximación entre oriente - occidente. Temas puntuales en el universo islámico y en el diálogo interreligioso. A continuación presentamos esta conversación de la cual podemos profundizar más en la cosmovisión del Islam.
  El Islam es defensor de la santidad de Jesús. De tal manera que, ésta es una parte esencial de las enseñanzas islámicas, reverenciar a Jesús, creer en sus santidad y  que él vivió en este mundo como una persona pura sin pecados. El Islam declara la santidad de María, la madre de Jesús. Ningún musulmán puede negar la decencia y la pureza de María.  Ella, de acuerdo al Corán, había sido la mujer más noble entre las mujeres de la Nación.Este artículo explora de forma comparativa elementos del cristianismo con el Islam.
En otra ocasión, el profeta Muhammad fue a visitar a unos no musulmanes en compañía de algunos de sus seguidores. Una comida fue preparada, afuera de la casa del jefe de la tribu. Sin embargo, el Profeta sabía que había sido traicionado por un señuelo, como él se sentara a comer, sería aplastado por una roca arrojada desde la terraza de una casa, sin dar a entender su conocimiento de la traición; salió abruptamente y regresó a Medina.Más de una vez, Muhammad fue abandonado en la batalla por sus compañeros, luchando frente a miles de páganos. Para ese tiempo, era el blanco de las fuerzas enemigas y extremadamente vulnerable. Entonces, vale la pena preguntarse: ¿Habría Muhammad estado tratando de perpetuar una mentira? De ser así, le hubiese sido más sencillo escoger una profecía más creíble que probara la verdad.