Tolerancia, unión y respeto con los hermanos del libro (Biblia) Reflexiones en vísperas de la Navidad 2018

Sdenka Saavedra Alfaro[1]

 

En estos momentos donde la situación de la pobreza en el mundo se encuentra en una fase crítica; ya que más de 20 millones de personas se están enfrentando a la inanición y a la hambruna en 4 países africanos: Yemen, Sudán del Sur, Nigeria y Somalia, que, de acuerdo a la Organización de Naciones Unidas, es la mayor recesión humanitaria desde la creación de esta entidad en 1945[2], institución que tampoco hace nada para de algún modo ayudar a paliar el hambre, en estos países, y teniendo a la República de Yemen como el país quien encabeza esta desastrosa lista, pues a raíz de la invasión y las agresiones del régimen de Arabia Saudita y sus aliados, que ya van sumándose 4 años, han provocado que más de  5.2 millones de niños están corriendo el riesgo de morir por inanición, según The Save The Children[3], además que unos 20 millones de yemeníes enfrentan inseguridad alimentaria y 16 millones sufren hambruna[4].

En estos instantes donde más de 5 millones de personas entre ellas mujeres y niños, refugiadas de Palestina, las que viven en campamentos en Siria, Jordania, Líbano y territorio palestino ocupado, Cisjordania y Gaza, arrasados, amenazados, sin más recursos que los suministros; pues ellos fueron expulsados de sus tierras y salieron de sus casas huyendo de una guerra y desde 1948 reclaman su derecho a volver a su hogar[5], además de que en Gaza se está viviendo una trágica situación humanitaria en la que casi dos millones de personas sobreviven bajo un férreo bloqueo israelí[6].

En estos minutos donde más de 7 mil personas, centroamericanas provenientes de Honduras, Guatemala y Salvador, las que se dirigieron hacia Estados Unidos en una caravana, que incluían a familias enteras, las que de acuerdo a Chomsky[7]huyen de la opresión severa, la violencia y el terror de los países en los que viven, ya que todos ellos han estado bajo dura dominación estadounidense desde la década de los años 1980[8], se encuentran en un estado de precariedad ante la carencia de servicios, instalaciones adecuadas y refugio ante las inclemencias del tiempo que enfrentan[9]; pues hasta ahora  miles de personas continúan a la espera de una respuesta a las peticiones de asilo en Estados Unidos, que podría tardar meses en llegar.

Se hace necesario reflexionar por la situación de estas personas, que son sólo un ejemplo de millones en el mundo, a las que han llevado éstos países capitalistas, imperialistas, sionistas, por ansias de poder, de ambición, y de odio hacia los más indefensos, los más débiles; pues hay que señalarlo estos amos del mundo son los que han contribuido a que se eleve a consecuencia de ello el racismo, la discriminación, la xenofobia, el extremismo violento, la depuración cultural y las proclamas políticas basadas en el odio, la intolerancia hacia los más débiles, como ejemplo de todo ello el mensaje xenófobo, islamófobo y antiinmigrante del actual Presidente de los Estados Unidos como lo habíamos señalado, el cual se está cumpliendo al pie de la letra en su totalidad, vetando la entrada a los migrantes[10], a los refugiados, y a los musulmanes[11], personas que como ya lo hemos manifestado se encuentran atravesando grandes problemas en carencias de servicios básicos, alimentación, entre otros, y si nos referimos a los habitantes de Yemen, aún más serán nuestras reflexiones; pues la República de Yemen muere ante los ojos del mundo, como también lo dijimos, a consecuencia de la invasión constante por parte del régimen totalitario de Arabia Saudita y sus aliados.

“Unos 20 millones de yemeníes enfrentan inseguridad alimentaria y 16 millones sufren hambruna, alerta un nuevo informe de las Naciones Unidas. Unas 65 000 personas apenas tienen para sobrevivir en este momento y al menos un cuarto de millón de personas se enfrentan a un año sombrío”[12]

Por todo lo dicho y para fortalecer también la cultura de la tolerancia y luchar por el respeto a los derechos fundamentales; así mismo construir sociedades más tolerantes, más inclusivas, más pacíficas, y más prósperas, ver el entendimiento mutuo, independientemente de la nacionalidad, la religión, el idioma, la raza, pues sin tolerancia, la paz no es posible, con ella es posible la evolución de una cultura de paz, y ese es el objetivo de este texto el de llevar a una meditación, a una reflexión, en aras de la unión de la humanidad, y por el respeto de los que en estos segundos viven las inclemencias de los países dominantes que se desarrollaron a consecuencia del sufrimiento de los otros, ya que el desarrollo desarrolla la desigualdad, como lo señala Galeano "La fuerza del conjunto del sistema imperialista descansa en la necesaria desigualdad de las partes que lo forman, y esa desigualdad asume magnitudes cada vez más dramáticas. Esta desigualdad entre las partes que lo forman, se explica sí entendemos a los desarrollados como los productores, teniendo que evidenciar su influencia ante otros territorios para lograr su objetivo de asegurar su propio mercado”[13].

Y con esto ya hemos comprobado que la codicia del hombre está llevando al hambre crónica del planeta, estamos evidenciando que vivimos gobernados por un sistema imperialista, sionista, capitalista, por una dictadura de los empresarios, de los banqueros que manejan la economía del mundo[14]y que lo han llevado y lo están haciendo a la tragedia mundial de la emigración, una vez más estamos dando a conocer al mundo que el capitalismo y su fase superior el imperialismo que junto al sionismo y sus aliados son los responsables de llevar a la mayor crisis humanitaria como la que se está enfrentando en la actualidad, la consecuencia manifiesta de las invasiones constantes hacia países subdesarrollados; y motivados por esa desesperación, esa angustia, ese dolor, es que podamos hablar de tolerancia y respeto por nuestros hermanos que están padeciendo inclemencias.

“La tolerancia no es el relativismo o la indiferencia. Es un compromiso diario para buscar, en nuestra diversidad, los vínculos que unen a la humanidad”[15]

Y en vísperas de esta navidad 2018, fecha que para los católicos representa el nacimiento de Jesús (P) en Belén, solemnidad que conmemora la natividad de Jesucristo, la que se celebra el 25 de diciembre en la Iglesia Católica, en la Iglesia Anglicana, en algunas comunidades protestantes y en la mayoría de las Iglesias Ortodoxas[16], hablar de unión, tolerancia, hermandad, respeto entre las diferentes religiones y dogmas, del mundo entero es ahora una necesidad básica, la que prioriza ser atendida cuanto antes, en vínculo con el ser que ha dado origen a la creación de este planeta y otros.

Ya en territorio palestino, ocupado por Israel, cuna del judaísmo, el cristianismo y el islam[17] específicamente en Belén se encendieron las luces del gran árbol de la plaza del pesebre[18], “lugar donde nació Jesús, la antigua Canaán; pues hay que aclararlo la navidad, es herencia y legado del pueblo Palestino”[19], la tierra de Jesús que en la actualidad vive una inclemente ocupación militar por parte del régimen Israelí. Belén-Palestina, la tierra de Jesús, a la que están crucificando con un impiadoso muro del apartheid, tierra en donde fueron expulsados más del 85% de su población en 1948[20], los que se convirtieron en refugiados palestinos que piden su derecho al retorno[21], Palestina la tierra de Jesús vive otra Navidad, bajo ocupación militar israelí, ahogada por los gigantescos muros, rodeada por colonias ilegales, sitiada por miles de militares israelíes y decenas de Checkpoints, donde ninguna persona puede ingresar o salir de Belén, sin la previa autorización, control y sobre todo capricho de los militares[22]. Palestina la tierra de Jesús donde en la actualidad ya se han cobrado la vida de más de 225 personas y más de 40 mil heridos [23] por parte de la represión militar israelí, conforme a las últimas cifras del Ministerio palestino de Salud, presentadas este mismo viernes por su portavoz, Ashraf Al-Qudra, en alusión a la Gran Marcha del retorno; es decir las manifestaciones y las protestas masivas llevadas a cabo por jóvenes, mujeres, niños, ancianos y todo aquel que exige justicia ante el régimen opresor israelí, convocadas desde el 30 de marzo de esta gestión[24].

Por todo lo dicho, se hace necesario hoy más que nunca fortalecer nuestros lazos de unión sin importar la religión, la raza, el color, el idioma, y hablar de respeto y tolerancia; pues sin ella la paz en el mundo nunca será posible, la unión hace la fuerza, luchemos contra nuestra arrogancia, para de ahí hacer añicos a la arrogancia mundial.

Y sobre este tema el Profeta del Islam(PB) dijo: “Quien oprima a un protegido-no musulmán en el territorio islámico- o lo obligue más de la medida de su posibilidad, yo personalmente estaré en su contra en el día del juicio final”[25]; de ahí que el islam es una religión de justicia y equidad y un pensamiento completamente opuesto a la arrogancia y a la opresión, y esta tolerancia con la gente del libro, lo hemos comprobado ya en la propia historia del islam, la que estaba basada en una forma de coexistencia totalmente pacífica y tolerante[26], la Tolerancia, fue y es el eje de la civilización islámica, y debe ser el eje en la actualidad de todas las civilizaciones del mundo en la búsqueda de unidad y misericordia entre todas las religiones del mundo, en pro de los más débiles, los más pobres, luchando siempre contra la arrogancia imperialista, sionista y capitalista mundial.

“En verdad, Dios no cambia la situación de un pueblo, mientras ellos no cambien lo que hay dentro en sus almas y cuando Dios quiere el mal de un pueblo, nadie puede impedirlo y no tendrán amigo o protector a parte de Él” (Sagrado Corán, 13:11).

 

 

 

 

Todos derechos reservados.

Se permite copiar citando la referencia.

www.islamoriente.com

Fundación Cultural Oriente

 

 

 


[1] Escritora, Periodista, Profesora e Investigadora Boliviana, miembro de la Asociación de Investigadores en Comunicación y Educación para el Desarrollo (AICED) La Paz-Bolivia.

[2] www.bbc.com “Por qué la ONU asegura que el mundo está atravesando “la mayor crisis humanitaria” desde la segunda guerra mundial”; (11 de marzo de 2017).

[6] www.euronews.com “Trágica situación humanitaria en Gaza”; (6 de diciembre de 2018).

[7] Avram Noam Chomsky, lingüista, filósofo, politólogo y activista estadounidense, profesor emérito de lingüística en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y una de las figuras más destacadas de la lingüística del siglo XX, gracias a sus trabajos en teoría lingüística y ciencia cognitiva. También es reconocido por su activismo político, caracterizado por una fuerte crítica del capitalismo contemporáneo y de la política exterior de los Estados Unidos e Israel. Se le considera de pensamiento socialista libertario. ​ El New York Times lo ha señalado como «el más importante de los pensadores contemporáneos»

[10] https://www.elnuevoherald.com/noticias/inmigracion/article220676995.html

[11] internacional.elpais.com “Trump veta la entrada de varios países musulmanes”; (28 de enero de 2017).

[13] Galeano Eduardo, “Patas Arriba/la Escuela del Mundo Al Revés”, Catálogos Editora; 2008.

[14] Ídem.

[15] (Directora general de la UNESCO, Irina Bokova).

[16] Mckenna Megan “El Adviento y la Navidad, día a día”; Stander Sal Ternae, 1999, pp.331-488

[19] www.aporrea.org “Asociación Canaán invita a su pesebre viviente desde la Diáspora Palestina” (Lunes 15 de dic. 2014).

[20] Sitio web wordpress “1948: El año en que fue robada la tierra Palestina”.

[24] Fecha que se conmemora la huelga general y las protestas del año 1976 en respuesta a las políticas de confiscación y apropiación de tierras que Israel estaba y está llevando a cabo desde entonces.

 https://www.amnesty.org/en/latest/news/2017/06/gaza-looming-humanitarian-catastrophe-highlights-need-to-lift-israels-10-year-illegal-blockade/

[25] (Al-Bilaziri, Futuh Al-Buldan, pág. 162).

Article_image