Debe saberse que aunque los nombres de los sagrados Imames (a.s.) no se encuentran especificados en el Corán, el Profeta (PB) sí los dijo, especialmente el nombre del Imam ‘Ali ibn Abi Talib (a.s.). Un ejemplo muy claro de dicha afirmación se da en el hadiz de Gadir, el cual es considerado como el pronunciamiento oficial del Califato del Imam ‘Ali ibn Abi Talib (a.s.).
Es obvio que cuando el Profeta Muhammad dictó las aleyas del Corán, sus escribas designados las anotaban. Sin embargo, ¿Cuándo fue compilado completamente el Corán en la forma como lo conocemos hoy?
Hablar de hechos históricos o diferencias en jurisprudencia no debe de ninguna manera desalentar la unidad de los musulmanes, ya que la mayoría de los historiadores musulmanes de todas las escuelas de pensamiento están de acuerdo en hechos históricos similares. Las diferencias entre los filósofos, eruditos y pensadores de las escuelas de pensamiento pueden ser constructivas o destructivas.
El Sagrado Corán se refiere a la Revelación y a su transmisión mucho más que cualquier otro de los Libros Sagrados, como la Torah o el Evangelio, y hasta encontramos en él versículos que se refieren a la cualidad o forma misma de la revelación.Cree la generalidad de los musulmanes -a partir de lo que se desprende del mismo texto del Libro-, en la revelación del Corán: Que éste es la expresión de la Palabra de Dios, exaltado sea, que fue comunicada al Profeta Muhammad (BPD) por intermedio de  Gabriel . Este texto se acerca a unos de los tópicos más importantes de doctrina islámica de la mano de uno de los más importantes sabios del shiímo contemporáneo ,el filósofo iraní Allahmah Tabatabai.
En muchas fuentes de la Escuela Sunnah han sido transmitidos dichos del Enviado de Dios (BP) con el siguiente contenido: “El Corán ha sido revelado en base a siete letras”. Ellos afirman que el número de tales narraciones llega al grado de tawâtûr, y casi todos los sabios de esta escuela estiman este asunto como algo indudable.
Todos los musulmanes coinciden en que el Generoso Corán es mutawâtir. Básicamente el Corán obtiene su rango y jerarquía como la fuente más importante de los conocimientos religiosos, únicamente por medio del tawâtûr y la plena certeza de su infalibilidad.
Para evitar tan gran injusticia, el Islam ha ordenado a los musulmanes que no presten atención a ni una sola frase o parte de una noticia o información sin confirmar que llegue a ellos y no aceptar nada de lo que les han comunicado. Por otra parte, los musulmanes únicamente deben aceptar las noticias de aquellas personas que poseen bondad en su interior y que temen a Dios (Glorificado y Exaltado sea). Son las noticias de aquellos que poseen valores y adjetivos morales, justicia, confianza en su discurso y hay validez en lo que dicen, lo cual evitaría que una persona hiciera falsas acusaciones, mintiera y propagara noticias e informaciones infundadas e inventadas.
Respecto al significado del “Corán” existen cinco versiones:1. “Qur’ân” es el nombre propio del Libro de los musulmanes y un nombre primitivo, o sea, que no se deriva de otro término (Shâfi‘î).2. “Qur’ân” se deriva de la misma raíz de “qarâ’in” (plural de “qarînah” –unida, junto con- y su significado es “el que sus aleyas son parecidas unas a otras” (Farrâ’).3. “Qur’ân” es un derivado del término “qarana”, ?unir con-, ya que sus aleyas y suras están una después de otra (Ash‘arî y otros)...
El querido Profeta del Islam dice: cuando en la comunidad hay innovaciones, los ulemas con su razonamiento científico deben levantarse para combatir las innovaciones desviadas.En este contexto, tras la divulgación de las ideas desviadas de Ibn Taimiah y luego de Mohamed Ibne Abdul Wahhab, los ulemas no se quedaron callados ante estos cambios. Los eruditos islámicos, en sus cartas, declaraciones y sus libros, critican las ideas desviadas del wahabismo. Uno de los famosos sabios suníes Shamsedin Zahabi, líder de su era, hizo una extensa crítica al pensamiento desviado de Ibn Taimia. Otro gran erudito suní, el Imam Sobki, no ha permanecido en silencio ante el punto de vista equivocado y las muchas innovaciones que introdujo Ibn Taimia en la religión.
Los eruditos del Islam, apoyados en las aleyas del Sagrado Corán y los hadices (narraciones) han permitido las visita a las tumbas, particularmente las visitas a las tumbas de los Santos Profetas y hombres piadosos, también consideraron que esta es una virtud y honor. Sin embargo, los Wahabís en lo aparente, aunque no consideran el principio de la zyarat(visita) al as tumbas como algo haram, declaran que viajar o desplazarse para realizar una zyarat (visita) a la tumba de los virtuosos de Dios es algo ilícito y haram (prohibido).  Después de culminar con el principio de la zyarat, expondremos el tema de ""viajar con el objetivo de hacer una zyarat (visita) a las tumbas de los virtuosos de Dios"".