Wilāyat es una parte de la marya’iyyat en la cultura Shi’ah. Los grandes Marāyi’ (Doctos en la ley a quienes la gente se remite para conocer los mandatos islámicos) no únicamente han guiado al pueblo con respecto a la Ley Divina, sino que también en asuntos particulares de la sociedad.
La religión que ha llegado para mostrarle al hombre el camino hacia la felicidad desde el comienzo hasta el final del tiempo, no puede ser indiferente a un asunto el cual necesitan todas las sociedades, tal como lo es un gobierno. En otras palabras, las normas y regulaciones del Islam son de tal manera que dependen de un gobierno y sin éste el Islam no puede mantenerse con vida.
El número de los Ahlul Bayt (a.s.) se limita a 14 infalibles y no es una decisión humana; es una exclusividad según se entiende de las palabras Divinas en la Aleya de la Purificación y las narraciones del Santo Profeta (PB). Hay un número de pruebas discursivas y de narraciones en las cuales nos podemos apoyar para demostrar esto.
Antes de dar respuesta a esta pregunta, debe tenerse en cuenta que la respuesta a continuación se fundamenta en la Escuela de la Teosofía Trascendental, es decir, la filosofía Sadriana. A la luz de ésta expondremos la respuesta bajo dos títulos principales y algunos temas derivados.
Con respecto a la aleya 80 de la Surah al-Kahf, en donde el Ĵidr (a.s.) explica el motivo por el cual mata al joven, teniendo en cuenta el Principio Divino de no registrar las malas acciones o castigar antes de que ocurran los hechos, surgen algunas preguntas.
El Corán es el milagro eterno del Profeta Muhammad (PB). Es un libro que ilumina todas las cosas. Aunque se compone de palabras y frases sencillas, se expresa en una elevada forma literaria, transmitiendo ideas que trascienden mucho más allá de la comprensión de un ser humano común. Percibir su esencia y extraer sus leyes correctamente, es muy difícil. Por lo tanto, a pesar del hecho que el Corán es “claro”, entender correctamente y practicar conforme a él, demanda un gran esfuerzo.
Sharāb es algo que puede beberse y tahúr es algo que en sí es puro, sin contaminación alguna y también que purifica a otras cosas. Podemos concluir a partir de varias aleyas que hay diferentes clases de bebidas en el paraíso que son puras y refrescantes. El término “Sharāban Tahūran ha sido mencionado en una de estas: “Y su Señor les dará de beber una bebida pura.”...
La magnanimidad está lejos de la mezquindad. El alma de aquel que está limpio de cualquier atributo bajo es llamada magnánima. La magnanimidad es contraria a la mezquindad; para llegar al nivel más elevado de magnanimidad uno debe equiparse con la piedad, es decir, alejarse de cualquier cosa que conduzca al pecado.
La palabra pecado, la cual en árabe se conoce como ‘izm e ‘isyan, significa desobedecer la orden del Amo o fallar al cumplir con Sus deseos. El individuo pecador, en lugar de seguir los dictámenes de la razón, obedece a su deseo e ira, lo cual significa que debe cometer una falta imaginable, el cual si lo hace, se habrá traicionado a sí mismo.
La palabra Du’a (suplica) significa literalmente “invocar, llamar”, “pedir un favor”, “buscar ayuda” y en algunos casos se usa para denotar el significado general de invocación; pero en su sentido técnico común, se refiere al acto de pedirle a Al-lah (s.w.t). La palabra Du’a y sus derivados en el Corán aparecen aproximadamente con 13 significados diferentes.