Después de la visita del Che Guevara a Gaza, constatando y dando a conocer la devastación producida por la Nakba, de manos del régimen Israelí, Guevara se convirtió en el ícono de la Resistencia Palestina y la lucha por la libertad que hasta el día de hoy continúa viva; pues “La cuestión Palestina” es una causa de todos los que exigen el fin de los planes de colonización y judaización del Estado de Palestina.
Estos grandes movimientos y su unión en su Resistencia contra el poder del eje hegemónico de los grandes imperios y sus huestes, son los que seguirán en pie continuando y desempeñando su papel para salvaguardar la revolución y sus logros, en virtud de la aleya: “Preparad contra ellos toda la fuerza y toda la caballería que podáis para con ello atemorizar al enemigo de Dios y vuestro y a otros que no conocéis, pero que Dios conoce” (Corán 8:60)
La religión que ha llegado para mostrarle al hombre el camino hacia la felicidad desde el comienzo hasta el final del tiempo, no puede ser indiferente a un asunto el cual necesitan todas las sociedades, tal como lo es un gobierno. En otras palabras, las normas y regulaciones del Islam son de tal manera que dependen de un gobierno y sin éste el Islam no puede mantenerse con vida.
Antes de la entrada del Imam a la Meca, ‘Abdul-lâh Ibn ‘Umar, hijo del segundo califa, ‘Umar Ibn al Jaṯṯâb, ya estaba allí para realizar el ‘Umrah preferible y hacer algunos trabajos personales. Cuando decidió volver a Medina, durante los primeros días en que el Imam Ĥusaîn entró a Meca, lo visitó y le propuso paz, conciliación y juramento de fidelidad a Îazîd y, además, le advirtió acerca de las peligrosas consecuencias de la oposición a los opresores pudiendo llegar a una guerra. Según lo narrado por Jûâriẕmî, dijo lo siguiente: “Oh padre de ‘Abudul-lâh! Debido a que la gente le ha jurado fidelidad y a que es él quien posee dirhams (monedas de plata) y dinares (monedas de oro), seguramente se inclinarán hacia él.
Este grupo fundamentalista que está de regreso en el poder, quien gobernó 5 años, prohibió la educación de las niñas y el derecho al trabajo de las mujeres, y se negó incluso a que salieran fuera de sus casas, sin que un familiar masculino las acompañe “El Mahram”; es decir que los “Talibanes”, restringieron severamente la vida de las mujeres, hasta incluso impusieron una vestimenta denominada Burka.
Este es el testamento del Ĥusaîn Ibn ‘Alî a su hermano Muĥammad Ibni Ĥanafîah: “Ciertamente que Ĥusaîn atestigua que no hay más dios que Dios, que es Único y no tiene asociados y ciertamente que Muĥammad es Su Siervo y Enviado, y trajo de parte de Dios (para el mundo) el credo verdadero (el Islam) y atestigua que el paraíso es verdadero, el infierno es verdadero y la Hora llegará, no hay duda alguna de ello y que Dios resucitará a los que estén en las tumbas”.
"La liberación del Sheij Ibrahim Zakzaky y su esposa no sólo representa la victoria particular de una minoría religiosa mundial; sino también de toda una población que se encuentra sometida a las disposiciones del imperialismo sionista, y que vive en la pobreza, pero además simboliza el triunfo de la resistencia de los débiles contra los poderosos".
Raisi el día de su juramento el 5 de agosto en el Parlamento Iraní dijo: “Somos verdaderos defensores de los derechos humanos y no aceptamos el silencio ante la opresión, el crimen y la violación de los derechos humanos. (…), sea en el corazón de Europa, América, África, Yemen, Siria o Palestina, apoyaremos a los oprimidos”.
"El derecho internacional humanitario, mediante los cuatro Convenios de Ginebra de 1949 y sus Protocolos adicionales de 1977 ofrecen protección específica a los niños durante los conflictos armados; sin embargo, esta protección no es cumplida por el ente ocupante israelí, convirtiéndose en el primer violador de los derechos humanos".
"Ésta elección no sólo representa una victoria para el pueblo Iraní, y todos los países islámicos; sino que al mismo tiempo es una bofetada al imperio, al sionismo y sus lacayos, que pese a sus sanciones, bloqueos y demás, que afectaron a la economía del país, reduciendo drásticamente las exportaciones de petróleo, llevando a la inflación y el desempleo , significa también la Resistencia de la nación iraní, una espina clavada en el costado de la arrogancia global."