El Corán, en la medida deloque refleja su contenido, no pertenece exclusivamente a ningún pueblo en especial como losárabes u otro cualquier grupo de musulmanes. Él se dirige tanto a los musulmanes como a los no-musulmanes (tales alocuciones y argumentos se encuentran en muchísimos versículos del Corán por lo que nos eximimos de citarlos aquí), incluyendo a aquellos que se velan a la verdad de la religión (los “kafirûn”o impíos), los politeístas, la “gente del Libro” (judíos y cristianos, que recibieron una revelación). Por medio de la argumentación invita a cada uno de estos grupos a su justa enseñanza.
El Corán es la revelación divina transmitida a Mohammad (Mahoma, 570-632) por el ángel Gabriel a lo largo de veintitrés años (610-632). Es la palabra de Dios para la humanidad.“Ésta es una Escritura bendita que Nosotros hemos hecho descender confirmando lo que ellos tienen en sus manos.”(6:92)
La política de ocupación del régimen de Israel, destinadas a impedir la conformación de un Estado palestino, judaizar los territorios ocupados y en especial Al Quds – Jerusalén – requiere tomar medidas efectivas que permitan poner fin a los crímenes de la entidad sionista.Crímenes israelíes, tanto en Palestina como en el conjunto del Levante Mediterráneo mediante su apoyo a grupos takfirí que agreden a las sociedades de Siria – de cuyo territorio ocupa los Altos del Golán desde el año 1967 - e Irak, unido a las acciones desestabilizadoras contra El Líbano y su política hostil contra la República islámica de Irán. Un Israel que cuenta con la complicidad y la comunión de intereses con la Casa al Saud, convirtiendo a ambos regímenes en punta de lanza de los intereses de Estados Unidos y sus aliados occidentales en el Próximo Oriente.
La filosofía islámica ,la que se desarrollo desde el al Andalus siguiendo por el norte de Africa ,Medio Oriente ,Persia hasta la India, penetró en las profundas interrogantes del ser humano y marcó una pauta en el pensamiento occidental, tanto así que la filosofía occidental no se puede enterder sin la influencia de pensadores como Avicenas y Averroes  , por citar dos casos.Este artículo expone el desarrollo de la filosofía dentro de la civilización islámica.
Cuando nació el fundador del monoteísmo Babilonia estaba gobernada por Nimrod Ibn Canaan, idólatra empedernido y megalómano hasta el punto de considerarse el dios del universo y gran difusor en su pueblo de falsas supersticiones. El principal arsenal de que se valía Nimrod lo constituía un grupo de astrólogos y adivinos quienes (con su apoyo) fortalecían su gobierno. Nimrod vivía inmerso en un mar de supersticiones. Cierto día, mientras se encontraba en medio de una de sus tantas orgías, lo interrumpieron los astrólogos para darle la primera señal de alarma: “Tu reinado está próximo a ser destruido por un babilónico”.
Una revolución con conciencia puede tener distintos elementos, y casualmente, la revolución de Imam Husein (P) tuvo muchos factores que hacen que el movimiento tenga un carácter múltiple y no unidimensional, ya queen el suceso de Karbalâ intervinieron diferentes factores, es decir, fueron varios los motivos que ocasionaron que el Imam Husein se levantara en contra del gobierno corrupto de Iazîd, y es lo que hace difícil la explicación de la esencia de este levantamiento, puesto que lo que se manifestaba a partir del Imam a veces se relacionaba  a un factor en especial, y otras veces a otro.
El espiritismo, la práctica de comunicarse con los espíritus de los muertos, alcanzó su mayor auge durante el siglo XIX en que se convirtió en una disciplina codificada. Numerosas personalidades en todo el mundo han observado la posibilidad de tal comunicación, que puede ser considerada una de las pruebas vivas sobre la autonomía e inmortalidad del espíritu.
Esta etapa comienza el día de la ocultación mayor del Imam Al-Mahdi (que Allah apresure su aparición) en el año 329 H., con­cluyendo en tiem­pos del gran Faqih e ilustre sabio, el Shaij Al-Mufid (santificada sea su mo­rada) en el año 413 H., al ocurrir su muerte. La duración de esta etapa fue de más de setenta años. En este pe­ríodo, los sabios se esme­raron por preservar el le­gado de los Imames (P) de la in­filtración y la tergiversación, te­niendo en cuenta el incremento de los ene­migos y opositores que tanto de día como de noche, y tanto oculta como abiertamente, inten­taban producir discre­pancias y di­visión, falseando hadices y cambiando las normas.
Como su nombre lo indica, esta sura se refiere a la Unicidad de Dios, comprendida en tan sólo cuatro breves aleyas.Su descripción es tan grandiosa, que no requiere en absoluto de ningún agregado. Relató Imam As-Sâdeq (P), respecto a la ocasión de su revelación, que los judíos habían rogado al Profeta (PB) que les describiera a Dios. Él mismo aguardó durante tres días, que la respuesta le fuera revelada. La Sura al-Ijlâs, es el capítulo que refuta el interrogante hecho al Profeta (PB).
No se puede pensar hoy en día en una sociedad mono cultural, mona religiosa, es imposible; pues la religión, las culturas, el mundo es totalmente diverso, existen miles de culturas, miles de costumbres, más bien se debe pensar en que la práctica religiosa sea un factor de integración, ya que como está el mundo, se necesita también la unificación, y no el olvido de Dios.

Pagination