Yo era un muchacho que andaba entre los 20 años, recién conociendo y descubriendo la vida, de familia humilde me crie en un lugar alejado de la ciudad, la zona se llama Rio Seco más de 100 kilómetros de la ciudad, tengo una hermana y seis hermanos en total somos 7 hermanos, mi padre una persona que va trabajando en distintos lugares para poder mantener a mi familia y mi madre que va haciendo labores de casa y trabajando siempre ganando algún dinerito para que podamos salir adelante mediante el estudio.
«No pueden encontrar a nadie como el señor Jamenei, tan comprometido con el Islam y tan decidido a servir a su pueblo con todo el corazón. Hace muchos años que lo conozco» (Imam Jomeini, r.a)
El período más difícil y delicado para su futuro espiritual por el que pasa todo ser humano es la juventud. En ella se intensifican y alcanzan su maduración los instintos sexuales y el tormento de la pasión oscurece la razón y el juicio. Todos los deseos se intensifican y la luz de la razón tiende a oscurecerse. Los palacios de la imaginación perturban el camino de los jóvenes. Si en estas circunstancias un joven posee fortuna su vida puede tomar un rumbo peligroso. Es como si sus instintos animales y sus recursos materiales se unificaran para indicarle una dirección a su existencia. Es decir, la satisfacción de las pasiones y los anhelos sin reparar en el futuro verdadero, el que trasciende el goce pasajero.
En tiempos del Profeta (BP) no existieron juzgados como los existentes en la actualidad; en otras palabras, no existió un poder Judicial diferenciado del poder Ejecutivo y del Legislativo, con los amplios equipamientos y facultades de hoy en día. Es más, la división del estado en tres poderes es algo que básicamente no tiene precedentes en la historia del Islam.
Las palabras del escritor alemán Günter Grass han desatado la ira de los sionistas y de sus cómplices en todo el mundo. Incluso han sido suficientes para que el gobierno del ente sionista declare oficialmente al premio Nobel como persona non grata, prohibiéndole la entrada en el territorio ocupado de Palestina, pidiendo incluso a la Academia Sueca la retirada del premio en literatura concedido en 1999, olvidando seguramente el sarcasmo que supone que criminales sionistas de la talla de Simon Peres o Henry Kissinger se les concediera, y aún mantengan, nada menos que el Nobel de la Paz
Una de las cuestiones más importantes en el ‘irfán o misticismo, que tiene peso sobre el Hombre Perfecto, es la relación del ser humano con su nafs (alma, ego). Esta también es una cuestión islámica. Las enseñanzas islámicas y la literatura del sufismo o misticismo, impugnan claramente el egoísmo, el engreimiento o vanidad y seguir las pasiones.Este interesante  tema dentro de la filosofía y la mística islámica , relacionado con el concepto de Hombre Perfecto (muy tratado por filósofos y místicos de la talla de Ibn Arabi , Mulla Sadra y Allahma  Tabatabai ) es lo que el siguiente artículo del fabuloso filósofo Murteza Mutahari  expone, en un análisis crítico de las diversas  escuelas de pensamiento místico dentro del Islam.
Al-Mahdi no es solamente la encarnación de una doctrina islámica de carácter religioso, sino también  una aspiración, que la humanidad ha poseído en sus diferentes religiones y doctrinas, y la formulación de una aspiración innata a través de la cual todo los seres humanos, a pesar de la diversidad de sus creencias y las divergencias de sus caminos, manifiestan su esperanza en el Día Prometido,  cuando los Mensajes Divinos revelen su significación grandiosa y cuando la difícil marcha a través de la historia desemboque en la armonía,  paz y  justicia que el mundo necesita.
El Sagrado Corán guía a la Ummah a que se agrupe bajo el concepto del Tauhid o unicidad divina, que se aferre a Allah y se mantenga unida. “Y ciertamente que ésta es vuestra comunidad, la cual es una sola y que Yo soy vuestro Señor. ¡Temedme, pues!” De esta manera, el Corán le expone a la Ummah los elementos para su unidad, que son:...
Los grandes enviados divinos asumieron una responsabilidad que estuvo siempre acompañada de privaciones, torturas, tribulaciones y martirio. Cuanto más elevados fueron sus objetivos mayores fueron sus dificultades. Por ende puede deducirse que su triunfo estuvo sujeto a una condición: la de ser tolerantes para así poder enfrentarse a las calumnias e infamias que se elevaron en su contra.
Hasan al-Basrî era uno de los grandes sabios islámicos del siglo I H. y los Omeyas, utilizaron su aspecto piadoso y devoto para tratar de ocultar los abusos y crímenes del gobierno. En la época del califato de Imam Alí (la paz sea con él),Hasan al-Basrî era joven. Tras finalizar la Batalla del Camello, Basora fue liberada por el ejército de Imam Alí (la paz sea con él),y, cuando éste entraba en la ciudad rodeado de la multitud que le aclamaba, el Emir de los Creyentes (la paz sea con él),vio a un joven que mantenía en sus manos una pizarra e iba escribiendo en ella lo que él decía. El Imam se dirigió a él en voz alta, preguntándole qué estaba haciendo...

Pagination