Fidel Castro y los musulmanes
Sdenka Saavedra Alfaro[1]
 
Se fue, partió a la otra vida un hombre que luchó contra el imperialismo, un hombre que durante su vida se entregó a los más necesitados; pero que dejó un legado de enseñanzas que sirven para aún más abrir los ojos y darse cuenta que los todos poderosos son los que gobiernan el mundo, y que se debe luchar a favor de los oprimidos del mundo. Y así como él decía "Un combatiente puede morir, pero no sus ideas"[2] . Sin duda en una dimensión social y política desde una perspectiva materialista no se puede negar su lucha y su resistencia ante el imperio y su empeño en preservar la independencia de Cuba y su soberanía. La apertura espiritual para una liberación integral del ser humano es un desafío que el orgulloso pueblo cubano tiene por delante. Su líder lo ha sacado de la corrupción y la vergüenza de la dependencia que Batista le rendía a Estados Unidos. Ahora deberán seguir el camino de la dignidad, la independencia y la soberanía, atentos a formas más profundas de libertad y justicia que incluyen la dimensión espiritual.
Y debemos recordar algunas de las palabras de Fidel, cuán cercanas son a las enseñanzas revolucionarias del Islam; pues en el fondo del contexto su lucha tiene una causa común la batalla por los humildes y con los humildes y por defenderlos se daría hasta la vida, como lo manifestó Muhammad Reza Hakimi, en la carta que le escribió al gran ícono revolucionario del siglo XX, el líder histórico de la Revolución cubana[3], Fidel Castro, quien falleció este 25 de noviembre a la edad de 90 años.
Decía el gran teólogo Hakim en su carta a Fidel: “El pueblo de Cuba ha roto sus cadenas y ha terminado con los privilegios con la ruptura de cadenas que los mantenía en la esclavitud. Ha terminado con las injusticias” (Y este es el espíritu de la revolución)[4].
Al mismo tiempo, le expresaba que el pueblo de Cuba era un ejemplo que había terminado con las dominaciones del imperialismo y que a la vez este hecho es la esperanza para muchos países del mundo.
“Es nuestra esperanza que las altas jerarquías del país abran sus oídos para oír las verdades y sus ojos para ver las realidades para luego esforzarse más en llevar a la práctica el Islam (todo el islam) y rescatar al pueblo, y así cortar las manos del capitalismo, el reaccionarismo y la falta de intelectualidad del contexto de la revolución”[5].
Y ese precisamente es el epicentro de la gran revolución, de la lucha en cuestión, en las que compara Reza Hakimi a ambos pueblos, nos referimos al de Cuba e Irán en sus aspectos revolucionarios; pues los dos combaten contra los opresores del mundo a favor de los más necesitados.
“Los Estados Unidos, no solo impiden la formación de la humanidad exaltada, desarrollada y angelical en su propio país, sino que impide a los países como el nuestro solidificar las bases de una vida coránica. A través de sus elementos infiltrados impide la divulgación de una cultura coránica, para evitar que otros países levanten en búsqueda de libertad”[6].
Pues en la misiva también le expone una síntesis breve de las enseñanzas del Corán, los dichos del noble Profeta del Islam (PB) y palabras del Imam Alí (P), al tiempo de transmitirle su verdadera esencia.
“El Corán quiere que la gente aniquile a los opresores valientemente y derroque a los triples Taguts, (Símbolo del despotismo y tiranía) que son el Faraón (Tagut político), Qarún (el Tagut económico) y a Haman (el Tagut u opresor cultural) en cualquier lugar y cualquier época”.[7]
Ya que el Corán quiere salvar al ser humano oprimido y encender la llama de las revoluciones alteradoras, que cambian la situación del hombre, lucha en contra de las cabezas del despotismo y las maldades y se levante con el fin de reformar a las sociedades corruptas y gobiernos tiranos, en cualquier momento que sea necesario, resguardando el honor humano y perseverando la resistencia frente a los colonialistas y arrogantes mundiales.
En ella también le manifiesta algunas quejas que por su importancia las transmitimos a continuación:
“¡Señor Castro!, ¿Acaso esta organización de Naciones Unidas contiene verdaderamente a las “¿Naciones Unidas” o es la organización de muchos males, dueña de diversas apatías y descuidos de su deber respecto a la humanidad, y un organismo de humillación frente a las superpotencias?
¿Acaso el pueblo Palestino, el de Bosnia y Herzegovina, Yamu y Cachemira, Afganistán e Irak y no son seres humanos, ¿tampoco tienen algún derecho? Y anteriormente la gente de Cuba, y Japón Y...
¿Acaso cada día que el sol brilla sobre el edificio de las Naciones Unidas no mira con una mirada de burla a este edificio, una mirada que naturalmente relata la mirada burlona de la humanidad?
¿Acaso los gobernadores de Estados Unidos tienen algún rastro de humanidad? ¿Acaso no es la consecuencia de tan infinitos opresiones, que obliga a reaccionar violentamente a algunos oprimidos (Que no debe haber), y estos lo toman como un pretexto para más derramamiento de sangre en cualquier parte del mundo y tratarles peor que cualquier animal salvaje? Su excelencia, ¡Señor Castro! Si no podemos exponer estas quejas a usted a quién más”.
Sin duda, Fidel ha sido el hombre que ha cambiado algunos de los paradigmas políticos a partir de sus principios contra el imperialismo y que no solo lo ha enarbolado, sino que la ha puesto en acción cuando en enero de 1959, junto a sus compañeros derrocan al ilegítimo régimen de Fulgencio Batista, aquel que era el satélite y sirviente de la administración norteamericana y que no solo fue la toma física del poder sino la liberación de aquellos hombres que pedían igualdad y justicia social. Los axiomas revolucionaron se pragmatizaron en la creación de un estado Comunista con una identidad propia: la de los cubanos donde hay una mezcolanza de razas y que más allá de ello la igualdad en casi todas las esferas: más allá del color de su piel o su estatus social.
Este hombre revolucionario no solo se ocupó de erigir un nuevo estado y un nuevo sistema político sino su tarea continuó; pues como hombre revolucionario debía exportar la lucha de los oprimidos a otros territorios mediante el discurso de confrontación, el discurso proactivo y reaccionario en contra de la “bestialidad del imperialismo” en los foros internacionales como Naciones Unidas o la Cumbre de los Países No Alineados (por citar solo algunos ejemplos) siguiendo esa línea su compañero Ernesto “Che” Guevara será el que llevará  el grito revolucionario de Cuba a todo el mundo pese a que en esa tarea el “Che” ha ofrendado su vida luchando en otras latitudes, pues “si nosotros éramos capaces de temblar de indignación cada vez que se cometía una injusticia en el mundo, entonces somos compañeros”.
Este posicionamiento político antiimperialista de Fidel Castro irradió a todos los continentes del planeta por eso él es considerado uno de los íconos de la historia, uno de los paradigmas en el sistema político mundial, pese a quien le pese; ya que este gran hombre también tuvo opositores y bajo la egida del imperialismo y que para acabar con su vida ha intentado asesinarlo por todos los medios y con todas las tácticas y técnicas y aun así no han podido asesinarlo, pues está claro que Fidel Castro debería quedarse hasta el presente porque como un buen soldado siempre tenía que estar alerta, siempre debería estar protegiendo a los pueblo desposeído , a los pueblos saqueados, a los pueblos con voz y sin voz para manifestar que el imperialismo es una bestia, una bestia que solo quiere aniquilar y eliminar físicamente a los pueblos del mundo como el mismo dijo “quizás los hombres mueran pero sus ideas siempre vivirán” y hoy estas ideas son una realidad tangible; pues no solo es Cuba que lucha contra el imperialismo. Varios pueblos se han despertado y a la cabeza se encuentra el mundo islámico que reivindica todas las luchas por la justicia que se han dado y se dan en el mundo, agregando a estas un sentido de trascendencia que procura para la gente la verdadera liberación y garantiza la plena justicia anhelada.   
 
Todos derechos reservados.
Se permite copiar citando la referencia.
Fundación Cultural Oriente

[1] Escritora, Periodista, Profesora e Investigadora Boliviana, miembro de la Asociación de Investigadores en Comunicación y Educación para el Desarrollo (AICED) La Paz-Bolivia.
[3] La Revolución cubana es el principal resultado del movimiento revolucionario cubano de izquierda que provocó la caída del régimen del dictador Fulgencio Batista, y la llegada al poder del líder del Ejército Guerrillero, Fidel Castro. La Revolución cubana ha representado un evento importante en la historia de América al ser la primera y con más éxito de varias revoluciones de izquierdas que sucedieron en diversos países del continente, en términos generales ha resultado exitosa en muchas de las reformas que ha hecho, principalmente en el sistema de salud y el sistema educativo público y gratuito. Estados Unidos mantiene un embargo económico a la isla desde principios de los años 60 del siglo XX. Esta política es considerada como bloqueo económico en el marco de las Naciones Unidas y rechazada cada año por la Asamblea General de esa instancia internacional que vota a favor de una resolución denominada Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba. Leer más en: http://web.archive.org/web/20091015112507/http://www.granma.cubaweb.cu/2...
[6] Revista Kauzar. 1. Año XIII - N º 44,45 - 2006. Islámica. KA U Z A R. EDITORIAL. “Carta de un sabio musulmán a Fidel Castro”.
[7] Ídem.
Article_image
Article_rate
Average: 5 (1 vote)