La Escuela Yafarita tomó su nombre del sexto Imam, Yafar As- Sadiq, hijo de Muhammad Al-Baqir, nieto éste de Al-Husein (con ellos la Paz) y bisnieto del Profeta Muhammad, con él Bendición y Paz. La Escuela tomó dicho nombre debido a que fue el Imam Yafar quien la difundió, y no porque él fuera su creador. El Imam (P), sobresalió sobre los hombres de su época, así como sus ancestros, los descendientes de Ali y Fátima, por su sabiduría y espíritu extraordinario, de lo cual quedaron muchos testimonios recogidos de diversas fuentes, no sólo de sus discípulos y seguidores.
El Islam ve al individuo en toda su dimensión, lo cual significa que considera primero su relación con Allah y luego su relación con las criaturas de Allah. Lo importante para el individuo en su relación con Allah es que alcanza la salvación, o en otras palabras, que sigue la guía de Allah, la cual se basa en la Misericordia y se orienta hacia lo mejor de los intereses humanos. En resumen, el Islam le quita valor a la perspectiva individual, dado que los seres humanos por sí mismos y mientras viven no pueden ver nada aparte de sus propios intereses inmediatos. Pero esta desvalorización del individualismo no es una devaluación del individuo, sino que, por el contrario, le da la máxima importancia, dado que apunta a su felicidad en el otro mundo.
En contraste a las oscilaciones y las crisis que acontecieron en la filosofía occidental (sobre todo en el tema de la epistemología que todavía después de veinticinco siglos de vida no ha llegado a una firme situación, sino que se puede decir que sus bases son aún más frágiles), la filosofía islámica siempre ha disfrutado de una posición fuerte y estable, ya que nunca ha sufrido sacudidas ni crisis en los terrenos del pensamiento.
"¡Oh Señor! Si nos permites alcanzar la victoria sobre nuestros enemigos, entonces, mantennos apartados de la vanidad y el falso orgullo y mantennos firmes en el recto camino de Tu Religión. Y si, ¡Oh Señor!, les das victoria sobre nosotros, concédenos el honor del martirio” Imam Ali
La oscuridad de la noche ya había abarcado los horizontes e imperaba por doquier indicando el momento en que la naturaleza y los seres vivos se retiran a descansar; renovando sus fuerzas para seguir el ciclo incesante de la vida a la mañana siguiente. El Profeta (B.P.) no esta exento de esta ley natural y quiso irse a dormir esa noche luego de sus oraciones. De pronto llegó a sus oídos una voz conocida, la voz de Gabriel (P.), el ángel de la Revelación, fiel transmisor del Mensaje divino. Le dijo: “Esta noche realizarás un viaje extraordinario y soy el encargado de acompañarte. Recorrerás los cielos en una montura extraordinaria llamada Buraq.”
El bloqueo económico impuesto por los quraishitas quedó sin efecto gracias a la iniciativa de algunas personas de buenos sentimientos. Luego de tres años de exilio y tristeza en su propia tierra, el Profeta (B. P.) y sus seguidores salieron de la quebrada y se dirigieron a sus hogares. Ya eran libres de comprar y vender; poco a poco se recuperaban cuando súbitamente debieron enfrentarse a un hecho muy amargo.
Esta sura, es en realidad la sura de la santificación del alma y de la purificación de lo falso. Ya al comenzar, Dios jura por once elementos importantes de la creación y por su propia e inmaculada Esencia, a fin de confirmar que el triunfo y el éxito dependen de la santificación del alma. Y podríamos afirmar que se han compilado en ella, la mayoría de los juramentos del sagrado Corán.Este texto es una interpretación de esta hermosa sura coránica con mucho empleo de la etimología árabe, referencias a hadices y a la historia del Islam. 
""Este articulo tiene notable actualidad a pesar que fue escrito antes de la caída del bloque de países socialistas encabezados por la URSS"" En este conflictivo mundo de grupos dominantes ubicados en dos campos separados, el capitalista y el socialista, en el que ambas partes están armadas hasta los dientes con bombas atómicas y misiles balísticos, el hombre de hoy día está en apuros, gimiendo bajo el gran peso del materialismo y el ateísmo.
Cuando el hombre procura resolver los asuntos fundamentales que concier­nen a la cosmovisión y conocer las bases de la verdadera religión, se encuentra, al inicio de su búsqueda, con esta pregunta: ¿Qué método o vía elegir para resolver estos asuntos?, y: ¿Cómo obtener los conocimientos fundamentales de un modo concreto, sin error? Es decir: ¿Cuáles son los diferentes métodos de conocimiento y cuál de ellos elegir?El análisis técnico y detallado de estos asuntos corresponde a la rama de la filosofía que estudia el conocimiento y que se denomina epistemología. Esta ciencia estudia los diversos tipos de conocimiento humano y su valor.El estudio de estos temas nos apartaría de nuestro objetivo en este libro, por eso mencionaremos aquí sólo algunas cuestiones necesarias y remitirnos, para una mayor profundización de estos asuntos a otras obras.
El Corán es el milagro eterno del Profeta Muhammad (PB). Es un libro que ilumina todas las cosas. Aunque se compone de palabras y frases sencillas, se expresa en una elevada forma literaria, transmitiendo ideas que trascienden mucho más allá de la comprensión de un ser humano común. Percibir su esencia y extraer sus leyes correctamente, es muy difícil. Por lo tanto, a pesar del hecho que el Corán es “claro”, entender correctamente y practicar conforme a él, demanda un gran esfuerzo.

Pagination