Fátima az-Zahra (P) era diferente a todas las mujeres en sus cualidades y nobles características, siendo que alcanzó el más alto rango en virtudes y perfección. Ella era un ejemplo de las virtudes morales y mentales de su padre. Ella se parecía a él, en su profunda fe en Dios el Todopoderoso, en el ascetismo y el abandono de los placeres mundanos. Aquí hablaremos de algunas de las características de Fátima:Fátima (P) era infalible, y esto es un hecho indiscutible. Dios la había purificado de todo pecado y todo defecto, y la dotó con todas las virtudes que la hicieron un ejemplo para todas las mujeres del universo. Fue un ejemplo ideal en la fe, adoración, castidad, pureza, caridad y bondad hacia los pobres y menos privilegiados.
Antes del Islam, Jadiya era la princesa de la Meca. Cuando el sol del Islam vislumbró en el horizonte, Dios estaba complacido en convertirla en la princesa del Islam. Dios también estaba complacido de hacerla la dama de los creyentes. Como él lo dice en su libro: El Profeta posee mayores derechos sobre los creyentes que ellos mismos y sus esposas son como sus madres. (Corán 33:6)
Uno de los temas centrales dentro de la filosofía y la mística islámica es la relacionada con el Hombre Perfecto ,muy tratado por filósofos y místicos de la talla de Ibn Arabi , Mulla Sadra y Allahma  Tabatabai .El siguiente artículo es un extracto del fabuloso libro de filósofo Mutahari donde se expone las diferentes escuelas de pensamiento de occidente y oriente que abordan el tema del Hombre Perfecto .
Como señalamos en las páginas anteriores, la vida marital debería empezar con la buena fe y debería seguir felizmente bajo el manto del amor, la tolerancia y el auto sacrificio. Pero prácticamente hablan­do, no en todos los casos el contrato matrimonial y la relación conyu­gal continúa su existencia hasta el fin de las vidas. En ciertos casos se vuelve imposible para las dos partes vivir juntas en paz y armonía por distintas razones, como ser la emergencia de diferencias profundas no advertidas y cosas por el estilo.
Cuando observamos la creación de Dios, nos confrontamos a nosotros mismos con la vasta e inmensa energía cuyos límites no imaginamos. Una mirada a la creación y a los millones de secretos que emanan de la naturaleza, así como a lo más recóndito del ser humano que provee una indicación clara de la escala del gran poder de quien los creó, su rico y complejo orden no admite tener otra explicación.
Normalmente la vida social se origina a partir de un conjunto de vínculos naturales o adquiridos que reúnen a un número de individuos y les vuelve una comunidad coherente. Esta comunidad coherente es llamada sociedad.Hay muchos tipos de sociedad y desde distintos ángulos se la pue­de dividir en distintas clases.Algunas de esas clases son limitadas, pequeñas, como la familia y otras son grandes y vastas, como la tribu, el clan, la comunidad, la nación, etc.
No cabe duda que la lucha por Palestina, continúa siendo la causa central del Eje de la Resistencia en el mundo; pues la liberación de Palestina es la cuestión central en toda la región y la solidaridad con el pueblo palestino es un deber moral, humanitario y legal ante el ocupante israelí.
El vocablo “Yin” (Genio) significa un tipo de creación de Dios que está oculta a nuestros sentidos. El Sagrado Corán corroboró la existencia de tales seres y al respecto nos explica ciertos tópicos: 1) Estos seres fueron creados antes que los seres humanos. 2) Estas criaturas fueron creadas del fuego, así como los seres humanos fueron creados a partir del polvo, y a este respecto expresa: “Antes de él habíamos creado al Genio, de fuego purísimo”. (Sura Al-Hiyr 15, 27).
La pregunta que surge es si acaso en el Islam el hombre tiene derecho a golpear a la mujer y, si es así, ¿en qué casos? y ¿cuáles son sus límites y formas? Esta cuestión es una de las ramificaciones del tema del nushûdh dentro de la jurisprudencia islámica.En la terminología islámica, el término “nushûdh” se utiliza en dos casos:1) En casos que la mujer desobedezca al hombre en lo que es su deber.2) En caso que el hombre sea negligente en cuanto a su deber o que demuestre indiferencia o dureza en cuanto al acatar el derecho de la mujer...
Por el derecho que le otorga Su Señorío, ha dado Dios un camino al ser humano, que le sirve para organizar su vida y obtener felicidad, y alcanzar el nivel de la plenitud y perfección, guiando al ser humano a Él, por medio de Sus profetas. A todo esto lo ha llamado Islam. «Ciertamente, la religión ante Dios es el Islam» (3:19)

Pagination