Los enemigos externos e internos de un tiempo a esta parte se han dado a la tarea de atacar a los iraníes, cuando paradójicamente quedan en silencio cuando Arabia Saudita ejecuta a musulmanes shiitas por emitir opiniones en contra la monarquía Al Saúd.
La Sunnah del Profeta (BP) es la segunda fuente después del Libro de Dios, de entre las fuentes de jurisprudencia en las que se basan los musulmanes para deducir las normas, leyes y valores islámicos y tiene la responsabilidad de explicar, aclarar, comentar (Tafsir) el Libro de Allah y especificar sus contenidos ideológicos, legislativos y educacionales. El texto coránico contiene una magnífica y eterna riqueza ideológica y legislativa y es precisamente la Sunnah la que ha asumido la responsabilidad de explicarla y evidenciarla. Está más allá de la capacidad del intelecto el entender y descubrir del Libro de Allah lo que puede llegar a decir la Sunnah profética.
Para combatir efectivamente la envidia, la persona envidiosa de­bería hacer esfuerzos positivos por lograr algunos éxitos y obtener alguna distinción. Naturalmente, un hombre ocupado en sí mismo tiene poco tiempo para envidiar a otros. En la mayoría de los casos gradualmente su tolerancia y extroversión son revividas y salen de su caparazón. Empieza a tener a los demás en cuenta, y siente que está relacionado estrechamente con otros seres humanos. Su sentido de compasión y amor al género humano vuelve a despertarse. No sola­mente no le aflige la prosperidad de los demás sino que incluso se en­cuentra dispuesto a sacrificarse por otros.Hemos visto que la envidia es una enfermedad espiritual y un sig­no de mezquindad. Causa desasosiego interior al envidioso y perturba la paz de otros. Es un flagelo que debe ser erradicado.
Desde el punto de vista del Islam, aquellos que no han escuchado el verdadero mensaje del Islam, no son culpables con respecto esto y alcanzarán la salvación conforme a si fueron consecuentes con su propia religión. Esta religión debe estar fundamentada en la Fitrah (La naturaleza primigenia del ser humano) y de esta forma todos los seguidores de cada religión, deben abstenerse de mentir, robar, irrespetar a los padres, asesinar, cometer crímenes en contra de la humanidad. Este artículo da continuidad a las magistrales respuestas y comentarios del sabio Ayatolá Mahdi Hadavi Tehrani sobre temas puntuales de doctrina islámica.
EL hombre del Islam es constructivo. Se forma él mismo y estruc­tura su desarrollo. Su éxito en este desarrollo depende del éxito en su autorrealización y viceversa. En otras palabras, su éxito en el mejoramiento del medio ambiente de su vida prepara el camino para su propio perfeccionamiento.En vista de esta firme relación recíproca entre el ser humano y el medio ambiente en que vive el hombre debe prestar la mayor aten­ción al perfeccionamiento general de sí mismo en un amplio espectro y en correspondencia con la perspectiva musulmana esencial del mundo y de la criatura humana.A este respecto, posee extensas enseñanzas que se refieren a todos los aspectos de la vida humana y cubren todas las necesidades humanas, ya sean materiales o espirituales, individuales o sociales, culturales o económicas, etc. La suma total de estas enseñanzas constituyen el pro­grama de educación islámica. Incluye importantes disposiciones res­pecto a la limpieza, una nutrición adecuada, la higiene, la salud física y mental, etc.
La totalidad de los musulmanes cree en la Justicia de Dios, Glorificado Sea, y la Justicia forma parte de los Atributos de perfección. La base de esta creencia estriba en que el Corán niega para Dios cualquier forma de opresión y se refiere a Él como “Establecedor de la equidad”. Es así que dice: «Ciertamente que Dios no oprime ni en la medida de un átomo». También dice: «Ciertamente que Dios no oprime a la gente en absoluto». Asimismo dice: «Dios, los ángeles y los dotados de sabiduría testimonian que no hay divinidad más que Él, y que es Establecedor de la equidad».Además de las aleyas mencionadas, el intelecto dictamina claramente la Justicia Divina, puesto que la Justicia es un Atributo de perfección, y la opresión es un atributo que implica defecto. El intelecto juzga que Dios reúne la totalidad de los Atributos de perfección, y que está exento de cualquier falta o defecto tanto en lo que hace a Su esencia como a Sus actos.
El peligro, acecha constantemente al ser humano a través de los susurros diabólicos y continuamente, los satanases de entre los genios y los hombres, procuran acaparar y adueñarse de su corazón y su alma. Cuanto más se supere el hombre, en el campo de la ciencia y cuanto más eleve su posición social, será más fuertemente desviado del sendero de la verdad, dado el incremento de las tentaciones. El desvío de los sabios, es el más peligroso de los desvíos, porque de ese modo, se logra descarriar a una sociedad íntegra.
La propagación de la industria del papel, particularmente, fue uno de los mayores medios de circulación del conocimiento y la ciencia. Aún no acababa el primer siglo de la hégira lunar (principios del siglo VII de la era cristiana) cuando los musulmanes llevaron la industria de papel desde Transoxiana hacia el interior de los países árabes. En el segundo siglo de la hégira, Bagdad tenía una fábrica de papel, así como en Egipto.Este artículo da continuidad al explendido texto sobre los aportes científicos, culturales y sociales del Islam en occidente y oriente.
El tema que intento manifestar y exponer en este artículo es el significado que es antiético para el liberalismo sexual e inmoderado el cual es llamado, por el Corán, “tabarruy” (mostrar los encantos).En otras palabras, buscamos una respuesta a esta pregunta: ¿Puede la feminidad y la masculinidad -de la mujer y del hombre-, respectivamente, ser exhibida en la escena de la sociedad? o ¿esta cualidad está confinada dentro del reino de la familia, y la mujer y el hombre deben aparecer en la arena de la sociedad y actuar como dos seres humanos?El Profesor Mutahari dice:“De hecho con respecto a cubrirse y de acuerdo al término ?iy?b utilizado recientemente, no se pretende hablar acerca de si es bueno para la mujer aparecer cubierta o sin velo ante la sociedad. La esencia es: ¿Puede el gusto de la mujer y del hombre, que busca satisfacción a través del matrimonio, estar libre de responsabilidad? ¿El hombre tiene derecho a disfrutar, tanto como pueda, con cualquier mujer cometiendo o sin cometer fornicación? Por lo tanto, el punto clave del asunto es si se limita, a la esfera familiar y los cónyuges legales, todo el éxito o si se establece el éxito como libre para extenderlo al medio ambiente de la sociedad.”
El estudio de las religiones de forma comparada ,hoy convertido en una disciplina llamada Ciencias de las Religiones y parte de curriculum de varias Universidades prestigiosas del mundo, permite poseer una valoración global y a la vez profunda del fenómeno religioso en el hombre .El presente artículo del eminente filósofo iraní Husein Nasr analiza esta ciencia desde el enfoque islámico ,  recurriendo a valoraciones interesantes sobre esta disciplina científica tan actual que discute temas vitales como la búsqueda de una ética mundial ( ideal del teólogo Hans Kung ) o una relación búsqueda del  ecumenismo global.

Pagination